Conéctate a nuestras redes

Comentarios

Nosotros

Publicado

en

Jordan Peele pasó de ser un comediante de sketchs a uno de los directores contemporáneos más importantes aparentemente de un día para otro. Lo que causó con “Get Out” (2017) fue un hito como pocos hemos visto y muchos soñarían con replicar: una película alabada por la crítica, los premios y audiencia, con contenido social que refleja el zeitgeist, innovando en la mezcla de géneros –el terror clásico con la ironía de la comedia– y que además logra la función más básica que uno esperaría de ella: entretener. Era un precedente difícil de seguir y, por suerte, el director no se demoró en traernos su siguiente película (entre medio produciendo una de las mejores del año pasado, “BlacKKKlansman”):  aunque la promesa con la que llegaba “Nosotros” no era menor, se puede afirmar, sin miedo a los spoilers y con felicidad cinéfila, que superó su oferta anterior.

Esta vez la historia se centra en los Wilson, una familia encabezada por la madre, Adelaide (Lupita Nyong’o), con su esposo y dos hijos. Ella, cuando niña, se perdió en una feria en la playa, llegando a una oscura casa de los espejos donde por primera vez se encontró con quien parecía ser su doble. El trauma que le genera este encuentro jamás es olvidado, y regresa a ella cuando en la actualidad la familia se va de vacaciones a la playa y una noche son visitados por réplicas exactas de ellos mismos, una familia de doppelgangers que buscan hacerles daño.

“Nosotros” toma fórmulas conocidas y las expande; ocupa el clásico tópico del terror de invasión del hogar, pero no se queda sólo ahí. Se vale de la noche como elemento para generar suspenso, pero tampoco se conforma sólo con eso. Se centra en la familia protagónica, pero también amplía la mirada a otros (Elisabeth Moss y Tim Heidecker casi se roban la película como un matrimonio superficial y disfuncional). Un ejemplo de no conformarse con lo establecido, preguntarse qué pasaría si se da un paso más allá, y luego darlo.

Peele, en esta instancia, nos presenta algo que todo director y guionista de terror debiese tener en cuenta: que el género está compuesto de tantos clichés que, si se quiere innovar, hay que subvertirlos. Hay que apropiarse de ellos y ampliarlos. La escala en “Nosotros” es mucho mayor. Mayor que en “Get Out” y mayor que en cualquier película reciente del género, y ese es el principal valor de esta producción, que la imaginación de Jordan Peele se liberó y se expandió, pero que además maneja el oficio lo suficientemente bien como para que lo creado esté en función de una historia coherente, emotiva y que nunca olvida su principal función de asustar e incomodar. Es una experiencia para retorcerse en el asiento, para mirar entre los dedos y sufrir en anticipación de lo que pueda ocurrir a los personajes, antes que todo.

Esta vez no hay comentarios sobre raza –o al menos no tan subrayados como en la película anterior–, y quizás la película es más significativa por lo mismo. El establecer una familia afroamericana como protagonistas y ver la clásica imagen de la chica asustada luchando por su vida (esta vez con piel negra) hace más por la representación y pareciera más revolucionario por el simple hecho de que no hay hincapié puesto en el tema. También da pasos hacia delante en temas de género, ya que, a pesar de un montaje que le da espacio a la trama de cada personaje, la protagonista indiscutible es Adelaide, y su esposo entiende que ella es la más capacitada para guiarlos en esta aventura y poder sobrevivir.

Siguiendo las inevitables comparaciones con “Get Out”, “Nosotros” no pareciese interesarse por transmitir algún mensaje social particular. Se pueden desprender de ella varias acepciones sobre cómo se trata a los “otros” por más parecidos a nosotros que sean. Pero esto es género puro y duro, un concepto de ciencia ficción llevado al límite y programado para asustar, con buenas actuaciones de todos los involucrados, quienes no tenían un trabajo menor: los actores interpretan a sus personajes y a sus dobles, y no sólo diferencian ambas creaciones totalmente, sino que crean en los villanos unas criaturas horripilantes y deshumanizadas, con voces únicas y lenguajes corporales propios.

“Nosotros” puede sonar a estilo más que a contenido, pero está lejos de ser vacía. Y cuando el estilo es el de un director poniéndose una meta tan ambiciosa y llevando a cabo una locura creativa como esta, da gusto verlo intentándolo. Que Jordan Peele siga haciendo películas tan regularmente, pues sólo con dos entradas en su filmografía ya se aseguró su estatus como una de las voces más originales a tener en cuenta. Es un agrado que películas buenas no sólo se estrenen en temporada de premios, y también el poder afirmar recién en marzo que aquí llegó una que de seguro quedará dentro de las mejores películas del año.


Título Original: Us

Director: Jordan Peele

Duración: 116 minutos

Año: 2019

Reparto: Lupita Nyong’o, Elisabeth Moss, Winston Duke, Tim Heidecker, Yahya Abdul-Mateen II, Anna Diop


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Dolor y Gloria

Publicado

en

Dolor y Gloria

Algunos autores lo hacen al principio, no pudiendo escapar de sus propias influencias; otros deciden hacerlo hacia el ocaso de una carrera marcada por logros que no supusieron este nivel de exposición personal. Son creaciones como “8 ½” de Fellini o “Stardust Memories” de Woody Allen donde el autor se refleja sin tapujos en su obra, haciendo explícita su biografía y poniendo como tela de conflicto sus propias inseguridades y ruminaciones. En “Dolor y Gloria” Pedro Almodóvar nos muestra pasajes que, por ser personales, nos afectan más de lo que deberían. El niño que pasa del pueblo rural a la escuela de curas, la madre que le pide no ser retratada, pero a quien homenajea de todas maneras, y un protagonista, de pelo canoso y parado, que se planta temeroso ante su carrera de cineasta.

Aquí Antonio Banderas es Salvador Mallo, un hipocondríaco y enfermo director de cine, que afirma en reiteradas ocasiones que su vida no tiene sentido si no está rodando, pero que se demuestra reticente a volver a escribir o filmar alguna película. Está en un momento de parálisis creativa, una abundancia de tiempo libre que sólo lo lleva a enfermarse más, deprimirse y entregarse a los vicios.

Retraído, esta estasis se rompe por una serie de coincidencias que, más que fortuitas, son señaladas por el guion como tales, de esas que podrían ocurrir en la vida: el reencuentro con un amor no superado, una pintura significativa que reaparece desde su infancia, un actor problemático con el que peleó hace años. Salvador se plantea frente a las circunstancias que remecen su bloqueo con la calma de alguien que no espera mucho más de la vida, mientras internamente se empiezan a mover los engranajes que lo podrían impulsar de vuelta a la acción.

Es Almodóvar haciendo las paces con la vida, cerrando ciclos, admitiendo errores, saldando deudas. Deambulante, la película no siempre anuncia hacia dónde va, o incluso se podría decir que ese destino no está tan claro o prefijado. Son, en muchos sentidos, pasajes de la vida. Escenas sorprendentemente cortas, cómicas o dramáticas; momentos o frases que sentimos que el autor anotó en su celular o una servilleta cuando ocurrieron en la vida real, de escasa relevancia dramática a primera vista, pero que van armando un efecto acumulativo mayor al que tendría la más prístina y compleja de las tramas.

Almodóvar es un maestro guionista, y en varias de sus películas anteriores es el plot, los giros narrativos y las sorpresas lo que exige la atención del espectador. Ese nivel de dominio parece haberle enseñado al director que lo contrario puede ser igualmente efectivo, y aquí se plantea algo similar a lo insinuado en “Los Abrazos Rotos” (2009), también la historia de un cineasta, valiéndose más de una atmósfera melancólica que de impresionantes giros dramáticos.

Es una suerte de síntesis del trabajo de Almodóvar en una trama muy poco almodovaresca, un experimento –o auto ficción, como lo llamaría él– que huele un poco a despedida y nos deja con la duda de hacia dónde irá después. Si bien, no es su obra más conmovedora o dramática, “Dolor y Gloria” se trata –como ha anunciado la crítica y él no se ha molestado en desmentir– del trabajo más personal de uno de los directores más influyentes de la historia, y esa es razón suficiente para inmiscuirse en el mundo que decidió compartir con nosotros.


Título Original: Dolor y Gloria

Director: Pedro Almodóvar

Duración: 113 minutos

Año: 2019

Reparto: Antonio Banderas, Asier Etxeandia, Penélope Cruz, Leonardo Sbaraglia,Julieta Serrano, Nora Navas, Asier Flores, César Vicente, Raúl Arévalo, Neus Alborch, Cecilia Roth, Pedro Casablanc


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 año

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas