Conéctate a nuestras redes
Ni En Tus Sueños Ni En Tus Sueños

Comentarios

Ni En Tus Sueños

Publicado

en

Las comedias románticas como género han tenido un espacio visible en la cartelera, gracias a la liviandad con la que trabajan ciertas temáticas y la representación del amor en pantalla. Sin embargo, la tradicional estructura de chico conoce a chica ya no es suficiente para sostener historias que parecían ser universales, por lo que han tenido que modificar sus propuestas con el fin de mantenerse vigentes frente a una industria que responde al comportamiento del público. Lo cierto es que la mezcla de romance y humor debe prevalecer como hilo conductor de historias que no pretenden más que retratar el amor en la vida contemporánea.

Dirigida por Jonathan Levine, “Ni En Tus sueños” se centra en Fred Flarsky (Seth Rogen), un periodista desempleado, pero esta misma situación lo lleva a encontrarse con Charlotte Field (Charlize Theron), quien fue su ex-niñera y ahora Secretaria de Estado. En este reencuentro, Fred se une al comité de Charlotte, situación que los tendrá viajando por el mundo, pero al mismo tiempo los acercará de una forma que no esperaban.

“Ni En Tus sueños” se presenta en una primera instancia como una comedia con tintes de sátira política al poner a su protagonista, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, en medio de una campaña para poder lanzar su próxima candidatura presidencial. Y pese a lo bien que funciona este escenario entre medio de las interacciones que ella tiene con el presidente Chambers (Bob Odenkirk) o las estrategias comunicacionales a las que se enfrenta para ganar la confianza de los votantes, el relato tiende sólo a dar una pincelada a este comentario político y se enfoca principalmente en la relación de Charlotte y el nuevo integrante de su comité. Dos fuerzas opuestas que logran conectar rápidamente, por lo que la narración se enfoca en retratar la relación que existe entre ellos y las graciosas situaciones que esta dinámica provoca.

El giro que da la cinta hacia una comedia en un tono más romántico se apoya en la dinámica que se establece entre los personajes de Rogen y Theron. En ese sentido, la cinta es consciente de lo imprescindible que la pareja protagonista muestre evidencia de la química entre ambos, por lo tanto, este esencial elemento queda constatado desde la primera escena en que ambos interactúan. A pesar de que este fortuito primer encuentro está puesto en las manos de la coincidencia y podría parecer un poco forzado, desde ese momento la relación entre ambos avanza con una naturalidad, logrando convencer y conquistar al público.

Por un lado, el trabajo realizado por Charlize Theron exhibe el registro de la actriz, quien se mueve sin dificultad entre géneros y formas de desarrollar sus personajes, y no sorprende que se apropie de un personaje que vive en un alto grado de estrés y que, a partir de esa situación, se generen instancias donde la comedia pareciera ser la mejor opción para liberar la rigidez a la que se ve sometida. Por lo que es necesario que su contraparte otorgue esas oportunidades, siendo la interpretación de Seth Rogen –ya reconocido por su trabajo en el género– quien sirva como apoyo cuando la cinta quiere estabilizarse en instantes cómicos insertos en una narración ligera y fácil de llevar. Ambos logran que la química entre los personajes parezca real y espontánea, no existen momentos donde se dude del vínculo que han creado, ayudando a que el relato plantee objetivos claros y pueda llegar a ellos sin mayores obstáculos.

El tono y el ritmo que se establece desde un inicio, habla del compromiso que la cinta tiene con el género en el que se le puede clasificar y, siendo una comedia, los divertidos intercambios verbales entre los personajes fortalecen el relato, por lo que su asertivo e ingenioso sentido del humor ayuda a que no se tome tan en serio a sí misma. Tanto, que a veces se apoya de la comedia física para avanzar, pero esta nunca es el foco de su narración, sino que sus personajes y claramente la relación de sus protagonistas. Siendo una historia que podría caer en los clichés de las comedias románticas más tradicionales, sorprendentemente se desliga de aquello y trata de crear una forma particular de desarrollar el romance sin parecer repetitivo, y aun así aceptar que puede ser encasillada en un género en particular.

“Ni En Tus sueños” resulta ser una comedia liviana y sencilla, pero que logra ser lo suficientemente divertida para que el tipo de humor que utiliza funcione sin dificultad. Este objetivo se logra principalmente por la construcción de sus protagonistas, quienes se caracterizan por su naturalidad y sencillez. Sin pretender ser algo más de lo que se propone, utiliza todos los recursos que tiene disponible a su favor para entregar una experiencia divertida y fácil de digerir.


Título Original: Long Shot

Director: Jonathan Levine

Duración: 125 minutos

Año: 2019

Reparto: Seth Rogen, Charlize Theron, O’Shea Jackson Jr., Bob Odenkirk, Andy Serkis, June Diane Raphael, Alexander Skarsgård, Ravi Patel, Lisa Kudrow, Tristan D. Lalla, James Hicks, Randall Park


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Annabelle 3: Viene a Casa

Publicado

en

Annabelle 3

Un elemento importante en el cine de terror tradicional, teniendo como referentes películas como “Rosemary’s Baby” (1968), “The Exorcist” (1973) e incluso “The Conjuring” (2013), es que por lo general hay una historia de peso, personajes queribles con los que empatizar, o por lo menos un misterio que resolver al final. ¿Qué es lo que está afectando a esta familia? ¿Cuál es el motivo del espíritu que está acosando a esta niña? “Annabelle 3: Viene A Casa” no se molesta en plantear una pregunta, resolver un misterio, ni conocer a un grupo de personajes, sino más bien busca una excusa para generar situaciones de miedo y atmósferas surreales y opresivas, todas metas que cumple. El misterio aquí es si eso es suficiente para sostener una película, incluso cuando esta descansa en los hombros de una saga ya conocida para fans del género.

La trama comienza cuando Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga) dejan a su hija Judy (McKenna Grace) junto a Mary Ellen (Madison Iseman), su niñera, para pasar la noche fuera de casa. Los inocentes planes de las dos chicas se ven truncados por Daniela (Katie Sarife), amiga de Mary Ellen, que busca curiosear entre los artefactos embrujados que los Warren guardan en su casa. Accidentalmente deja salir a la muñeca demoníaca Annabelle de su caja protectora, lo que trae catastróficas consecuencias.

La de esta tercera parte es una trama sumamente básica, que sirve más que nada como excusa para poner a nuevos personajes a merced de la muñeca Annabelle, junto a un montón de otros artefactos y espíritus malévolos que atormentan a las chicas durante la noche. El problema es que la excusa que encuentran los realizadores es una situación tan acotada y la escala de la historia es tan pequeña, que cada escena de terror lleva a la siguiente sin un sentido de progresión y sin darnos tiempo para procesar lo que está ocurriendo.

Es casi como una colección de cortometrajes de terror que, si bien tienen un hilo conductor, perfectamente podrían ser igual de efectivos por separado. Este factor hace que la película se sienta menos épica y, por lo tanto, menos importante lo que pasa en ella. Esto se nota sobre todo en comparación con otras películas del mismo género, e incluso de la misma saga, en que lo que está en juego se siente mucho más grande sólo porque tuvimos más tiempo para conocer a los personajes involucrados.

A pesar de esto, los momentos de suspenso y terror en la película están bastante bien trabajados. Se nota la dedicación y experiencia de los realizadores en el género de terror. Gary Dauberman, siendo esta su opera prima, juega muy bien con los recursos audiovisuales para generar atmósferas tensas y surreales. Sin embargo, varias de las entidades y artefactos retratados se pueden sentir un poco fuera de lugar, cayendo a veces en lo ridículo, incluso en un universo tan variado como el de “The Conjuring”. Además, a medida que la trama avanza y se acerca al clímax, las situaciones se van volviendo cada vez más rebuscadas, llegando al peak del absurdo en una escena que involucra un exorcismo y una proyección de film de 8mm. Esto puede sacar a algunos espectadores de la suspensión de incredulidad, pero no es tan disruptivo como para arruinar la película completamente.

Las actuaciones por lo general funcionan, el terror que sienten las tres protagonistas resulta real y visceral. Lamentablemente, no hay muchos momentos entre medio del horror para dejarnos conocerlas más, pese a los intentos del director por construirles historias y motivaciones. Debido a esto terminan sintiéndose superficiales, funcionales y estereotípicas. Vera Farmiga y Patrick Wilson, por otra parte, de nuevo venden efectivamente a la adorable pareja Warren, a pesar de su poco tiempo en pantalla.

“Annabelle 3: Viene A Casa” es, como se mencionó anteriormente, una película de terror que no se preocupa por tener una historia compleja, ni tratar temas profundos, y ni siquiera por retratar a personajes de carne y hueso, con personalidad, sueños y temores. Es una película que se preocupa por una cosa y una cosa solamente: asustar. Y esto lo logra con bastante éxito, a pesar de a veces caer en lo ridículo y desinflarse al final, pecado en que caen muchas películas de este género.


Título Original: Annabelle Comes Home

Director: Gary Dauberman

Duración: 106 minutos

Año: 2019

Reparto: Mckenna Grace, Patrick Wilson, Vera Farmiga, Madison Iseman, Katie Sarife, Stephen Blackehart, Steve Coulter, Eddie J. Fernandez, Michael Cimino, Emily Brobst, Alison White, Paul Dean


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 21 horas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 2 días

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

Publicidad
Publicidad

Más vistas