Conéctate a nuestras redes
Ni En Tus Sueños Ni En Tus Sueños

Comentarios

Ni En Tus Sueños

Publicado

en

Las comedias románticas como género han tenido un espacio visible en la cartelera, gracias a la liviandad con la que trabajan ciertas temáticas y la representación del amor en pantalla. Sin embargo, la tradicional estructura de chico conoce a chica ya no es suficiente para sostener historias que parecían ser universales, por lo que han tenido que modificar sus propuestas con el fin de mantenerse vigentes frente a una industria que responde al comportamiento del público. Lo cierto es que la mezcla de romance y humor debe prevalecer como hilo conductor de historias que no pretenden más que retratar el amor en la vida contemporánea.

Dirigida por Jonathan Levine, “Ni En Tus sueños” se centra en Fred Flarsky (Seth Rogen), un periodista desempleado, pero esta misma situación lo lleva a encontrarse con Charlotte Field (Charlize Theron), quien fue su ex-niñera y ahora Secretaria de Estado. En este reencuentro, Fred se une al comité de Charlotte, situación que los tendrá viajando por el mundo, pero al mismo tiempo los acercará de una forma que no esperaban.

“Ni En Tus sueños” se presenta en una primera instancia como una comedia con tintes de sátira política al poner a su protagonista, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, en medio de una campaña para poder lanzar su próxima candidatura presidencial. Y pese a lo bien que funciona este escenario entre medio de las interacciones que ella tiene con el presidente Chambers (Bob Odenkirk) o las estrategias comunicacionales a las que se enfrenta para ganar la confianza de los votantes, el relato tiende sólo a dar una pincelada a este comentario político y se enfoca principalmente en la relación de Charlotte y el nuevo integrante de su comité. Dos fuerzas opuestas que logran conectar rápidamente, por lo que la narración se enfoca en retratar la relación que existe entre ellos y las graciosas situaciones que esta dinámica provoca.

El giro que da la cinta hacia una comedia en un tono más romántico se apoya en la dinámica que se establece entre los personajes de Rogen y Theron. En ese sentido, la cinta es consciente de lo imprescindible que la pareja protagonista muestre evidencia de la química entre ambos, por lo tanto, este esencial elemento queda constatado desde la primera escena en que ambos interactúan. A pesar de que este fortuito primer encuentro está puesto en las manos de la coincidencia y podría parecer un poco forzado, desde ese momento la relación entre ambos avanza con una naturalidad, logrando convencer y conquistar al público.

Por un lado, el trabajo realizado por Charlize Theron exhibe el registro de la actriz, quien se mueve sin dificultad entre géneros y formas de desarrollar sus personajes, y no sorprende que se apropie de un personaje que vive en un alto grado de estrés y que, a partir de esa situación, se generen instancias donde la comedia pareciera ser la mejor opción para liberar la rigidez a la que se ve sometida. Por lo que es necesario que su contraparte otorgue esas oportunidades, siendo la interpretación de Seth Rogen –ya reconocido por su trabajo en el género– quien sirva como apoyo cuando la cinta quiere estabilizarse en instantes cómicos insertos en una narración ligera y fácil de llevar. Ambos logran que la química entre los personajes parezca real y espontánea, no existen momentos donde se dude del vínculo que han creado, ayudando a que el relato plantee objetivos claros y pueda llegar a ellos sin mayores obstáculos.

El tono y el ritmo que se establece desde un inicio, habla del compromiso que la cinta tiene con el género en el que se le puede clasificar y, siendo una comedia, los divertidos intercambios verbales entre los personajes fortalecen el relato, por lo que su asertivo e ingenioso sentido del humor ayuda a que no se tome tan en serio a sí misma. Tanto, que a veces se apoya de la comedia física para avanzar, pero esta nunca es el foco de su narración, sino que sus personajes y claramente la relación de sus protagonistas. Siendo una historia que podría caer en los clichés de las comedias románticas más tradicionales, sorprendentemente se desliga de aquello y trata de crear una forma particular de desarrollar el romance sin parecer repetitivo, y aun así aceptar que puede ser encasillada en un género en particular.

“Ni En Tus sueños” resulta ser una comedia liviana y sencilla, pero que logra ser lo suficientemente divertida para que el tipo de humor que utiliza funcione sin dificultad. Este objetivo se logra principalmente por la construcción de sus protagonistas, quienes se caracterizan por su naturalidad y sencillez. Sin pretender ser algo más de lo que se propone, utiliza todos los recursos que tiene disponible a su favor para entregar una experiencia divertida y fácil de digerir.


Título Original: Long Shot

Director: Jonathan Levine

Duración: 125 minutos

Año: 2019

Reparto: Seth Rogen, Charlize Theron, O’Shea Jackson Jr., Bob Odenkirk, Andy Serkis, June Diane Raphael, Alexander Skarsgård, Ravi Patel, Lisa Kudrow, Tristan D. Lalla, James Hicks, Randall Park


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 6 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 7 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas