Conéctate a nuestras redes
Monsters University Monsters University

Comentarios

Monsters University

Publicado

en

2001 fue vital para el cine de animación en Hollywood. Además de que debutó un hito como “Shrek”, se estrenó “Monsters, Inc.”, cuarta película de Pixar, estudio que alcanzaba su consolidación tanto a nivel narrativo como en técnica visual. De ahí en más vinieron años gloriosos para la compañía, que con sus entrañables historias e impresionante desarrollo de la animación, no se detuvo en su afán por conquistar el mundo. “Toy Story 3”, su más notable obra maestra para un redactor, puso la guinda de MONSTERS UNIVERSITY 01la torta a este esplendoroso período. Tras eso, vino un trabajo mediocre como “Cars 2” (2011) y una cinta que se desviaba del camino trazado anteriormente, “Brave” (2012). No han faltado quienes han dicho que se agotó la imaginación y fuerza de la factoría, pero tranquilos, los chicos de Pixar regresan en un gran nivel. A 12 años del estreno del filme original, llega “Monsters University”, precuela que arranca cuando los personajes que ya conocemos comienzan su etapa de estudios superiores.

Mike Wazowski (voz de Billy Crystal) cumple su sueño de ingresar a la prestigiosa Monsters University, pues desea convertirse en un gran asustador y así poder llegar a trabajar en Monsters Incorporated. En el lugar conoce a James P. Sullivan (voz de John Goodman), un presumido monstruo que rápidamente destaca y con quien empieza a desarrollar una curiosa rivalidad. La competencia entre ellos terminará con ambos siendo expulsados del Programa de Sustos de la Universidad y participando en una competencia que los obligará a trabajar con un grupo de inadaptados compañeros.

MONSTERS UNIVERSITY 02Mientras en la primera entrega el protagonismo se lo llevaba ligeramente Sullivan, en esta quien sin dudas tiene la mayor figuración es Wazowksi. Y si la primera era una película sobre la protección de la inocencia ante la ambición de poder, esta es acerca del difícil origen de una amistad y el hallar el camino en la vida. El filme marca diferencias con respecto a su predecesor y eso se agradece. La trama de esta nueva entrega tiene consecuencias de menor escala y no posee el impacto clásico de Pixar, pero la historia va acumulando giros y sorpresas, además de contar con una galería de secundarios notables y conseguir darle una vuelta de tuerca a las relaciones establecidas con anterioridad. Es cierto: esta es una historia menor con respecto a otras del estudio, e incluso que a la de la cinta original, pero la ejecución es brillante. Así, retoma el camino de la mejor etapa de la factoría, extraviado en los últimos años: una narración sólida, un humor que cruza el relato, un componente emotivo infaltable y una galería de atractivos personajes.

Sus méritos no se agotan ahí, pues demuestra reírse con desparpajo de la cultura universitaria y no están ausentes del guión los guiños de rigor, todos muy sutiles y divertidos; está narrada con los bríos y la chispa que sólo Pixar sabe inyectarle a sus relatos. De hecho, hay secuencias de acción construidas tan armoniosamente que deberían servir de aprendizaje para los realizadores de los blockbusters mastodónticos de hoy. Su gran nivel se extiende a la calidad de la animación, ya que posee una pulcritud visual que aplasta todo intento de la competencia por acercarse y que nos recuerda quienes son los reyes de reyes en este apartado. Para coronar el conjunto, está la mágica banda sonora de Randy Newman que acompaña los vaivenes de esta aventura.

MONSTERS UNIVERSITY 03Pixar ha entendido el cine de animación como una forma de entretener a toda la familia, no sólo a los más pequeños. Sus películas transportan a la infancia y son viajes llenos de corazón. Algunas son más contundentes que otras, pero en general poseen un nivel superior cada vez más inusual en el cine de hoy. Por supuesto, hacer cine de consumo familiar tiene sus trabas, pero estas verdaderas mentes creativas han sabido expandir esos límites. Lo que no deja de ser llamativo es que tres de las últimas cuatro cintas salidas de la factoría sean continuaciones de éxitos anteriores. Luego de muchos años en que deslumbraron con sus historias originales, han optado por la vía más sencilla: darle cuerda a productos probados. ¿Qué tanto ha influido en esto que desde 2006 el estudio sea propiedad de Disney? Vaya a saber uno. Lo concreto es que en este caso puntual la fórmula resulta espléndida.

Si bien “Monsters University” no alcanza las cotas de genialidad de “Toy Story 3” o “Up”, significa una mejora ostensible con respecto a sus dos últimos trabajos. Tremendamente entretenida, genuinamente emocionante, una pieza mediana dentro del universo Pixar, pero sabemos que eso es excelencia dentro del cine norteamericano de hoy. No hay dudas de que estamos ante uno de las grandes piezas de entretenimiento del año, uno muy elegante, divertido y apasionante. Pixar lo ha vuelto a hacer.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Omens Omens
DiscosHace 1 día

Elder – “Omens”

Etimológicamente hablando, el concepto omen se asocia a la idea de presagio o visión. Es en torno a ese constructo...

Afterburner Afterburner
DiscosHace 2 días

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 3 días

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 1 semana

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 1 semana

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 1 semana

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 3 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas