Conéctate a nuestras redes

Publicado

en

El relato de un niño tímido que comienza a salir de su burbuja de la mano de su atrevido mejor amigo es bien conocido por todos, es la clásica formula del coming-of-age que hemos visto plasmada en cientos de obras de cine, literatura y música. En esta ocasión, viene a aterrizar a las soleadas costas de la Riviera italiana en la última entrega de Pixar, “Luca”, el primer largometraje de su director Enrico Casarosa. Luego de los primeros minutos de visionado comenzamos a vislumbrar las posibles direcciones que tomará este film y salta una duda cargada de nerviosismo: ¿Será “Luca” una película cliché?

Inspirada en los veranos de infancia de su director, y siguiendo con el interés por espacios marítimos que ya podíamos intuir en su cortometraje debut “La Luna” (2011), la película se ambienta en el pueblo costero ficticio de Portorosso y nos relata el viaje de Luca, una temerosa criatura marina que descubre, gracias a su temerario amigo Alberto, la posibilidad de transformarse en humano al salir a la superficie. Tras esto, los niños emprenden una aventura para saciar su sed de recorrer el mundo, conociendo a Giulia, una veraneante de Portorosso que se define a sí misma como una “relegada” y que actuará como su aliada para enfrentarse al cómico villano Ercole. Los chicos deberán ser cautelosos, pues este pueblo ve a las criaturas marinas como enemigas y pueden poner sus vidas en peligro.

En “Luca” se logra construir un reconfortante y dulce relato con la amplitud necesaria para dar rienda suelta a la imaginación y la fantasía de sus protagonistas, quienes crean un verdadero reino en las cálidas costas de la Riviera, donde se rigen según sus propias reglas y deseos. Y ahí radica el punto de belleza en esta obra, en que no menosprecia la visión infantil del mundo, sino que le otorga la profundidad e importancia que merece: los niños también tienen sueños, temores y motivaciones válidas.

El director no es tímido al momento de retratar una amistad cargada de afecto y vulnerabilidad, lo que es muy destacable, considerando que este tipo de relaciones entre personajes masculinos suelen ser abordadas de forma más bien fría y distante. Aquello da una especial cercanía a la cinta, que en más de una ocasión dibuja una sonrisa ante la ternura de ver a los dos pequeños ayudarse mutuamente en su proceso de crecimiento.

En medio de esta aventura podemos reconocer que estas jóvenes criaturas marinas, ocultas en un pueblo que las rechaza, son una metáfora para representar a aquellos que deben ocultar su verdadera identidad para encajar en un mundo que juzga y discrimina. “Luca” se torna en una celebración a las diferencias, la aceptación y la compañía que se puede desarrollar entre inadaptados. Todo quien se sienta excluido puede encontrar comprensión en este largometraje, algo que viene muy bien ante nuestros tiempos actuales.

La película se siente como un abrazo reconfortante luego de un día difícil, y no es sólo gracias a su narrativa, sino que también otorga bienestar a través del diseño de los personajes, que poseen ojos grandes, contornos redondeados y pieles ruborizadas, en una estética similar al stop-motion, evidenciándose en sus movimientos y en la textura artesanal de su composición, recordándonos a marionetas construidas de arcilla, lana y tela.

Por su parte, el tratamiento de los espacios nos remonta al ambiente propio de los cuentos que nuestros padres nos solían leer cuando éramos pequeños, presentándonos este lugar de ensueño con paisajes comparables a una pintura. Podríamos incluso aseverar de que se trata de un homenaje a la obra de Hayao Miyazaki, aprovechando los colores propios de la naturaleza y la progresión de las tonalidades de los cielos a lo largo del día como un vehículo de estimulación emocional, en conjunto con un montaje que da saltos entre lo real y lo fantástico, y un leitmotiv travieso, que nos introduce a estas activas y jóvenes mentes.

Puede que “Luca” no presente en su esencia una trama inédita e innovadora, pero sí alcanza el éxito con tintes revolucionarios, sobre todo pensando en sus orígenes desde Pixar, al regalarnos esta delicada y sensible amistad. A mitad del relato ya hemos superado nuestras dudas iniciales y hemos sido presos de sus encantos, pudiendo reconocer que los enfoques que nos entrega son pertinentes a nuestro contexto actual, donde por fin estamos siendo conscientes de nuestras diferencias y abriendo paso a la inclusión. “Luca” se establece como una invitación a conmovernos y enternecernos, pero también deja espacio a la reflexión que se extiende más allá de su visionado.


Título Original: Luca

Director: Enrico Casarosa

Duración: 101 minutos

Año: 2021

Reparto: (Voces) Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Emma Berman, Saverio Raimondo, Maya Rudolph, Marco Barricelli, Jim Gaffigan, Peter Sohn


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 6 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 7 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas