Conéctate a nuestras redes
La Guerra Silenciosa La Guerra Silenciosa

Comentarios

La Guerra Silenciosa

Publicado

en

Es cierto que las grandes cintas hollywoodenses tienen copada la cartelera semanal con historias que apelan a la grandilocuencia de sus tramas y sus ostentosas producciones, y sin necesariamente ser una crítica al mercado cinematográfico, existe también la necesidad de contar otro tipo de historias, que se acercan mucho más a lo cotidiano y a los dramas mundanos. Afortunadamente, existen producciones mucho menores que toman la responsabilidad de darle una significancia social a los relatos que son retratados en pantalla. Uno de estos exponentes es el director francés Stéphane Brizé, quien, en cintas como “La Loi Du Marché” (2015), se ha enfocado en los dramas de la clase trabajadora para exponer problemáticas cotidianas, pero de gran relevancia social.

Su nueva cinta, “La Guerra Silenciosa”, se centra en un grupo de trabajadores de la fábrica de Perrin, una empresa automovilística con dueños alemanes. Sus trabajadores firmaron un acuerdo que implicaba un recorte salarial con el fin de mantener sus puestos y salvar la compañía. Dicho acuerdo no fue respetado y la empresa planea cerrar de todas maneras, por lo que el sindicato de trabajadores inicia una lucha para mantener el acuerdo inicial.

Entrar en el mundo de estos trabajadores es adentrarse inmediatamente en problemáticas que pueden pertenecer a cualquier sector del área laboral, por consecuencia exigiendo al espectador una rápida conexión con el conflicto por el que los trabajadores están pasando. Esta petición no es difícil de aceptar porque el relato se construye de una manera casi pedagógica, explicando cada una de las demandas e injusticias que atraviesa la comunidad de la fábrica. Esta veloz y dinámica conexión se da principalmente por la cámara en mano, que se mueve con total libertad a través de reuniones, protestas y negociaciones, invitando a participar como uno más del grupo, casi como un nuevo integrante de un sindicato que toma cada vez más fuerza.

Al centro de este grupo se encuentra Laurent Amédéo (Vincent Lindon), quien lidera con firmeza y dedicación al gran grupo de trabajadores que ven en esta comunidad una oportunidad de mejora frente a sus condiciones laborales. En el dirigente y protagonista se pueden observar las fuertes convicciones que mueven al grupo sindical, y es el único al que se le puede divisar fuera de las reuniones y negociaciones, pues su vida familiar está inserta entre las diferentes asambleas que mueven el principal conflicto del relato. Su esposa e hija logran ser el principal motor para que Laurent pueda seguir una lucha que a ratos se ve pérdida. Sin existir una profunda exploración de su historia personal, se puede intuir sus motivaciones y cuestionamientos, y es gracias a su determinación que el grupo sindical puede avanzar hacia sus objetivos.

Aunque se identifica a Laurent como el protagonista de esta historia, lo cierto es que el grupo de trabajadores y su lucha es el principal motor de un relato que a veces parece más real que la ficción que se está llevando a cabo en pantalla, casi como si fuera un registro documental donde entrevistas y pequeños reportajes en el noticiario provocan la sensación de urgencia que la cinta busca. Un tipo de película que recuerda al cine propuesto por los hermanos Dardenne, quizás bastante cercana a “Deux Jours, Une Nuit” de 2014 y a la propuesta cinematográfica de Ken Loach. Sin embargo, Brizé logra plasmar con naturalidad una historia que se fortalece por su realismo y relevancia social, donde la invitación a la identificación parece casi obligatoria.

Además, el conflicto central lleva al espectador a un viaje donde el auge y casi caída del movimiento sostiene un relato que honestamente propone representar una realidad que no puede ser apartada de nuestra sociedad contemporánea. Pues, el grupo de trabajadores pasa de un estado de unidad casi inquebrantable a poner en dudas sus cimientos y, casi como en todas las organizaciones sociales, este se ve expuesto a la corrupción, viendo cómo sus bases se van destruyendo rápidamente, y es en ese momento donde las convicciones que los unieron en un principio se vuelven fundamentales, de otra forma los objetivos no serán alcanzados.

Tal como su nombre en español lo propone, “La Guerra Silenciosa” habla de una lucha latente, pero presente en nuestra sociedad, y a través de su protagonista entabla un diálogo entre la injusticia y las convicciones que mueven a muchos a arriesgar lo que tienen por un bien mayor. La manera en que Brizé construye visualmente el relato provoca que la urgencia de su trama logre traspasar la ficción y pueda retratar una realidad familiar y fácil de reconocer.


Título Original: En Guerre

Director: Stéphane Brizé

Duración: 113 minutos

Año: 2018

Reparto: Vincent Lindon, Jacques Borderie, Bruno Bourthol, Valérie Lamond, Guillaume Draux, Mélanie Rover


Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 6 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas