Conéctate a nuestras redes
La Bruja La Bruja

Comentarios

La Bruja

Publicado

en

Todos los géneros del cine tienen temas o personajes arquetípicos. El pasado oscuro de un héroe de acción o la primera cita desastrosa de la pareja protagónica, son ejemplos de las señas que se repiten y lo seguirán haciendo; son los códigos que todos aceptamos y esperamos encontrar. Por lo mismo es que, si una película trata de imponer los suyos propios, su recibimiento de parte del público será más frío que si se abstiene a los acuerdos. Pero, ¿qué sucede cuando la película en cuestión usa el lenguaje de un género para narrar otro? “La Bruja” trata de responder a esta pregunta.

THE VVITCH A NEW-ENGLAND FOLKTALE 01En el Estados Unidos del siglo XVII, la familia puritana de William (Ralph Ineson) y Katherine (Kate Dickie) abandona la comuna donde residen y se van a vivir a un claro cercado por un tupido bosque. Su existencia, ahora dedicada a la oración y la vida austera, comenzará a verse interrumpida cuando la aparente intervención de una bruja empiece a jugar con sus lazos familiares.

“La Bruja” obtuvo el mérito de llevarse el premio al mejor director en el festival de Sundance de 2015, lo que se ve representado en cada toma, diálogo o secuencia. Cada elemento de la cinta fue planeado y ejecutado con minuciosidad, lo que evidencia una idea central muy clara y depurada. Lo primero que llama la atención de esto es el entorno. Tanto el claro como el bosque mismo nunca son presentados como lugares evidentemente siniestros; ambos se ven más bien estériles, lugares en los que pueden ocurrir tanto cosas buenas como malas. O, aun peor, una nada absoluta y asfixiante. Así es como el espacio físico se limita a enmarcar a la historia y los personajes, cediéndoles el escenario para que sean ellos mismos los que induzcan su perdición.

La otra gran estructura de “La Bruja” es la familia de William y, específicamente, las relaciones entre sus miembros. Salvo por el recién nacido, Sam, todos los hijos están compuesto por una serie de elementos complejos, que muchas veces se ven enfrentados, con consecuencias nefastas para sus dueños. Junto con ellos, los padres también cuentan con una amplia paleta de emociones y dramas, además de traumas y conflictos sin resolver que vienen acarreando desde hace tiempo. Sobre todo este drama familiar se cierne la fe, tanto el pilar fundamental como la perdición de la familia. Aquí THE VVITCH A NEW-ENGLAND FOLKTALE 02cabe hacer una diferencia entre los tipos de fe que plantea la película: por un lado está la fe religiosa, encarnada en el celo fanático hacia el dios cristiano, y por el otro, la fe como una suerte de esperanza en la familia, el porvenir, e incluso en ellos mismos. Estas dos se entrelazan y cruzan a lo largo de la muy amena hora y media de duración para ir trizando la vida de la familia de William, por medio de la puesta en duda de la pertinencia de una sobre la otra.

Si todo esto suena a un drama psicológico/doméstico más similar al Woody Allen de “Interiors” (1978) que a una película de terror, es porque en cierto sentido lo es. La gran diferencia está en que el elemento disruptor en este caso es una presencia sobrenatural: una bruja que reside en el bosque que rodea a la casa. Esto, a su vez, la aleja de una clásica película con brujas, debido a que esta no hace más que empujar a la ya muy inestable familia por el precipicio al que ellos mismos se habían asomado.

Aquel complejo balance entre drama y terror hace que “La Bruja” destaque como una película muy original. La sensación de que pertenece a ambos géneros pero que no se encuentra a gusto en ninguno, es un gran logro. Como si fuera poco, en la producción hubo un trabajo realmente detallado. Tanto la vestimenta, como la arquitectura o costumbres, son recreaciones muy detalladas THE VVITCH A NEW-ENGLAND FOLKTALE 03de los estilos de vida del siglo XVII. Dentro de esto, lo que realmente destaca son los diálogos, los que fueron adaptados de cuentos folklóricos tradicionales. Incluso su uso del idioma –el orden de los verbos y preposiciones– fue cambiado para emular el inglés antiguo, una decisión bastante arriesgada debido a que en muchos momentos podría dificultar la comprensión. A pesar de lo anterior, es una decisión artística que se agradece por su consecuencia.

Como punto final, o suerte de resumen de lo ya expuesto, cabe mencionar que esta película ha sido víctima de una campaña de publicidad bastante distractora, que le ha conllevado cierto malestar y críticas de parte de su público. En los cines, el tráiler de “La Bruja” está siendo mostrado antes del inicio de cintas como “El Conjuro 2”, una película de terror hecha y derecha. Junto con esto, el mismo tráiler está editado para resaltar las escenas más siniestras o grotescas, con el muy probable fin de promocionarla como algo que no es. “La Bruja” es una gran película, pero NO ES una película de terror.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 2 días

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 5 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 6 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 1 semana

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 1 semana

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 semanas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 4 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas