Conéctate a nuestras redes
John Wick John Wick

Comentarios

John Wick 3: Parabellum

Publicado

en

La entrega de la primera cinta de la ya establecida franquicia de John Wick en 2014, trajo sorpresas y una rápida fascinación por un personaje y una cinta que, apoyada en un argumento de apariencia simple, logró posicionarse velozmente como una exitosa película de acción. Este repentino éxito se puede entender gracias a la habilidad de su director, Chad Stahelski, en filmar extraordinarias escenas de acción y peleas donde su protagonista desafía peligros mortales, pero triunfa cada vez de manera más impresionante. Por lo que la figura de John Wick como héroe de acción invencible, pero a la vez su construcción como la de un antihéroe, ha logrado cautivar a la audiencia, dando pie para que su historia siga en dos entregas más. La última, “John Wick 3: Parabellum”, reanuda y continúa inmediatamente con los hechos que dejaron a su protagonista en una situación límite en la cinta de 2017.

John Wick (Kenau Reeves) debe encontrar la manera de huir de Nueva York, luego de que el gerente del Hotel Continental le otorgara ventaja antes de ser ex comulgado por haber roto una regla inquebrantable y asesinar a alguien en las dependencias del hotel, quien resultó ser miembro de la Mesa Suprema. Su cabeza tiene un alto precio y, casi sin aliados, deberá encontrar la manera de salir vivo de esta complicada situación.

Inmediatamente después de los hechos ocurridos en la cinta anterior, John se encuentra irónicamente atrapado en una situación donde debe encontrar una salida de escape y arrancar de quienes quieren verlo muerto y cobrar el precio por su cabeza, número de personas que se va incrementando rápidamente, pues la alerta ha llegado a cada rincón y, donde sea que vaya, Wick será perseguido hasta la muerte. Así, la cacería se inicia sin mayor preámbulo y la tensión aumenta de cero a cien de manera acelerada, presionando de manera positiva a que el espectador conecte de inmediato con la huida del protagonista.

El ritmo del montaje que se establece en este primer acto predispone el tono en que la cinta se mantendrá, sin entregar mayores pausas, pero cuando se las toma, la sensación de inminente peligro no decanta, por lo tanto, esta tercera entrega no decae frente a lo que se ha construido anteriormente, e incluso lo eleva para no soltar en ningún momento.

Esta apresurada exposición a los hechos provoca que la base más fuerte de esta saga se presente sin espera, por lo que los diferentes enfrentamientos entre John y sus cazadores construyen una base sólida de acción, donde no se escatima en gastos para exhibir las habilidades extraordinarias que tiene el protagonista, las que a ratos desafían la credibilidad frente a las capacidades humanas, pero que llenan de un particular atractivo cada secuencia donde debe luchar por sobrevivir. Con esto en mente, para entrar en el mundo de “Baba Yagá” se debe aceptar que sus habilidades se arrancan de lo común y su destreza es lo que hace que se vitoree su nombre cada vez que logra derrotar a cada uno de sus contrincantes.

Luego de lo agitada que resultan ser cada una de estas secuencias, el respiro viene cuando se intenta explorar en el pasado e identidad del protagonista, ya que pocos detalles concretos se saben de él y, de cierta forma, el halo de misterio que lo rodea sirve para endurecer su personalidad y enfocarse en la acción. Sin embargo, esta huida se va conectando con los contactos que John tiene en la ciudad y cómo estas personas pueden ayudarlo. A través de diálogos donde sólo la información necesaria se revela, logramos conocer un poco más de esta persona que todos conocen, odian y persiguen, pero para que el mito se mantenga, no se indaga en profundidad en los detalles de su personalidad y formación como asesino, decisión narrativa que funciona en beneficio de lo que se ha construido en las tres cintas y lo establecido desde un inicio. En ese sentido, la cinta es fiel a su espíritu y no pretende ser algo más de lo que se propone.

“John Wick” se planteó desde un inicio como una franquicia y, pese a que en esta tercera entrega se le otorga un cierre a lo establecido en la cinta anterior, la aventura de su protagonista pretende continuar, pues una historia mucho más grande se ha estado cocinando en el fondo. Relato que se mezcla con una alta dosis de acción, la que sostiene una producción directa en su propuesta y sólida en su ejecución.


Título Original: John Wick: Chapter 3 – Parabellum

Director: Chad Stahelski

Duración: 130 minutos

Año: 2019

Reparto: Keanu Reeves, Halle Berry, Ian McShane, Anjelica Huston, Laurence Fishburne, Lance Reddick, Common, Asia Kate Dillon, Jason Mantzoukas, Mark Dacascos, Yayan Ruhian


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Hombre del Norte

Publicado

en

El Hombre del Norte

Robert Eggers ha tenido una corta carrera en el mundo del cine, pero sus dos películas anteriores han resultado sumamente interesantes. Ambas de géneros radicalmente diferentes, “The VVitch: A New-England Folktale” (2016) y “The Lighthouse” (2018), sin embargo, comparten una sensibilidad estética y narrativa que parece más interesada en generar sensaciones y atmósferas que en contar una historia de forma lineal, particularmente en la de 2018. “El Hombre del Norte”, su tercer largometraje, a ratos parece querer mantener aquella línea, pero no siempre logra sostener su simple y predecible historia a través de su atmósfera e imaginería.

“El Hombre del Norte” cuenta la historia del joven príncipe Amleth (Alexander Skarsgard), cuyo padre es asesinado frente a sus ojos por su tío Fjölnir (Claes Bang), debiendo escapar y abandonar su hogar y a su madre (Nicole Kidman), jurando venganza. Luego de ser acogido por una brutal tribu de vikingos, y vivir y luchar junto a ellos por años, Amleth recibe una visión: debe volver a su hogar para recuperar su reino y vengar a su padre. Junto a Olga (Anya Taylor-Joy), una joven esclava con misteriosos poderes, Amleth emprende el camino de vuelta a su hogar para llevar a cabo su venganza.

Si esta historia resulta familiar, es porque es una reinterpretación de la leyenda de Amleth, relato que posteriormente inspiraría a William Shakespeare a escribir “Hamlet”. Si bien, esto hace que la historia se vuelva algo predecible, Robert Eggers logra introducir algunos pequeños giros y detalles estilísticos, lo suficientemente interesantes para que el guión no se vuelva tedioso. Dicho esto, la narración no tiene mayores complejidades y, más que a sus películas anteriores, “El Hombre del Norte” se acerca más a la seguidilla de películas de acción épicas que incorporaron diversas mitologías durante la primera mitad de la década de 2010, partiendo con el remake de “Clash Of The Titans” de Louis Leterrier.

Ahora bien, la mayoría de esas películas resultaron ser completamente olvidables e intrascendentes, y “El Hombre del Norte” logra destacar en el fuerte de Eggers: la visualidad y el estilo. La incorporación de elementos metafísicos y mitológicos a esta historia de venganza le vienen como anillo al dedo al director, quien logra representar estos elementos con originalidad y una visualidad muy especial y única. Precisamente estos son los momentos en que la película realmente brilla y se separa del resto de cintas de acción que han salido a lo largo de los años. Sin embargo, dichos momentos son menos recurrentes de lo que pudieron haber sido, y la película parece concentrarse más bien en las brutales secuencias de acción y combates cuerpo a cuerpo.

Estas escenas están muy bien coreografiadas y funcionan desde un lugar sumamente visceral; cada golpe se siente fuerte y doloroso. Sin embargo, la película falla en darle peso emocional a tales secuencias porque los personajes parecen más bien piezas en un juego de mesa que personas de verdad. Las luchas, por entretenidas y brutales que sean, no se sienten peligrosas, ya que, como espectador, no importa tanto quién gane o pierda porque no se logra generar una conexión con los personajes que batallan por sus vidas. Y esto es algo que recorre la transversalidad de la película, y se siente particularmente con la relación entre Amleth y Olga, que inician un romance que se siente forzado y poco significativo.

Visualmente la película es un triunfo. Tanto la cámara como la dirección de arte nos transportan a un mundo frío y violento, haciendo un especial hincapié en la brutalidad y bestialidad de la masculinidad de este mundo, con largos planos secuencias retratando la violencia y la agresión con la que estos hombres rigen sus vidas. Desde esta perspectiva, la película parece tener cierto interés antropológico en el mundo que retrata, poniendo tanto énfasis en las batallas como en los rituales nórdicos que realizan los diferentes personajes, pero no alcanza a profundizar mucho más, dándole preferencia al ritmo de la historia y principalmente la acción.

Esta decisión podría ser cuestionable, ya que “El Hombre del Norte” no llega a ser mucho más que una sólida película de acción, con una gran puesta en escena y un fuerte sentido de estilo y estética. Y, si bien, es discutible si esta película debió haber sido algo más teniendo tantos elementos que podrían haber sido profundizados para construir una experiencia mucho más única, lo cierto es que Robert Eggers logra realizar una épica mitológica que se sostiene visual y estilísticamente, y quizás eso es más que suficiente.


Título Original: The Northman

Director: Robert Eggers

Duración: 136 minutos

Año: 2022

Reparto: Alexander Skarsgård, Nicole Kidman, Anya Taylor-Joy, Willem Dafoe, Ethan Hawke, Björk, Claes Bang, Ralph Ineson, Kate Dickie, Murray McArthur, Ian Gerard Whyte, Hafþór Júlíus Björnsson


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bronco Bronco
DiscosHace 4 días

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 5 días

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 2 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 3 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 3 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 4 semanas

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 4 semanas

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Unlimited Love Unlimited Love
DiscosHace 1 mes

Red Hot Chili Peppers – “Unlimited Love”

Tratándose de una banda de masividad e impacto incuestionable, lo habitual es que cada nueva entrega de Red Hot Chili...

Never Let Me Go Never Let Me Go
DiscosHace 1 mes

Placebo – “Never Let Me Go”

Cuando en su último disco hasta hace unas semanas, “Loud Like Love” (2013), Placebo cantaba: “Tengo demasiados amigos / demasiada...

Publicidad
Publicidad

Más vistas