Conéctate a nuestras redes
Inside Inside

Comentarios

Inside

Publicado

en

El ascenso de Bo Burnham fue meteórico: partió a los 16 años publicando canciones graciosas en YouTube, a los 17 firmó un contrato con Comedy Central por cuatro discos, a los 19 lanzó su primer especial de stand-up, tras dos especiales más, firmó con Netflix y estrenó el cuarto, para luego retirarse del escenario por sufrir ataques de pánico en vivo. Actuó en películas como “The Big Sick” (2018) y “Promising Young Woman” (2020), y se llenó de aplausos y premios con “Eighth Grade” (2018), escrita y dirigida por él. Y en 2021, cuando por fin se sintió preparado para su gran regreso a los escenarios, el mundo se paralizó con la crisis del Covid-19.

“Inside” es su visceral respuesta a este tremendo obstáculo: un especial de comedia que decide grabar durante la cuarentena, completamente solo, en una pequeña cabaña en el patio de su casa. Pero esta vez no tiene idea de cuánto durará, pues, al igual de todo el mundo, eso depende del control la pandemia. Y así es como nace uno de los espectáculos más irrepetibles de la historia, sin exagerar.

Quizás sin anticiparlo, Burnham registra algo único: un híbrido que quiere hacer reír, pero que en otros momentos se siente como un documental acerca de vivir en tiempos de pandemia. En otros, parece una confusa obra de teatro, en la que no se sabe si lo que se observa en pantalla es real, ficción, o ambas. Es más, probablemente nunca volveremos a ver algo así: un comediante grabándose e intentando trabajar durante la primera epidemia completamente mundial de la historia. Y eso es fascinante, pero quizás “Inside” no es para todos

Está compuesto por numerosos sketches y algunos de ellos sacarán risas a cualquiera. Canciones sobre lo difícil que es coquetear por mensajes de texto o de lo malas que son las madres para usar sus smartphones. Sin embargo, se requiere cierto nivel de conocimiento para entender otras temáticas, como el racismo en EE.UU., las recientes funas a comediantes gringos, la cultura gamer / youtuber, meta-narrativas, la desconexión social o la cultura pop, entre muchas otras.

Para aumentar el reto, hay un fantástico y constante uso de sarcasmo que envuelve casi todo el especial. De hecho, en una de las primeras canciones, Burnham se burla de sí mismo (y de sus colegas comediantes) al cuestionarse si es el momento adecuado para estar “contando chistes” con toda la muerte y el caos que reinó durante 2020, especialmente en Estados Unidos.  Como contraste, hay momentos en los que se ve al protagonista tan vulnerable y real, que hasta llega a incomodar y emocionar. Después de todo, pasó cinco años sin pisar un escenario por su salud mental y recién se estaba sintiendo recuperado.

A lo anterior hay que sumarle el estrés real que casi todo el mundo vivió tras meses de cuarentena, y hay pasajes en los que uno no puede evitar preocuparse y empatizar con él. El rango de esa emoción se estira desde canciones sobre no poder ir a cortarse el pelo, hasta confesiones de que la rutina le está pasando la cuenta: “Robert ha estado un poco depresivo, pero intentará levantarse, sentarse y ponerse a trabajar”, comenta. Afortunadamente, estas dificultades sólo logran agregar valor a este extraño viaje, que llega a ser surrealista, escuchando a un malvado y antropomórfico Internet reírse del daño que ha causado, hasta un calcetín comunista que enseña cómo realmente funciona este turbio y sucio mundo.

Y todo es realizado magníficamente. Cada sketch tiene su propia personalidad, ambiente y propósito. Es increíble cómo logra aprovechar todos los rincones de esa pequeña cabaña, equipado con múltiples equipos audiovisuales, computadores y mezcladores de sonido. Especial ovación merecen los juegos de luces que emplea en los momentos más elaborados, al ritmo de pegajosas canciones con tintes ochenteros.

“Inside” es realmente un especial de comedia como ningún otro, uno que juega expertamente con el humor negro que ha acompañado a Burnham desde su niñez, mientras simultáneamente expone a un artista que ha madurado y que motiva sutilmente a su público a ser mejores personas. Pero eso sólo será posible para quienes realmente entiendan e internalicen una genialidad que a veces llena la pantalla y se infiltra en el inconsciente. Quienes le dediquen toda la atención que merece, descubrirán una experiencia profunda, graciosa y contingente, con la que se inmortalizarán las emociones que provocó vivir la primera cuarentena mundial. “Inside” es irrepetible.


Título Original: Inside

Director: Bo Burnham

Duración: 87 minutos

Año: 2021

Reparto: Bo Burnham

 


Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 5 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas