Conéctate a nuestras redes
The Allins The Allins

Comentarios

In-Edit 2019: “The Allins”

Publicado

en

A meses de cumplirse 26 años del fallecimiento de Kevin Michael “GG” Allin, descrito como “el degenerado más espectacular en la historia del rock & roll”, se estrena en nuestro país el documental “The Allins” como parte de la 15° versión del Festival In-edit.

Nacido como Jesus Christ Allin debido a los delirios de su padre, quien aseguraba que el mismo Jesús le había hablado y ordenado nombrar así a su segundo hijo, el 27 de junio de 1993, luego de la suspensión de un concierto que realizaba en Manhattan junto a su banda The Murder Junkies, el músico se perdió en una noche de excesos de heroína y alcohol que acabó con su vida. Ese día, lejos de terminar la tortuosa historia de un hombre cuya figura se había popularizado por su comportamiento transgresor de todos los límites de lo considerado decente para la  humanidad, que lo llevó a pasar importantes temporadas en la cárcel, las letras extremadamente hostiles y desoladoras de sus temas, las amenazas de terminar con su vida en un suicidio público cada Halloween, además de las exuberancias en sus shows cada vez más incomprensibles y que terminaban prematuramente con el cantante revolcado en sus excrementos, mutilado y luchando con sus fans, la muerte de GG Allin dio paso al nacimiento de una de las mayores leyendas de la historia del punk rock, y precisamente ha sido su familia, en particular su hermano Merle, quienes se han encargado de mantenerlo presente.

Es necesario decir que el trabajo del director Sami Asif no es la clásica reconstrucción de la vida y obra de un artista, o el montaje de una especie de retrato divertido de una familia loca o disfuncional. Este documental es más bien una visita de cortesía al mundo que han edificado los sobrevivientes del linaje Allin y sus amigos más cercanos, un trabajo para preservar la historia y el legado, y cómo cada uno de ellos se relaciona con lo único que pueden abrazar hoy del rockero: su recuerdo.

A diferencia de lo que podemos encontrar en el documental “Hated: GG Allin & The Murder Junkies” de 1993, registro audiovisual de la vida de GG Allin, sus violentos y desagradables conciertos, curiosas entrevistas y apariciones televisivas y que, sin pretenderlo, documentó el intenso camino recorrido por el rockero hasta el día de su muerte, “The Allins” indaga desde una perspectiva muy humana los motivos que llevaron a Kevin Michael a transformarse en su propio asesino. Protagonizado principalmente por su madre Arleta y su hermano Merle, a pesar de que inevitablemente contiene imágenes fuertes de las sangrientas y violentas actuaciones en vivo de GG Allin, el documental resulta conmovedor.

La inocencia de Arleta es tan enternecedora como perturbadora. La anciana sufre porque la lápida de la tumba de GG (o Kevin, como ella prefiere llamarlo) ha sido retirada y guardada en el sótano de la iglesia que administra el cementerio donde fue sepultado, debido a las constantes profanaciones que hacían en el lugar sus fans, quienes acudían de todas partes del mundo para vomitar o defecar en ella, u ofrecerle extrañas ofrendas, como jeringas usadas, botellas de whisky y ropa interior. Mas adelante, en una conversación distendida y divertida con Merle, se pregunta cómo pudo dar a luz a estos hijos tan incorrectos siendo ella una persona “relativamente normal”, mientras, en otra secuencia, hará un triste relato de cómo debió huir con sus pequeños hijos de su hogar, cuando descubrió las fosas que su psicótico esposo había cavado para sepultar a la familia luego de asesinarlos.

Desde la muerte de GG, Merle se ha dedicado casi por completo a mantener activos a los Murder Junkies, administrar y vender por internet material promocional y musical, incluso sus propias “obras de arte” hechas con excremento, probablemente como su forma de hacer por GG lo que no pudo hacer en vida: rescatarlo. Su casa, que se ha convertido en una especie de museo donde guarda recuerdos, ropa, DVDs, vinilos, recortes de prensa, muchas fotografías, arte, tributos de los fans y merchandising, es un verdadero lugar de contemplación: todo es limpio y ordenado, silencioso, íntimo, absolutamente lejano a la vorágine de violencia y desenfreno que llevó a la tumba a su hermano menor. Continúa a la cabeza de The Murder Junkies, actuando como promotor, grabando discos y tocando en vivo junto a una variedad de integrantes que han ido cambiando con el paso de los años, a excepción de Dino Sachs, el mítico baterista original de la banda, hoy convertido en un solitario anciano acumulador, que se ha encargado de mantener el espíritu “de mierda” de las performances y que continúa metiéndose las baquetas en el ano para regalar a los fans que asisten a sus shows.

Por su parte, Arleta se aferra al recuerdo de Kevin como lo hace la mayoría de las madres: atesorando los buenos momentos y anhelando el reencuentro con su pequeño. A veces, es como si la muerte de ese hijo descontrolado se hubiera llevado solo a GG, a quien ella dice odiar, y le hubiera devuelto al pequeño Kevin, el niño amoroso que escribía sentidas tarjetas de saludo para el día de la Madre… desde prisión.

Lo más interesante de “The Allins” es que, más allá de ser un recorrido por una infancia llena de carencias, un relato de sus experiencias con sus primeras bandas, fotografías familiares y videos caseros que dan cuenta de su evolución física y psicológica, entre otras cosas, lo que nos permite tener una perspectiva más amplia de cómo terminó convertido en el exponente máximo de la autodestrucción, también nos podemos preguntar si una personalidad como GG Allin, que predicó toda su carrera un odio monumental a lo establecido, a la humanidad completa –incluidos sus fans–, quisiera ser redimido y adorado por quienes hoy lo consideran el único y verdadero rockstar, y que en una época donde prevalece la imagen, el consumo y la tibieza social, es posible mantener viva esa esencia que, al parecer, ninguna sobredosis no pudo llevarse.


Título Original: The Allins

Director: Sami Saif

Duración: 74 minutos

Año: 2017

Reparto: Merle Allin, Arleta Baird, GG Allin, Dino Sex, Rob Basso, Annie Teal, P.P. Duvay, Christopher Kahler


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 6 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 1 semana

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas