Conéctate a nuestras redes
The Allins The Allins

Comentarios

In-Edit 2019: “The Allins”

Publicado

en

A meses de cumplirse 26 años del fallecimiento de Kevin Michael “GG” Allin, descrito como “el degenerado más espectacular en la historia del rock & roll”, se estrena en nuestro país el documental “The Allins” como parte de la 15° versión del Festival In-edit.

Nacido como Jesus Christ Allin debido a los delirios de su padre, quien aseguraba que el mismo Jesús le había hablado y ordenado nombrar así a su segundo hijo, el 27 de junio de 1993, luego de la suspensión de un concierto que realizaba en Manhattan junto a su banda The Murder Junkies, el músico se perdió en una noche de excesos de heroína y alcohol que acabó con su vida. Ese día, lejos de terminar la tortuosa historia de un hombre cuya figura se había popularizado por su comportamiento transgresor de todos los límites de lo considerado decente para la  humanidad, que lo llevó a pasar importantes temporadas en la cárcel, las letras extremadamente hostiles y desoladoras de sus temas, las amenazas de terminar con su vida en un suicidio público cada Halloween, además de las exuberancias en sus shows cada vez más incomprensibles y que terminaban prematuramente con el cantante revolcado en sus excrementos, mutilado y luchando con sus fans, la muerte de GG Allin dio paso al nacimiento de una de las mayores leyendas de la historia del punk rock, y precisamente ha sido su familia, en particular su hermano Merle, quienes se han encargado de mantenerlo presente.

Es necesario decir que el trabajo del director Sami Asif no es la clásica reconstrucción de la vida y obra de un artista, o el montaje de una especie de retrato divertido de una familia loca o disfuncional. Este documental es más bien una visita de cortesía al mundo que han edificado los sobrevivientes del linaje Allin y sus amigos más cercanos, un trabajo para preservar la historia y el legado, y cómo cada uno de ellos se relaciona con lo único que pueden abrazar hoy del rockero: su recuerdo.

A diferencia de lo que podemos encontrar en el documental “Hated: GG Allin & The Murder Junkies” de 1993, registro audiovisual de la vida de GG Allin, sus violentos y desagradables conciertos, curiosas entrevistas y apariciones televisivas y que, sin pretenderlo, documentó el intenso camino recorrido por el rockero hasta el día de su muerte, “The Allins” indaga desde una perspectiva muy humana los motivos que llevaron a Kevin Michael a transformarse en su propio asesino. Protagonizado principalmente por su madre Arleta y su hermano Merle, a pesar de que inevitablemente contiene imágenes fuertes de las sangrientas y violentas actuaciones en vivo de GG Allin, el documental resulta conmovedor.

La inocencia de Arleta es tan enternecedora como perturbadora. La anciana sufre porque la lápida de la tumba de GG (o Kevin, como ella prefiere llamarlo) ha sido retirada y guardada en el sótano de la iglesia que administra el cementerio donde fue sepultado, debido a las constantes profanaciones que hacían en el lugar sus fans, quienes acudían de todas partes del mundo para vomitar o defecar en ella, u ofrecerle extrañas ofrendas, como jeringas usadas, botellas de whisky y ropa interior. Mas adelante, en una conversación distendida y divertida con Merle, se pregunta cómo pudo dar a luz a estos hijos tan incorrectos siendo ella una persona “relativamente normal”, mientras, en otra secuencia, hará un triste relato de cómo debió huir con sus pequeños hijos de su hogar, cuando descubrió las fosas que su psicótico esposo había cavado para sepultar a la familia luego de asesinarlos.

Desde la muerte de GG, Merle se ha dedicado casi por completo a mantener activos a los Murder Junkies, administrar y vender por internet material promocional y musical, incluso sus propias “obras de arte” hechas con excremento, probablemente como su forma de hacer por GG lo que no pudo hacer en vida: rescatarlo. Su casa, que se ha convertido en una especie de museo donde guarda recuerdos, ropa, DVDs, vinilos, recortes de prensa, muchas fotografías, arte, tributos de los fans y merchandising, es un verdadero lugar de contemplación: todo es limpio y ordenado, silencioso, íntimo, absolutamente lejano a la vorágine de violencia y desenfreno que llevó a la tumba a su hermano menor. Continúa a la cabeza de The Murder Junkies, actuando como promotor, grabando discos y tocando en vivo junto a una variedad de integrantes que han ido cambiando con el paso de los años, a excepción de Dino Sachs, el mítico baterista original de la banda, hoy convertido en un solitario anciano acumulador, que se ha encargado de mantener el espíritu “de mierda” de las performances y que continúa metiéndose las baquetas en el ano para regalar a los fans que asisten a sus shows.

Por su parte, Arleta se aferra al recuerdo de Kevin como lo hace la mayoría de las madres: atesorando los buenos momentos y anhelando el reencuentro con su pequeño. A veces, es como si la muerte de ese hijo descontrolado se hubiera llevado solo a GG, a quien ella dice odiar, y le hubiera devuelto al pequeño Kevin, el niño amoroso que escribía sentidas tarjetas de saludo para el día de la Madre… desde prisión.

Lo más interesante de “The Allins” es que, más allá de ser un recorrido por una infancia llena de carencias, un relato de sus experiencias con sus primeras bandas, fotografías familiares y videos caseros que dan cuenta de su evolución física y psicológica, entre otras cosas, lo que nos permite tener una perspectiva más amplia de cómo terminó convertido en el exponente máximo de la autodestrucción, también nos podemos preguntar si una personalidad como GG Allin, que predicó toda su carrera un odio monumental a lo establecido, a la humanidad completa –incluidos sus fans–, quisiera ser redimido y adorado por quienes hoy lo consideran el único y verdadero rockstar, y que en una época donde prevalece la imagen, el consumo y la tibieza social, es posible mantener viva esa esencia que, al parecer, ninguna sobredosis no pudo llevarse.


Título Original: The Allins

Director: Sami Saif

Duración: 74 minutos

Año: 2017

Reparto: Merle Allin, Arleta Baird, GG Allin, Dino Sex, Rob Basso, Annie Teal, P.P. Duvay, Christopher Kahler


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Rey León

Publicado

en

El Rey León

“The Lion King” de 1994 es sin duda una de las películas de Disney más veneradas y queridas de todos los tiempos. Y se nota que Jon Favreau siente este mismo respeto y cariño por ella, ya que esta nueva versión incluye mucha de la imaginería de la película original, además de enaltecer y volver incluso más épicos varios momentos. Sin embargo, es el mismo cariño y respeto por la película noventera lo que impide que este remake logre sostenerse por sí mismo, veinticinco años después, y hace que se sienta anticuado.

La historia está ambientada en una versión idealizada de la sabana africana, donde el rey león Mufasa (James Earl Jones) intenta mantener el equilibrio natural de la cadena alimenticia, el Círculo de la Vida. Cuando nace su hijo Simba (Donald Glover) y se transforma en el próximo heredero al trono, Scar (Chiwetel Ejiofor), hermano del rey, decide asesinar a Mufasa para quedarse con el trono. Simba se ve obligado a escapar siendo un cachorro, y Scar se transforma en un rey déspota y despiadado. El príncipe deberá, entonces, reencontrarse con su identidad para volver a su hogar a restaurar el balance.

La historia es simple y fácil de entender, pero sus personajes y temáticas son tratadas de forma cuestionable veinticinco años después de la película original. Mientras que durante los últimos diez años muchas películas infantiles han volcado sus valores y temáticas hacia la acogida de lo diferente y la empatía por los demás, como “Ratatouille” (2007) o “Paddington” (2014), y la aceptación de uno mismo tal cual es, como en “Frozen” (2013), “El Rey León” tiende casi a ideas opuestas.

Durante gran parte de la película se idealizan la fuerza física y la valentía, igualándolas con justicia y virtud en Simba y particularmente Mufasa, mientras que la debilidad física se iguala con el engaño y maldad, a través de las figuras de Scar y las hienas. Se subentiende que estos personajes, al ser inherentemente inferiores, deben recurrir a trampas y engaños para ser capaces de vencer. Estas ideas no sólo se sienten anticuadas, sino que además generan personajes unidimensionales, cuya única característica reside en qué extremo de ese espectro residen.

Por otro lado, una de las principales temáticas de la película es el concepto de identidad, que es explorado a través del viaje de Simba. Sin embargo, su arco es tratado de forma menos que óptima, ya que su evolución se da por procesos internos, sino que a través de estímulos externos. No es él quien se encuentra a sí mismo, sino que son otros los que le dicen quién debe ser y qué debe hacer para transformarse en ello. Esto hace que su cambio se sienta vacío, y por otro lado entrega ideas problemáticas sobre la relación entre identidad y deber, ya que nunca le es dada a Simba la elección de qué hacer y quién ser. Estas dos ideas, el deber ser por sobre el querer ser y la virtud en la fuerza física, no han envejecido bien y se sienten anticuadas, y hacen que narrativamente la película se sienta de igual manera.

Visualmente la cinta funciona bastante bien. Los modelos 3D se sienten realistas y la imaginería tiene un gran poder visual. Tal como Favreau quiso, se siente tan épico como un documental de naturaleza de la BBC, sin embargo, es el mismo realismo en los modelos de los personajes lo que afecta negativamente a la hora de generar conexión emocional con la audiencia, ya que los animales resultan poco expresivos. Esto es algo que se nota particularmente en escenas de alto nivel emocional, como la muerte de un personaje, ya que las reacciones de los demás no alcanzan a estar a la altura debido a su falta de expresión. Además, esto se ve mezclado con una mala elección de casting vocal, particularmente en el caso de Simba en su adultez. Donald Glover puede funcionar muy bien frente a cámara, pero su voz suena plana y poco expresiva. Esto, mezclado con la falta de emoción en el rostro de Simba, hace que la audiencia se aleje incluso más del protagonista y su evolución como personaje.

Finalmente, más allá sus debilidades técnicas y de dirección, “El Rey León” falla principalmente por no atreverse a desafiar los conceptos narrativos y temáticos de la película original. Sus ideas, valores, beats narrativos y personajes se sienten aún como un producto de su tiempo, y no han envejecido bien. A la hora de retomar películas universalmente queridas y veneradas, es importante alejarse un poco y mirar detenidamente qué ideas se mantienen vigentes y cuáles no, y que ese respeto y cariño se refleje al evolucionar la historia para mantenerla actualizada.

Este remake se apoya demasiado en la nostalgia y el cariño que se le tiene a la película original, y toma el camino fácil apelando al recuerdo que el público tiene de ella. Lamentablemente, es difícil que el público actual recuerde esta película en veinticinco años más con el mismo cariño con que las generaciones anteriores lo hacen con la película original.


Título Original: The Lion KingEl Rey León

Director: Jon Favreau

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: (Voces) Keegan-Michael Key, Donald Glover, Seth Rogen, Chiwetel Ejiofor, James Earl Jones, John Kani, Billy Eichner, Alfre Woodard, Florence Kasumba, Beyoncé


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 7 horas

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 día

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas