Conéctate a nuestras redes
Historias de Miedo Historias de Miedo

Comentarios

Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad

Publicado

en

Es cada vez más difícil diferenciar las películas de terror que parecen llegar semanalmente a las carteleras. No es la trama lo que las distingue, ni sus pretensiones, sus maneras de asustar o lo memorable que resulten. “Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad” busca tener algunos elementos diferenciadores: estar centrada en un grupo de niños, ocurrir en 1968 en medio de una elección decisiva, verse compuesta por varias historias dentro de su metraje. Pero ninguna se siente particularmente original. Es más de lo mismo, de alguna manera, pero tampoco molesta que lo sea, y quizás eso es lo más inofensivo que nos pueden entregar estas anónimas y olvidables películas de las que no podemos escapar.

Es Halloween y un grupo de chicos sale a divagar por uno de estos pueblos norteamericanos donde no pasa mucho, buscando aventuras. Llegan a la abandonada mansión de los Bellows, una reconocida familia que cayó en la infamia debido a la enfermedad de su hija Sarah y, sin mucha razón de ser, le roban un libro de historias de su antigua habitación.

El libro luego se presenta como un objeto maldito, en el que día a día se escriben con sangre historias de terror que involucran a los niños que lo encontraron, en las que son las víctimas. La líder del grupo, Stella (Zoe Margaret Colletti), empieza a notar el patrón y los jóvenes se ponen en marcha contra el tiempo para llegar a Sarah, entender su secreto y librarse de la maldición que día a día va sumiendo a un miembro del grupo en una historia que acaba con su muerte.

Entonces la película se divide interesantemente en una serie de cuentos de terror con distintos protagonistas y el monstruo en particular que lo ataca. Este puede tratarse desde una araña, pasando por espantapájaros hasta llegar a humanoides deformados, en una estrategia narrativa que, aunque aleatoria, no llega a aburrir porque se reinicia frecuentemente. Que se sientan repetitivas y que ninguna dé mucho miedo en particular, es otra cosa. La película está tratada con una importancia (recalcada por la banda sonora) que le juega muy en contra, pero es cuando se pierde en lo ridículo de su premisa que parece funcionar mejor.

Uno espera que la película eleve lo que se presenta o se vuelva más inteligente, pero nunca pasa. Sin embargo, en vez de eso, se torna menos decepcionante a medida que se entiende que esto es todo lo que es. Se vuelve más comprometida consigo misma, y por eso es difícil odiarla.

Lejos de que los sustos que busca provocar funcionen, su trama tenga sentido o sus personajes importen, la película se vuelca en toda su infantil gloria, donde los personajes actúan de la forma menos racional posible, hay que hacer saltos de verosimilitud a cada momento y se avanza predeciblemente hacia un final poco satisfactorio. Sin embargo, el relato se pone más entretenido, o al menos parece estar pasándolo mejor y eso permite que el espectador se involucre un poco más.

Que “Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad” no es para cualquiera, está de más decirlo, pero en la medida en que se le quitan las expectativas de tener a Guillermo del Toro como productor, de estar basada en una serie de cuentos clásicos y respetados, y se evite buscar algo de mayor originalidad o trascendencia en ella, deja de ser ofensiva o de incomodar. Son una serie de aventuras ñoñas que van a entretener a aquel que sabe de antemano que este es su género; es entretenimiento inocente y nostálgico, que no va a sorprender a nadie, pero quizás no busca hacerlo.


Título Original: Scary Stories To Tell In The Dark

Director: André Øvredal

Duración: 111 minutos

Año: 2019

Reparto: Zoe Margaret Colletti, Michael Garza, Austin Zajur, Gabriel Rush, Kathleen Pollard, Gil Bellows, Javier Botet, Dean Norris, Lorraine Toussaint, Austin Abrams, Mark Steger


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas