Conéctate a nuestras redes
Historias de Miedo Historias de Miedo

Comentarios

Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad

Publicado

en

Es cada vez más difícil diferenciar las películas de terror que parecen llegar semanalmente a las carteleras. No es la trama lo que las distingue, ni sus pretensiones, sus maneras de asustar o lo memorable que resulten. “Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad” busca tener algunos elementos diferenciadores: estar centrada en un grupo de niños, ocurrir en 1968 en medio de una elección decisiva, verse compuesta por varias historias dentro de su metraje. Pero ninguna se siente particularmente original. Es más de lo mismo, de alguna manera, pero tampoco molesta que lo sea, y quizás eso es lo más inofensivo que nos pueden entregar estas anónimas y olvidables películas de las que no podemos escapar.

Es Halloween y un grupo de chicos sale a divagar por uno de estos pueblos norteamericanos donde no pasa mucho, buscando aventuras. Llegan a la abandonada mansión de los Bellows, una reconocida familia que cayó en la infamia debido a la enfermedad de su hija Sarah y, sin mucha razón de ser, le roban un libro de historias de su antigua habitación.

El libro luego se presenta como un objeto maldito, en el que día a día se escriben con sangre historias de terror que involucran a los niños que lo encontraron, en las que son las víctimas. La líder del grupo, Stella (Zoe Margaret Colletti), empieza a notar el patrón y los jóvenes se ponen en marcha contra el tiempo para llegar a Sarah, entender su secreto y librarse de la maldición que día a día va sumiendo a un miembro del grupo en una historia que acaba con su muerte.

Entonces la película se divide interesantemente en una serie de cuentos de terror con distintos protagonistas y el monstruo en particular que lo ataca. Este puede tratarse desde una araña, pasando por espantapájaros hasta llegar a humanoides deformados, en una estrategia narrativa que, aunque aleatoria, no llega a aburrir porque se reinicia frecuentemente. Que se sientan repetitivas y que ninguna dé mucho miedo en particular, es otra cosa. La película está tratada con una importancia (recalcada por la banda sonora) que le juega muy en contra, pero es cuando se pierde en lo ridículo de su premisa que parece funcionar mejor.

Uno espera que la película eleve lo que se presenta o se vuelva más inteligente, pero nunca pasa. Sin embargo, en vez de eso, se torna menos decepcionante a medida que se entiende que esto es todo lo que es. Se vuelve más comprometida consigo misma, y por eso es difícil odiarla.

Lejos de que los sustos que busca provocar funcionen, su trama tenga sentido o sus personajes importen, la película se vuelca en toda su infantil gloria, donde los personajes actúan de la forma menos racional posible, hay que hacer saltos de verosimilitud a cada momento y se avanza predeciblemente hacia un final poco satisfactorio. Sin embargo, el relato se pone más entretenido, o al menos parece estar pasándolo mejor y eso permite que el espectador se involucre un poco más.

Que “Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad” no es para cualquiera, está de más decirlo, pero en la medida en que se le quitan las expectativas de tener a Guillermo del Toro como productor, de estar basada en una serie de cuentos clásicos y respetados, y se evite buscar algo de mayor originalidad o trascendencia en ella, deja de ser ofensiva o de incomodar. Son una serie de aventuras ñoñas que van a entretener a aquel que sabe de antemano que este es su género; es entretenimiento inocente y nostálgico, que no va a sorprender a nadie, pero quizás no busca hacerlo.


Título Original: Scary Stories To Tell In The Dark

Director: André Øvredal

Duración: 111 minutos

Año: 2019

Reparto: Zoe Margaret Colletti, Michael Garza, Austin Zajur, Gabriel Rush, Kathleen Pollard, Gil Bellows, Javier Botet, Dean Norris, Lorraine Toussaint, Austin Abrams, Mark Steger


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Afterburner Afterburner
DiscosHace 11 horas

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 2 días

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 7 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 1 semana

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 1 semana

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Publicidad
Publicidad

Más vistas