Conéctate a nuestras redes
Gravedad Gravedad

Comentarios

Gravedad

Publicado

en

¿Qué es lo que domina, manda e impera en la industria a la hora de ejecutar cine de vocación masiva? El espectáculo vacuo, cuyo argumento es apenas un accesorio. El espectáculo que tiene plena confianza en que un cerro de efectos visuales de primera generación sea el gran soporte. El espectáculo que sigue correctamente el molde y no abandona el resguardo de lo mil veces probado. Eso puede entretener y hasta fascinar, pero jamás pasar a la posteridad. “Gravedad” se ocupa de reivindicar el viejo oficio de contar historias, junto con desplegar una pericia visual y técnica que dejan boquiabierto. Un viaje que atemoriza, deslumbra y atrapa por completo, y por el que hay que dar eternas gracias de que este arte exista.

GRAVITY 03Dos astronautas perdidos en el espacio. Eso basta para describir de qué trata la película si no queremos arruinar ni un ápice de la experiencia. Porque en rigor su historia es simple, pero está tan bien estructurada, que la cinta es ejemplar en esta materia. Su narración es prolija, clara y precisa. Clásica, si se quiere. Alejada totalmente de las trampas y excesos que reinan hoy. Lo que va en sintonía con sus emociones, vuelcos e ideas, derramadas con naturalidad y sutileza en el relato. En esta realización se impone por sobre todo la sobriedad, la mínima cantidad de elementos con los que se arma. Y su acierto es ensamblarlos impecablemente, elevando el filme hasta el olimpo cinematográfico.

Alguien dirá que estar amparado en la maquinaria hollywoodense jamás puede equivaler a austeridad, pero no estamos refiriéndonos a la desproporcionada gama de recursos a los que podría echar mano, sino a su estrategia de desistir recurrir a todos ellos para cumplir con su labor. Allí radica el gran valor de su director: cobijado en una industria que le permitiría alzar un espectáculo de proporciones colosales, escoge el derrotero del drama humano enmarcado en ciencia ficción. Por ello, “Gravedad” es una película revolucionaria en el sentido de que propone una perfecta sincronía de avance técnico y engranaje narrativo.

GRAVITY 04En este género nada es antojadizo y en una cinta de este calibre mucho menos. ¿Qué hay detrás de esta historia de dos astronautas a la deriva en el espacio? Por sobre todo, están los deseos de que nos reencontremos como seres humanos. Se puede hablar de eso en un barrio cualquiera y también en la órbita, pero adquiere un cariz excelso si se hace desde la distancia con la Tierra. Es el colocar a la humanidad al borde del precipicio para recordarnos qué es lo realmente importante en esta vida. Sin duda es un viaje de contornos existenciales, que pone sobre la mesa que el gran cine dice presente cuando personajes, imágenes e ideas alcanzan cotas arrebatadoras.

Por su estructura, buena parte del peso de la película recae en sus actores. George Clooney, por su lado, está perfecto a cargo de la dosis justa de distensión en un océano de drama. Con una actitud encantadora, da el balance preciso al filme. Pero quien merece los aplausos más fuertes es Sandra Bullock, que está excelente capturando la vulnerabilidad de su personaje. Acá demuestra toda la solidez que en sus 26 años de carrera ha exhibido sólo a cuentagotas. Su interpretación es maciza y templada, probablemente la actuación de su vida.

GRAVITY 01Dentro de lo más importante está que asistimos a la consolidación definitiva de un cineasta de quilates, el mexicano Alfonso Cuarón. En sus anteriores cintas ya había rastros de su grandeza –en especial en “Children Of Men” (2006)-, pero es aquí donde da el salto de madurez rotundo. Monta una aventura única, a la que imprime un estilo deslumbrante, minucioso, en que no hay nada dejado al azar. Además, consigue blindar con destreza su película. La dirección de fotografía es ejecutada por Emmanuel Lubezki, colaborador habitual de Cuarón, que demuestra una vez más ser uno de los mejores del mundo en su oficio. Una escurridiza cámara es conducida con extraordinaria habilidad; esta no tiene límites, se acerca y se aleja, adquiere la perspectiva de primera persona y se posa en la distancia. Desde un plano secuencia inicial que quita la respiración hasta las escenas de mayor vértigo, este rasgo está trabajado magníficamente. Todo con el agregado de un 3D que jamás tuvo mejor uso: la técnica aumenta la sensación de vernos envueltos y flotando en el espacio junto a los protagonistas. Por último, tenemos un recurso del sonido que es una exquisitez y sirve para incrementar le emoción, mientras que la música incidental, a pesar de ser algo rudimentaria, calza adecuadamente con lo que se propone.

No faltará quien asegure que las bondades de esta cinta ya se habían podido encontrar en “Avatar” (2009). Lo cierto es que esa película era más fanfarria tecnológica que deseos de contar bien una GRAVITY 02historia, además de que tenía ripios narrativos y emotivos que acá no encuentran resonancia. También se puede hacer el vínculo con filmes como “Cast Away” (2000) o “Life Of Pi” (2012), en cuanto a que también son aventuras de sobrevivencia. Pero mientras las otras dos realizaciones se entrampaban en lagunas no menores, la obra de Cuarón ejecuta de manera pulcra la idea.

Definitivamente “Gravedad” no es la clase de espectáculo a los que la industria nos tiene acostumbrados. Enfocado más en el drama existencial y no tanto en demostrar que la ingeniería técnica de Hollywood puede hacer maravillas, constituye un milagro para la cinematografía mundial. Sumerge y sacude, involucra y conmociona. Son 91 de minutos donde se experimenta una escala interminable de emociones y mediante los cuales se despliegan todas las posibilidades del cine. Como para volver a creer.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas