Conéctate a nuestras redes
Godzilla 2 Godzilla 2

Comentarios

Godzilla 2: El Rey de los Monstruos

Publicado

en

Desde su aparición cinematográfica en 1954, la figura de Godzilla se sostiene a través del tiempo como el monstruo gigante que es. Este titán de grandes proporciones es la franquicia más extensa aún en vigencia. Su reinició en la cinta de 2014 dirigida por Gareth Edwards generó un sorprendente éxito y plantó la semilla de lo que  se conoce como Monsterverse. La segunda parte de esta nueva saga, “Kong: Skull Island” (2017), expandió sus horizontes al presentar y preparar un enfrentamiento con Kong. En esta tercera parte, Godzilla vuelve a ser protagonista y su universo narrativo se expande al introducir el resto de las bestias que se esconden en la Tierra.

Los criptozoólogos de la agencia Monarch han descubierto la manera de controlar a bestias que se esconden en los rincones del mundo. Sin embargo, sus planes se ven truncados cuando estos monstruos demuestren que no pueden ser domados y pondrán en peligro la vida de los humanos en el planeta.

El reinicio de “Godzilla” permitió comenzar una nueva era donde monstruos gigantescos serían protagonistas de colosales batallas en pantalla, trayendo de regreso a uno de los personajes cinematográficos más reconocidos de todos los tiempos. La cinta logró una buena acogida por parte de la audiencia y de la crítica, gracias a que existió un cuidado visual al retratar al titán y el relato que se centraba en los personajes humanos cumplía en función de la aparición de Godzilla, pero al mismo tiempo estaba construido de una manera para que el drama se acoplase sin mayor esfuerzo a las escenas de destrucción que caracteriza a este tipo de producciones. Sin embargo, una de las mayores críticas que se le asoció a aquella cinta tenía que ver con la poca aparición del monstruo protagonista en pantalla, considerando que es el principal atractivo de la historia.

Siendo conscientes de aquellas críticas, esta continuación de la cinta de 2014, cuyo relato continúa un par de años después de los desastres dejados por Godzilla, se hace cargo de aquellos comentarios y permite que los monstruos gigantescos sean el verdadero centro de atención. Así, la mayoría de las secuencias son dedicadas a exhibir a las legendarias bestias que ya forman parte del universo ficticio donde Godzilla es el indiscutible soberano, entre ellos Mothra, Rodan y King Ghidorah, quienes en un excelente diseño digital provocan admiración frente a su grandeza y, a la vez, el temor debido a su presencia inquietante. Y aunque la presentación de cada uno podría parecer forzada, logran justificar su aparición y otorgan los momentos más interesantes de la cinta.

Pese a lo bien que puede funcionar la aparición de los monstruos, se intenta unir todas estas escenas con el drama que involucra a los personajes humanos, quienes tratan de otorgar un contexto donde la manifestación espontánea de cada uno de estos kaiju causará la agitación en el mundo y detonará los momentos más ostentosos y atractivos de la cinta. Sin embargo, la inclusión de ellos resulta ser la mayor falencia, porque la carencia de sustancia en la construcción de sus conflictos termina por generar una despreocupación frente a los peligros que estos se enfrentan.

La historia familiar que se encuentra en el centro del desastre se limita a entregar trozos de información innecesaria y que poco aportan al relato que se está construyendo, fallando al momento de presentarse como el hilo conductor de una historia donde sólo importan las batallas más grandes que están ocurriendo en pantalla. Además de la falta de profundidad de estos personajes y sus conflictos, se suman los cabos sueltos generados cuando se quiere explorar la mitología detrás de estas bestias y los intentos que realizan los personajes que buscan la manera de enfrentarse a ellos, llegando a un punto donde el caos no permite que se entiendan del todo los caminos que estos deben seguir, por lo que las soluciones que aparecen para darle un final a la historia parecen claramente forzadas y sin un apoyo firme para sostenerlas.

Por el contrario, una vez que se deja a un lado el drama humano y los titanes se enfrentan el uno al otro, es cuando la película se levanta rápida y vertiginosamente avanza sin obstáculos y justifica su existencia, apoyándose en batallas de un corte épico, donde no se escatima en el espectáculo visual con tal de dejar satisfecho a los seguidores de Godzilla y cualquier espectador casual que busca ser sorprendido por bestias diseñadas digitalmente, donde el CGI funciona y evidencia que las leyes físicas se pueden romper con tal de asombrar al público.

“Godzilla 2: El Rey de los Monstruos” resulta ser una secuela donde es necesario hacer ciertas concesiones con su construcción narrativa para disfrutar del espectáculo visual que se ofrece. Y si bien la ostentosidad presentada en las batallas a las que se enfrentan estos colosos logra justificar esta tercera parte del Monsterverse, lo cierto es que se revela fácilmente el deseo comercial de forzar una franquicia y se establece el camino para el siguiente enfrentamiento entre Godzilla y Kong.


Título Original: Godzilla: King Of The Monsters

Director: Michael Dougherty

Duración: 131 minutos

Año: 2019

Reparto: Millie Bobby Brown, Kyle Chandler, Vera Farmiga, Bradley Whitford, Charles Dance, Thomas Middleditch, Sally Hawkins, Aisha Hinds, Ken Watanabe, Randy Havens, Anthony Ramos


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 5 días

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 6 días

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 7 días

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 2 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 2 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 2 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 3 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 3 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 3 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 4 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Publicidad
Publicidad

Más vistas