Conéctate a nuestras redes
Godzilla 2 Godzilla 2

Comentarios

Godzilla 2: El Rey de los Monstruos

Publicado

en

Desde su aparición cinematográfica en 1954, la figura de Godzilla se sostiene a través del tiempo como el monstruo gigante que es. Este titán de grandes proporciones es la franquicia más extensa aún en vigencia. Su reinició en la cinta de 2014 dirigida por Gareth Edwards generó un sorprendente éxito y plantó la semilla de lo que  se conoce como Monsterverse. La segunda parte de esta nueva saga, “Kong: Skull Island” (2017), expandió sus horizontes al presentar y preparar un enfrentamiento con Kong. En esta tercera parte, Godzilla vuelve a ser protagonista y su universo narrativo se expande al introducir el resto de las bestias que se esconden en la Tierra.

Los criptozoólogos de la agencia Monarch han descubierto la manera de controlar a bestias que se esconden en los rincones del mundo. Sin embargo, sus planes se ven truncados cuando estos monstruos demuestren que no pueden ser domados y pondrán en peligro la vida de los humanos en el planeta.

El reinicio de “Godzilla” permitió comenzar una nueva era donde monstruos gigantescos serían protagonistas de colosales batallas en pantalla, trayendo de regreso a uno de los personajes cinematográficos más reconocidos de todos los tiempos. La cinta logró una buena acogida por parte de la audiencia y de la crítica, gracias a que existió un cuidado visual al retratar al titán y el relato que se centraba en los personajes humanos cumplía en función de la aparición de Godzilla, pero al mismo tiempo estaba construido de una manera para que el drama se acoplase sin mayor esfuerzo a las escenas de destrucción que caracteriza a este tipo de producciones. Sin embargo, una de las mayores críticas que se le asoció a aquella cinta tenía que ver con la poca aparición del monstruo protagonista en pantalla, considerando que es el principal atractivo de la historia.

Siendo conscientes de aquellas críticas, esta continuación de la cinta de 2014, cuyo relato continúa un par de años después de los desastres dejados por Godzilla, se hace cargo de aquellos comentarios y permite que los monstruos gigantescos sean el verdadero centro de atención. Así, la mayoría de las secuencias son dedicadas a exhibir a las legendarias bestias que ya forman parte del universo ficticio donde Godzilla es el indiscutible soberano, entre ellos Mothra, Rodan y King Ghidorah, quienes en un excelente diseño digital provocan admiración frente a su grandeza y, a la vez, el temor debido a su presencia inquietante. Y aunque la presentación de cada uno podría parecer forzada, logran justificar su aparición y otorgan los momentos más interesantes de la cinta.

Pese a lo bien que puede funcionar la aparición de los monstruos, se intenta unir todas estas escenas con el drama que involucra a los personajes humanos, quienes tratan de otorgar un contexto donde la manifestación espontánea de cada uno de estos kaiju causará la agitación en el mundo y detonará los momentos más ostentosos y atractivos de la cinta. Sin embargo, la inclusión de ellos resulta ser la mayor falencia, porque la carencia de sustancia en la construcción de sus conflictos termina por generar una despreocupación frente a los peligros que estos se enfrentan.

La historia familiar que se encuentra en el centro del desastre se limita a entregar trozos de información innecesaria y que poco aportan al relato que se está construyendo, fallando al momento de presentarse como el hilo conductor de una historia donde sólo importan las batallas más grandes que están ocurriendo en pantalla. Además de la falta de profundidad de estos personajes y sus conflictos, se suman los cabos sueltos generados cuando se quiere explorar la mitología detrás de estas bestias y los intentos que realizan los personajes que buscan la manera de enfrentarse a ellos, llegando a un punto donde el caos no permite que se entiendan del todo los caminos que estos deben seguir, por lo que las soluciones que aparecen para darle un final a la historia parecen claramente forzadas y sin un apoyo firme para sostenerlas.

Por el contrario, una vez que se deja a un lado el drama humano y los titanes se enfrentan el uno al otro, es cuando la película se levanta rápida y vertiginosamente avanza sin obstáculos y justifica su existencia, apoyándose en batallas de un corte épico, donde no se escatima en el espectáculo visual con tal de dejar satisfecho a los seguidores de Godzilla y cualquier espectador casual que busca ser sorprendido por bestias diseñadas digitalmente, donde el CGI funciona y evidencia que las leyes físicas se pueden romper con tal de asombrar al público.

“Godzilla 2: El Rey de los Monstruos” resulta ser una secuela donde es necesario hacer ciertas concesiones con su construcción narrativa para disfrutar del espectáculo visual que se ofrece. Y si bien la ostentosidad presentada en las batallas a las que se enfrentan estos colosos logra justificar esta tercera parte del Monsterverse, lo cierto es que se revela fácilmente el deseo comercial de forzar una franquicia y se establece el camino para el siguiente enfrentamiento entre Godzilla y Kong.


Título Original: Godzilla: King Of The Monsters

Director: Michael Dougherty

Duración: 131 minutos

Año: 2019

Reparto: Millie Bobby Brown, Kyle Chandler, Vera Farmiga, Bradley Whitford, Charles Dance, Thomas Middleditch, Sally Hawkins, Aisha Hinds, Ken Watanabe, Randy Havens, Anthony Ramos


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas