Conéctate a nuestras redes
Spotlight Spotlight

Comentarios

En Primera Plana

Publicado

en

Las historias sobre grupos de gente penetrando en círculos para lograr un propósito, suelen ser terrenos excelentes para analizar las motivaciones de esos personajes, la naturaleza de los dilemas que deben enfrentar, las repercusiones emocionales de quienes empujan para romper el cerco, la validez de los métodos empleados y, más trascendental, la relevancia de alcanzar ese fin último. El director Tom McCarthy se encarga de ennoblecer el clasicismo de Hollywood con su quinta película, una cinta que afronta con una narración impecable un hecho complejo y amplio en repercusiones e involucrados. Concebido con esa génesis, la cinta da con la simpleza y la contundencia de un modo que el cine estadounidense parecía haber extraviado.

SPOTLIGHT 01Situada en 2001, la película arranca con la entrada de un nuevo editor a The Boston Globe, Marty Baron (Liev Schreiber), quien luego de leer una columna de un abogado que acusa al arzobispo de Boston de saber que un cura abusaba de niños y no haber hecho nada al respecto, incita a que Walter “Robby” Robinson (Michael Keaton) y el equipo de investigación que lidera, “Spotlight”, comiencen a seguir de cerca el tema. De ese modo, el pequeño grupo de periodistas dedicados a reportear durante meses antes de publicar, compuesto además por Michael Rezendes (Mark Ruffalo), Sacha Pfeiffer (Rachel McAdams) y Matt Carroll (Brian d’Arcy James), se abocará a investigar a la iglesia y sus redes de pederastia.

En estrecha competencia en la temporada de premios con “The Revenant”, “The Big Short” y “Mad Max: Fury Road”, la cinta de Tom McCarthy, aunque es la más clásica y pequeña de todas ellas, expone algo tan simple como potente: que las buenas historias contadas por buenos narradores son el verdadero corazón de Hollywood, y donde la industria se reconoce a sí misma. Elaborando sobre una historia que a ojos de algunos puede parecer árida, el guión del propio director y Josh Singer se escabulle astutamente entre explicaciones, personajes y datos duros, para hilvanar una narrativa que mantiene cautivo.

SPOTLIGHT 02Es verdad que puede acercarse a contar algo tan poco digerible como lo que relata “Bridge Of Spies” (2015) de Spielberg, pero de su lado tiene algo intrínseco y muy favorable: si bien el grupo de periodistas persigue una historia de dimensiones devastadoras y difícil de encapsular, su propia historia es de por sí apasionante. Si a eso se añade que se encuentra basada en una investigación que ganó el Pulitzer y la revelación remeció a todo un país, y todo está en manos de un cineasta sagaz como McCarthy el asunto no tiene cómo desbandarse. Así, tal como “All The President’s Men” (1976) de Pakula, hace un portentoso uso del material que maneja y garantiza el mantener en vilo.

En un principio, la cantidad de nombres entregada puede abrumar, pero la película paulatinamente va afinando sus clavijas con la inclusión de un pulcro montaje paralelo. No obstante allanar el camino con recursos como ese, la cinta conserva lo propuesto inicialmente: esto es diálogo tras diálogo y acción tras acción, trabajado más finamente conforme la cuerda se tensa y las puertas para el equipo se van cerrando. Con un nervio constante y el disparo incesante de información que podría apuntar al éxito de la investigación, la cinta se hace un bocado irresistible, gozando como buen mérito de no tomar caminos fáciles para hacer más llano y digerible el relato. A su cuerpo también le añade pausas sustanciales, como cuando los personajes de Mark Ruffalo y Stanley Tucci se reúnen en SPOTLIGHT 03un bar y se detienen a observar por medio segundo el asunto desde fuera, por su sangre extranjera, y todo adquiere un carácter aún más devastador.

Todos esos atributos están bastante claros. No está tan claro qué tan contundente e incisiva es en escarbar en las honduras y ecos de lo que está contando. Si bien alude a la ciudad, a la iglesia como institución, hay un carácter de ingenuidad que recorre a los personajes del que la película no puede sacudirse. Mirado desde 2016, cuando ya se han destapado miles de casos en que la iglesia ha sido declarada culpable de ocultar delitos sexuales de sus propios miembros, cuesta compatibilizar con la incredulidad y vacilación que por momentos se manifiesta en su historia. Es una cuestión de sensibilidad, dirán algunos. Puede ser, pero si existe algo despejado de dudas es que la cinta no se cubre las espaldas respecto a la temporalidad y todo lo que ha cambiado la percepción del tema en el mundo. Eso no quita, por supuesto, que siga siendo efectiva en el impacto que provoca, especialmente con las entrevistas y cada episodio en que se les clausuran caminos a los periodistas.

Menos punzante es en cuanto a las repercusiones íntimas y profesionales que muestran sus personajes, pues aunque a medida que la historia progresa va adentrándose en los caracteres de cada uno, no se introduce a plenitud en sus ambigüedades. Lo más lejos que llega es con el personaje de Ruffalo –el más protagonista– y su estallido en la SPOTLIGHT 04oficina de “Spotlight”. Eso se puede explicar en que, audazmente, la película prefiere privilegiar la narración y usar esas vacilaciones y particularidades para hacer un juego de mostrar-ocultar que termina por generar más tensión e intriga. Ahí la cinta no muestra indecisión; todo lo contrario: ante el desafío de contar una historia de estas dimensiones desde una óptica más grupal que personal, prefiere darle espesor y oscuridad al relato, en vez de complejizar a sus personajes y aumentar su riesgo artístico. De ese modo genera más dudas y contribuye en hacer todo más cautivador, pero desperdicia oportunidades, como ahondar aún más en los dilemas del personaje de Keaton, el más complicado moralmente del The Boston Globe. Así se termina por configurar una película moderada en lo formal, pero completamente arrojada en su ímpetu narrativo e interpretativo. No luce como una obra trascendental, pero su meticulosidad, inteligencia y audacia merecen aplausos. Como una “Argo” (2012) menos pop y en el mundo del periodismo, es digna heredera del cine que se dejó de hacer hace más de cuarenta años.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 4 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 5 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas