Conéctate a nuestras redes

Publicado

en

El futuro en el que Spike Jonze sitúa “Ella” –su más reciente película como director y su primera como guionista exclusivo– se siente como algo perfectamente verosímil. Es lo suficientemente lejano como para presentar personajes que interactúan de formas más avanzadas que nosotros, pero lo suficientemente próximo como para que los dilemas que estos enfrentan sean los mismos que nos afligen actualmente.

HER 01Es así como su protagonista, Theodore Twombly (Joaquín Phoenix), tras recientemente haberse separado de su esposa y encontrarse retraído en una nostálgica monotonía, busca llenar ese vacío con tecnología que le promete compañía y comprensión. El resultado es la adquisición de Samantha (voz de Scarlett Johansson), un sistema operativo con la capacidad de procesar infinita información, comunicarse e incluso interactuar. Sin creer estar preparado para una relación humana, y con la inquisitiva presencia de Samantha demostrando interés por todo lo que la rodea, hombre y máquina comienzan a enamorarse y forman una relación.

Scarlett Johansson interpreta a Samantha –divertida, ansiosa, devastadora- con el entusiasmo de alguien que no conoce el miedo ni las inseguridades, ya que no ha vivido lo suficiente como para encontrarse con ellos. Su personalidad es justamente lo que Theodore necesita, y a pesar de no aparecer físicamente en ningún cuadro de la película, su voz hace que el personaje logre instalarse como una presencia creíble, dotando a la relación de una verosimilitud inquietante y sugiriendo que esta podría desarrollarse de la misma manera si estuviera compuesta por dos personas.

HER 02Más allá de hacer una parodia o una crítica a nuestra relación con la tecnología, Jonze extiende la descabellada premisa inicial impidiendo que se agote, sin dejar ninguno de los rincones de esta idea sin explorar, dotándola de sentimiento y dando giros a la historia que demuestran que es más que lo que su sinopsis sugiere. Y es ahí donde radica el valor de “Ella”: en que logra trascender la premisa “hombre se enamora de computador” más allá de su relativa simpleza, tanto estructural como temáticamente.

En cuanto a estructura, la cinta se divierte con esta situación anecdótica inicial, pero pronto avanza más allá, complejizándola y sorprendiendo en el proceso, y el foco deja de estar en la posibilidad de que un amor tan inusual pueda existir y pasa a situarse en lo que tienen que aprender el uno del otro y cómo sobrellevar una relación semejante, cuyas complicaciones tienen raíces en las mismas inseguridades y demonios que acechaban al protagonista en sus relaciones anteriores, por más humanas que fueran

HER 04Y, temáticamente, Jonze utiliza dicha premisa como mera herramienta para explorar aspectos mayores y más universales, y así “Ella” deja de ser una película sobre el amor entre un hombre y su sistema operativo y se convierte en una historia sobre los compromisos que hacemos y lo lejos que estamos dispuestos a llegar para ser felices. Theodore, después de mucho tiempo de aislamiento, empieza a atreverse a salir de su zona de confort y permitirse a sí mismo experimentar nuevas situaciones y reencantarse con la vida. “Estamos en la tierra brevemente”, le responde una amiga cuando él pide su consejo, “…y mientras estoy aquí quiero permitirme ser feliz”. Como mensaje, eso trasciende.

“Ella” es una película llena de ideas, rebosante de ellas, todas como pequeñas cápsulas dentro de la película, pero alineándose para apuntar hacia lo mismo. Estas ideas dan forma a la historia y transmiten los temores del protagonista, yendo desde el ensimismamiento, al que al parecer nos encaminamos inevitablemente, hasta cómo nos comunicamos con quienes nos rodean, el significado que le damos a nuestro pasado y el miedo que genera el pensar que ya sentimos todas las emociones y sensaciones que la vida tenía para ofrecernos.

HER 03La fotografía refuerza este aspecto y apunta a la evocación del sentir. A pesar de lo planas y genéricas que se quiere hacer ver las calles de este Los Angeles futurista y los ordenados interiores teñidos de tonos pasteles y grises, la cámara aquí busca capturar sensaciones y emociones, llamar la atención a cada detalle, deteniéndose en texturas –una partícula de polvo, las gotas de agua en la ducha- y haciendo vívidos momentos, realzando un mundo que Theodore puede sentir, pero en el que Samantha jamás se va a encontrar.

Conmovedora, divertida, inteligente y reflexiva, “Ella” exige solamente que suspendamos la incredulidad para demostrarnos que las historias de amor pueden existir en cualquier forma y empaque, y el mensaje que quiere transmitir una película puede hacerse presente hasta en las premisas más inusuales. Son la maestría y originalidad de un director las que las dotan de verdadera belleza, y Spike Jonze se vale de la ciencia ficción no por su aparataje, curiosidad o atractivo, sino con el fin de contar de forma original y novedosa algo que puede ser tan simple como la historia de alguien que quiere ser feliz, y se permite hacerlo.


Título Original: Her

Director: Spike Jonze

Duración: 126 minutos

Año: 2013

Reparto: Joaquin Phoenix, Scarlett Johansson, Amy Adams, Rooney Mara, Olivia Wilde, Chris Pratt, Portia Doubleday, Alia Janine, Matt Letscher


Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Mariana (@Lady_Mari)

    26-Feb-2014 en 12:16 pm

    Muy buen comentario!! La vi el lunes y refleja completamente mi percepción. Linda película 🙂

  2. Carlos Navarro

    27-Feb-2014 en 9:36 am

    Es una buena película con originalidad es cierto, pero con deficiencia en el mismo aspecto en el asunto de fondo (no escapa de un tema muy retratado, pero pasa a ser un detalle). Por otra parte esta crítica es interesante, sin embargo, puede que hierre en su premisa principal (“hombre se enamora de máquina”) y esta debiese ser realmente “la soledad y lo sustituible de las relaciones humanas así como su futilidad”, quizás de esa perspectiva se hubiese logrado otra perspectiva del film, por lo tanto, seguiré buscando otros análisis. Es probable que el cine no hable mucho más de esta película, pero si la sociología y hasta la filosofía. Inteligente crítica de todas formas. Saludos.

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Omens Omens
DiscosHace 4 días

Elder – “Omens”

Etimológicamente hablando, el concepto omen se asocia a la idea de presagio o visión. Es en torno a ese constructo...

Afterburner Afterburner
DiscosHace 5 días

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 6 días

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 2 semanas

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 2 semanas

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 2 semanas

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 3 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 4 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: