Conéctate a nuestras redes

Comentarios

El Sorprendente Hombre Araña

Publicado

en

La necesidad de la industria cinematográfica por reciclar ideas que ya fueron explotadas en su tiempo, se ha vuelto un caso patológico. Aprovechando la expectación que producen los dos blockbusters de superhéroes que han generado más ansiedad entre los fanáticos del comic durante 2012 (“The Avengers” y “The Dark Knight Rises”), reinventar a uno de los personajes enmascarados más populares del mundo, como es Spider-Man, no podía ser una mala idea. Pero tampoco es una idea creativa y novedosa.

La historia sigue siendo la misma: Peter Parker (Andrew Garfield) es un adolescente retraído, inteligente, con problemas para relacionarse con sus compañeros de secundaria y que mantiene un interés romántico por Gwen Stacey (Emma Stone). La desaparición temprana de sus padres lo motiva a investigar en la Torre Oscorp, donde trabaja el doctor Curt Connors (Rhys Ifans), amigo de su familia y compañero de trabajo de su padre. Pero la curiosidad lo lleva a sufrir una picadura de araña modificada genéticamente, lo que… Bueno, ni siquiera viene al caso mencionar lo que sigue.

En primer lugar, los “nuevos personajes” no son tan nuevos como parece. El doctor Connors ya aparece en la segunda y tercera entrega anterior, pero nunca se llega a presentar su alter ego The Lizard. Para Gwen Stacey, el nuevo amor del trepamuros, la historia es similar: se presenta en la tercera película dirigida por Sam Raimi, pero acá el giro la convierte en el primer romance de Peter Parker.

La clave de los nuevos personajes está en unos que aparecen sólo al comienzo y luego desaparecen: los padres del protagonista. Más allá de los cambios cosméticos, lo único sustancial es esta aparición, son ellos el motor de la trama, los que motivan las acciones del protagonista, por ellos Peter comienza la investigación, para averiguar qué sucedió realmente luego de la desaparición, lo que lo lleva a conocer a Curt Connors. Respecto a este mismo punto, hay que destacar que el accidente y los poderes con los que tropieza Peter Parker no son una completa casualidad, como en la primera película de Sam Raimi, lo que le da consistencia a la trama.

Las comparaciones son odiosas, pero a veces necesarias. La clave acá es la pregunta: ¿Se justifica una nueva versión de Spider-Man?; claro, más allá de lo puramente monetario. Es aquí donde entra en juego la idea de “responsabilidad”, relacionada con la famosa frase de Tío Ben (Martin Sheen) que ahora es reinventada y entrega pistas de cómo puede entenderse la nueva Spider-Man.

Estamos ante una película que se posiciona junto a la mejor de la trilogía anterior (“Spider-Man 2”), y vuelve a recuperar a un personaje complejo, a veces trágico, otras veces irónico y siempre entretenido por sus batallas y los antagonistas que debe enfrentar. Las actuaciones están en ese registro, nunca dejan de lado la comedia, pero a grandes rasgos mantienen el tono dramático de la historia.

El problema no es ni la película ni la historia, ni buscar una justificación para tratar de reinventar un personaje tan famoso y que siempre es agradable de ver. Lo complicado, y es justo donde se cae este film, es en los riesgos. Los peligros, las jugadas osadas, la posibilidad de explorar de otra forma una historia archiconocida no se muestran. Esto, pese a las cartas del director Marc Webb, que con “(500) Days Of Summer” había mostrado una curiosidad por la experimentación, el riesgo y las posibilidades de la edición para potenciar una historia. Todo eso desaparece en “The Amazing Spider-Man”, y se presenta una historia plana, lineal, donde la única –y obvia- técnica novedosa, es la cámara en primera persona cuando el héroe recorre Nueva York balanceándose en sus telarañas. Marc Webb, en ese sentido, asume la responsabilidad y la cumple de manera correcta, pero sin asumir jamás riesgos.

Pese a todas las objeciones, es una película que vale la pena verse. Es entretenida, bien contada, con una factura técnica impecable, y que hace justicia al Hombre Araña, luego del fiasco de la última película dirigida por Sam Raimi. Podría decirse, sin temor a equivocarse, que no defraudará al fanático promedio del personaje, porque el fanático fundamentalista no tiene vuelta.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
8 Comentarios

8 Comments

  1. Romi C

    04-Jul-2012 en 12:35 pm

    Creo que hubiese sido bueno que comentaran que esta nueva película está basada en el reboot del comic original de Spider-man (en el que estaba basado las tres primeras películas), puesto que esta nueva película, si bien es una nueva versión, y distinta, no es porque les tincó a los de Hollywood cambiar la historia para sacar una película, si no que en realidad el cambio de la historia vino desde Marvel con un nuevo comic 🙂

  2. Marco Moya

    04-Jul-2012 en 7:40 pm

    Como dice la chiquilla de arriba, no es por que les tincó nomas que decidieron rebootear la historia, que reconozcamoslo, lo necesitaba si quería continuar ya que Tobey Mcguire ya está llegando a los 40!… además sirve pa incorporarlo después a los Vengadores (si es que no hay problemas legales y weas)

    Que Mark Webb no haya asumido riesgos me parece la decisión correcta también, ya que lo único que hizo antes de esta Spiderman (Corrijanme si me equivico) era 500 Days of Summer, que si era innovadora en ciertos aspectos, pero hacer algo como eso en este blockbuster podria haber significado un fracaso (Conosco a muchos que se fueron a la cresta con 500 days of summer por que era “muy enredada”).

    Así que dedo para arriba a esta película y al cine se ha dicho!

  3. Francisco Fuenzalida SIlva

    20-Jul-2012 en 4:07 pm

    Ésta cinta de Spidey me gustó mucho, se ve bien reflejada la personalidad de Spidey y Peter, es decir, se notan las diferencias, no como en la otra franquicia. Siguiendo como personaje, Andrew logró bien su personaje como “nerd”, con gestos, ataduras de palabras, caminada,etc. y , como spidey, fue notable, buenos movimientos,un humor genuino del trepa muros. El hecho de volver a usar las telarañas elaboradas y no naturales le da puntos extras al volver a lo antiguo. Cómo trama increible al ver la vida del personaje, incluir a los padres, casi sin vacíos de historia. Un villano con un plan algo cliche pero bien elaborado. The Lizard fue brutal, dio miedo, el toque de la capa le dio más fidelidad al cómic, pero lo mejor es que no fue considerado solo una “bestia”, era conciente de lo que hacía, es decir, un animal con cerebro. Lo que si extrañé de la cinta fue la clásica frase del Tio Ben, es algo que es parte de la médula en la historia del arácnido, pero la frase que uso fue igual de inspiradora. Lo que me gustó también fue el hecho que no todos los problemas se solucionaron, quedaron muchos para una segunda cinta, tal ves en eso no fue tradicional, pero si innovador para ver luego a un Spidey/ Peter que se cuestione y sufra por su Don/Maldición que tiene. En conclusión, es divertida la cinta, buena personificación, buenos escenarios, un gran soundtrack pero con algunos baches, sin embargo al principio y desde que el Lagarto esta en el colegio se pone bueno, en la música, pero su mayor alto es en la parte de las gruas. Eso que sucede no se ve habitualmente en los cómics, es raro, excepto en la versión Ultimate , después del Maremoto de Magneto cuando J.J. Jameson ve en realidad como es Spidey.

  4. Felipe Matías Araneda del Canto

    20-Jul-2012 en 4:09 pm

    Me parece que esta película origina una nueva trilogía (tal vez), con bastante proyección, además de ir por un camino distinto a la protagonizada por Tobey Maguire. La encontré entretenida y correcta. Le tengo fé.
    Saludos!

  5. Nicole Pinaud

    21-Jul-2012 en 1:15 am

    Es obvio que el fan talibán fascista fundamentalista que le gusta McGuire, que se crió con sus películas y que es tan perno como el rol que él encarnaba en la trilogía, se va a sentir ofendido, ofuscado, menoscabado y cuanto adjetivo más encuentren para definir que no les va a gustar la nueva propuesta …
    Como dice el compadre de arriba, fue “correcta” no abusaron de nada, equilibradita, parejita la cinta (en el buen sentido)…. no tuvieron que “darle como guaraca” a ningún recurso para que sobresaliera, un buen trabajo, que quizás debió estrenarse más alejada de The Dark Knight Rises para que causara más impacto …

  6. Daavid Olmos Caballero

    21-Jul-2012 en 2:13 am

    Spiderman es un personaje que en los cómics se ve muy simple, sin embargo, su complejidad es elevada, quizás no tanto como obras de Morrison o Moore, sin embargo, debes mezclar el humor de Parker con sus demonios, especialmente, la lucha encarnizada que vive día a día con Jameson.

  7. sebastian

    22-Jul-2012 en 8:21 pm

    ojala logren captar la complejidad del personaje como se ve en las series de animacion o en los comics.

  8. paola

    21-Nov-2013 en 1:36 pm

    Yo coincido contigo es una película que vale la pena ver, es muy entretenida y con un sentido cómico. El personaje de Peter Parker está muy bien logrado e interpretado por Andrew Garfield.

Responder

Comentarios

Midsommar

Publicado

en

Midsommar

“Midsommar”, el segundo largometraje de Ari Aster, logra reafirmar un estilo particular de dirección para abordar el terror. A diferencia de “Hereditary” (2018), su película anterior, aquí la idea de la ritualidad es abarcada desde una puesta en escena que ya no es oscura y nocturna, sino que totalmente iluminada para transmitir una idea pureza y virginidad.

Dani (Florence Pugh) es una joven estudiante que acaba de sufrir el fallecimiento de su hermana y de sus padres. Christian (Jack Reynor), su pareja, es el único lazo que la contiene frente a sus constantes crisis, pero la relación de ambos se encuentra en un momento de inestabilidad. Dani se entera por el grupo de amigos de él de que viajarán todos juntos a Suecia, donde se celebrará un evento especial de la comunidad a la que uno de ellos perteneció. Por compromiso, Christian decide invitarla. Entregados a admirar y participar de este festival de verano, al poco tiempo son testigos de rituales que son a lo menos duros de mirar, y de los cuales inevitablemente se van volviendo parte, hasta convertirse en pilares fundamentales de la celebración.

La construcción de esta historia gira en torno a lo desconocido y lo ajeno que resulta para los personajes todo lo que está por ocurrir en esta semana de festividad de acuerdo a las creencias de los mismos participantes. Sin embargo, estas son mostradas con antelación al espectador, por lo que el desarrollo de la película no estaría marcado precisamente por la sorpresa de los acontecimientos, y más bien se avanza a través de ella como compañeros de su protagonista, interpretada por Florence Pugh, quien encarna perfectamente a este personaje atormentado y confundido, siendo parte de un universo que no entiende, pero del que se sumerge casi sin darse cuenta.

Si bien, el guion juega con darle un carácter de “cultural” o una justificación religiosa a las acciones de sus antagonistas –ya que los mismos personajes mantienen la intención de una investigación antropológica–, no profundiza en ello, para así dejarnos principalmente con la sensación de terror frente a imágenes crudas que no pueden ser fácilmente entendidas por quienes no somos parte de esa espiritualidad, la que, a su vez, pareciera tener un futuro ya predeterminado.

Ari Aster crea así una atmósfera de ensoñación acorde a los estados de sus personajes, drogados con las pócimas, la belleza del lugar y lo extraño de los distintos acontecimientos. El Midsommar es representado desde la dirección de arte a través de un espacio que se presenta como pulcro y perfecto, con los colores cálidos del verano y el colorido de las flores. La fotografía, por su parte, forma una especie halo blanco que remite a un lugar paradisíaco, bañado con la luz del sol, el que se distorsiona de manera interesante en ciertos momentos para enfatizar un estado mental abierto a “la influencia”.

La calidad en las distintas áreas técnicas del cine del director logra formar una pieza de valor artístico que es sin duda un aporte para el género de terror, sin embargo, si bien aquí de todas maneras juega con elementos de suspenso a través de la música o sus movimientos de cámara, “Midsommar” no resulta una película que deje con una sensación constante de demasiado miedo ni terror, sino más bien de una espera frente a lo que está por venir y una contemplación constante.

Conociendo a grandes rasgos los elegantes mecanismos técnicos que le dan a Aster un carácter de autor al que vale la pena seguir el rastro, su tercer filme exigirá dar un paso más allá respecto de cómo abordar situaciones “terroríficas”, donde quizás su mayor desafío sea el de seguir mezclando una buena historia de terror o suspenso con una hermosura de imágenes y sonidos que le den otra capa de profundidad o, al menos, algún tipo de cuestionamiento de la misma, y así poder ver las dos caras de la moneda, es decir, poder percibir lo “especial” que ve el antagonista respecto a eso que a nosotros nos da terror. En este sentido, no remitirse al susto exclusivamente por lo brutal e inesperado, sino que enlazarlo con una mirada artística, que necesite cada vez menos sustentarse en los clichés, continuando también con una construcción de personajes y dirección de actores impecable, que puedan transmitirnos una historia completamente ajena al espectador, pero a la vez cercana y posible.

“Midsommar” resulta una película que aborda el terror desde un interés cercano a la antropología, que, al igual que “Hereditary”, explora la idea del ser parte de una comunidad con ciertas creencias y tradiciones que ya tienen un plan establecido para los protagonistas, y de los que ellos no están enterados, pero que, en el caso particular de esta cinta, propone crear un contraste entre prácticas brutales y una apariencia visual pura o virginal, idea que pudo haber sido explotada más profundamente para generar un impacto potente en el espectador, y que acá no se consigue del todo. De todos modos, cabe destacar que, en lo que va de su filmografía, Aster logra unas gloriosas escenas finales, que dejan con una sensación perturbadora e incómoda de, a pesar de todo, estar admirando algo realmente bello.


Título Original: Midsommar

Director: Ari Aster

Duración: 147 minutos

Año: 2019

Reparto: Florence Pugh, Jack Reynor, Will Poulter, William Jackson Harper, Ellora Torchia, Archie Madekwe, Vilhelm Blomgren, Julia Ragnarsson, Anna Åström, Anki Larsson


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 4 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 4 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 4 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 4 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 4 semanas

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: