Conéctate a nuestras redes
El Hombre Invisible El Hombre Invisible

Comentarios

El Hombre Invisible

Publicado

en

Luego de fallar en el intento de crear una nueva franquicia basada en los monstruos clásicos del estudio Universal, la decisión de traerlos de vuelta sigue en pie, pero otorgándole a cada uno por separado la oportunidad de reiniciar sus raíces a través de relecturas basadas en su material original. “El Hombre Invisible”, novela escrita en 1897 por H.G. Wells, tuvo su propia adaptación cinematográfica en 1933, dirigida por James Whale, y en el reinicio en 2020 a cargo de Leigh Whannell (“Upgrade”, 2018) la historia dará un giro para ser adaptada a nuestros tiempos y mezclarse con los miedos modernos, para así encontrar un espacio y poder sobrevivir en la atestada cartelera semanal.

Esta nueva versión se centra en Cecilia Kass (Elisabeth Moss), quien, luego de escapar de la abusiva relación que tenía con un millonario científico, recibe la noticia que él se ha suicidado, dejándole gran parte de su fortuna como herencia. Sin embargo, su cordura se ve cuestionada cuando, después de unos extraños sucesos, Cecilia comienza a suponer que su ex pareja en realidad no está muerto. Mientras trata de convencer al resto de sus sospechas, deberá arrancar de quién la acecha y proteger a quienes ama.

Reconstruir clásicos y reversionar sus propuestas siempre parece ser un trabajo difícil, más aún cuando se tiene las limitaciones de interpretar al pie de la letra el material original y sólo se realizan ciertas modificaciones para que pueda camuflarse correctamente en tiempos actuales. Sin embargo, la labor que realiza el guion a cargo del mismo Whannell parece más ambiciosa que sólo rehacer la adaptación de una novela escrita a finales de 1800.

De aquel material original sólo se toma la premisa para ahondar en miedos aún más profundos y que tienen relevancia con los tiempos que nuestra sociedad está viviendo. Aunque esto se podría tomar como aprovechamiento mediático de un movimiento, que hizo que muchas mujeres alzaran la voz frente a los abusos que han sido cometidos en su contra, la cinta pareciera tener la intensión de acentuar el temor que existe tras salir de una relación abusiva, y cómo las consecuencias persiguen a su sobreviviente, incluso cuando el escenario ya parece seguro.

Este subtexto se esparce durante toda la cinta, dejando en claro que, para hacer una película que se mueve entre el terror y el thriller psicológico, debe existir una sustancia que sostenga las decisiones de su protagonista y los eventos que la rodean. En ese sentido, esta producción logra el objetivo sin excesos o la utilización de su protagonista como víctima; por el contrario, el viaje que realiza Cecilia desde que logra escapar de las manos de su abusador hasta la resolución final da cuenta de una evolución frente a los cuestionamientos frente a su cordura, pues, quienes la rodean, no logran advertir el calvario por el que ella realmente está pasando.

De esta forma, el trabajo realizado por Elisabeth Moss resulta esencial para poder retratar este estremecedor trayecto. Su rostro, presente en casi todo el metraje en pantalla, logra encarnar las emociones necesarias para conectar con su resistencia, llevándose gran parte del peso dramático de esta película. Whanell prefiere tomar el tiempo necesario para construir la tensión, optando por extender ciertos momentos donde el peligro acecha, apoyándose en la información que el público maneja sobre la situación y evitando los ya sobre utilizados jump scares. No obstante, la decisión de extender estos momentos de incertidumbre acaba por ralentizar secuencias de angustia, terminando en resoluciones anticlimáticas y que podrían agobiar el compromiso tácito entre espectador y relato.

Por otra parte, al encontrarse enfocada en la exploración psicológica de su protagonista y cómo los hechos a su alrededor ponen en jaque su cordura, este énfasis está estirado hasta que el momento donde las revelaciones comienzan a ser más claras, las que parecen ser incluidas casi por obligación y sin sutilezas, provocando que la narración decaiga hacia su final.

“El Hombre Invisible” no aspira a esclarecer la ciencia detrás de la posibilidad de ser invisible, dejando a un lado cualquier rastro de explicación innecesaria sobre aquel hecho. Por el contrario, el relato avanza hacia los miedos que existen cuando lo que más se teme aparece sin razón y no se le puede ver. Si bien, la cinta avanza con algunos tropiezos y decisiones que pudieron ser evitadas, es cierto que su propuesta funciona de manera acertada, principalmente gracias al trabajo de su subtexto y el desempeño de su actriz protagonista.


Título Original: The Invisible Man

Director: Leigh Whannell

Duración: 110 minutos

Año: 2020

Reparto: Elisabeth Moss, Storm Reid, Harriet Dyer, Aldis Hodge, Oliver Jackson-Cohen, Zara Michales, Michael Dorman, Amali Golden


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escuadrón Suicida

Publicado

en

El Escuadrón Suicida

Esta franquicia, que empezó hace cinco años con un atrayente concepto, pero pésimamente ejecutado, tiene una segunda oportunidad con “El Escuadrón Suicida”, una especie de reinicio en manos del director James Gunn, responsable de la saga “Guardians Of The Galaxy”. Esta versión aprovecha la mitología establecida en “Suicide Squad” (2016), aprende de sus errores y no pierde mucho tiempo en establecer los orígenes de cada villano, sino que rápidamente los lanza a la acción con una espectacular apertura.

Un grupo de convictos con habilidades extraordinarias son reclutados y enviados por la oficial de Inteligencia Amanda Waller (Viola Davis) a la isla de Corto Maltés, una nación latinoamericana que, tras un golpe militar, cayó en manos de un grupo antiestadounidense. Su misión es destruir un laboratorio de la época nazi, junto al proyecto “Starfish”, que se encuentra dentro de la isla. Si cumplen con el cometido, su sentencia será reducida, pero si desobedecen las instrucciones, un dispositivo que instalaron en su cerebro los matará instantáneamente.

Violentas secuencias de acción abundan dentro de “El Escuadrón Suicida” y es definitivamente su punto fuerte, aprovechando que la narración está de lado de los villanos para regocijarse en sangrientos desmembramientos y vistosas muertes, sin embargo, el filme no tiene el mismo éxito con el resto de los elementos. El trasfondo emocional que intenta construir con algunos de los personajes no consigue un verdadero impacto; el humor rara vez funciona y las bromas que tratan de vender fallan frecuentemente, y el tono irreverente que prometían los adelantos hace unas efímeras apariciones.

Quien encarna perfectamente la promesa y el potencial no cumplido de la película es Margot Robbie con Harley Quinn. Toda la energía lúdica que podría haberse repartido al resto de los personajes se concentra en ella, quien nuevamente demuestra ser lo mejor que tiene la franquicia. Con una efervescente presencia, se roba la atención cada vez que está en pantalla; la energía juguetona y lúdica de Robbie mejora las grandes secuencias de acción con su despliegue físico, humor y actuación. Lamentablemente, la mayoría del elenco no puede igualar los niveles de entretenimiento que nos entrega este personaje, a excepción de Nanaue (voz de Sylvester Stallone), que es la mejor adición de esta nueva versión.

Gunn entrega dinamismo a las escenas de acción y logra crear exuberantes secuencias, que se regocijan en la cantidad de sangre e inmuebles arrasados que se muestran en pantalla. Aunque, lamentablemente, no todas las escenas son igual de emocionantes, ya que la mitad pierde el momentum ganado en el inicio, y el reparto sufre con la ausencia de Harley en gran parte del metraje. A medida que la película avanza, la escala de destrucción y las fuerzas opositoras van en aumento, pero las ambiciones de la trama entorpecen el relato y las expectativas no logran culminar satisfactoriamente. El tercer acto no puede evitar la indulgencia y llega un punto en que sobre extiende su bienvenida con un tibio final que no conmueve ni emociona.

Se agradece que “El Escuadrón Suicida” cumpla con crear secuencias que entretengan a su audiencia, por más que no siempre logre ese cometido y que el humor sea bastante mediocre. Existe una clara intencionalidad de mantener al espectador seducido con la rapidez y violencia que se despliega en pantalla, pero no es un esfuerzo consistente al existir varios elementos débiles que no son ejecutados con la misma eficiencia. A pesar de ser una notable mejora al esfuerzo anterior de la saga, no es un triunfo total, y nuevamente queda la sensación de que existe una mejor película que se podría hacer de esta propuesta.


Título Original: The Suicide Squad

Director: James Gunn

Duración: 132 minutos

Año: 2021

Reparto: Idris Elba, Margot Robbie, Viola Davis, David Dastmalchian, John Cena, Joel Kinnaman, Flula Borg, Juan Diego Botto, Taika Waititi, Alice Braga, Daniela Melchior, Peter Capaldi, Michael Rooker, Sylvester Stallone


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 6 días

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

If I Can't Have Love, I Want Power If I Can't Have Love, I Want Power
DiscosHace 7 días

Halsey – “If I Can’t Have Love, I Want Power”

Es imposible no cruzar la situación mundial con cada disco que aparece en las plataformas de streaming y ver si...

Loving In Stereo Loving In Stereo
DiscosHace 2 semanas

Jungle – “Loving In Stereo”

Es difícil pensar en cuántas cosas le ha quitado la pandemia al mundo. Son vidas, recursos, tiempo, recuerdos y ansias...

Infinite Granite Infinite Granite
DiscosHace 2 semanas

Deafheaven – “Infinite Granite”

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream...

Solar Power Solar Power
DiscosHace 2 semanas

Lorde – “Solar Power”

En un mundo donde la información avanza aceleradamente, es comprensible la necesidad de desconectarse para escapar de una sociedad cada...

Pressure Machine Pressure Machine
DiscosHace 3 semanas

The Killers – “Pressure Machine”

Las cuarentenas y los momentos de introspección sirvieron de inspiración para muchísimos artistas durante el año pasado; reconectarse con viejas...

Intacto Intacto
DiscosHace 3 semanas

Cevladé – “Intacto”

El universo del rap vive actualmente en una dicotomía en la que, si bien no es necesario tomar bando, es...

Take The Sadness Out Of Saturday Night Take The Sadness Out Of Saturday Night
DiscosHace 4 semanas

Bleachers – “Take The Sadness Out Of Saturday Night”

En la última década, Jack Antonoff se estableció como el arquitecto del indie pop por excelencia. Colaborando con algunas de...

Distant Populations Distant Populations
DiscosHace 4 semanas

Quicksand – “Distant Populations”

Demoledor. El nuevo trabajo de Quicksand supera con creces las expectativas de un retorno esperado desde “Interiors” (2017), y una...

SINNER GET READY SINNER GET READY
DiscosHace 1 mes

Lingua Ignota – “SINNER GET READY”

Esta nueva, interesante y prolífica aproximación hacia sonidos estrechamente ligados al noir, es un hecho. Ha sido posible ver, entre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas