Contáctanos

Comentarios

El Dictador

Publicado

en

Sacha Baron Cohen vuelve a la carga encarnando a uno de sus controvertidos personajes, para entregar una nueva dosis de humor políticamente incorrecto y mal gusto. El inglés sabe cuál es su gracia, y al target al cual van dirigidos sus largometrajes, por lo que si no son santos de su devoción y pusieron el grito en el cielo con películas como “Borat” (2006) o “Brüno” (2009), han de mantenerse lo más lejos posible de “El Dictador”. Para todos los demás, acomódense en sus asientos para disfrutar la última incursión de Cohen comandado por –el también controvertido-  Larry Charles.

Haffaz Aladeen (Sacha Baron Cohen) es el imponente dictador de la Republica de Wadiya, quien ve interrumpido su mandato cuando los Estados Unidos intervienen en su país acusándolo de poseer armas de destrucción masiva. Aladeen deberá viajar a Norteamérica para responder a las acusaciones, cuando Tamir (Ben Kingsley), tío de Aladeen, le tiende una trampa que lo despojará de su poder y lo obligará a vivir como un ciudadano común en la Gran Manzana. Aladeen deberá hacer lo imposible para retomar su cargo y proteger a su pueblo de las garras de la democracia que amenazan con instalarse en su ausencia.

La tónica y desfachatez es la misma que hemos podido ver en las películas anteriores del británico. Así también, sus virtudes y defectos. La crítica a la sociedad y política estadounidense es el norte a seguir en esta aventura de caída y ascenso, con un Aladeen que es un conjunto de las características más reconocibles de los dictadores en la historia de la humanidad, y que a pesar de ser un tirano desalmado, en el fondo de su corazón es un ser ingenuo y solitario, que encontrará en Zoey (Anna Faris), una joven activista que apoya todas las formas de vidas “alternativas”, el amor de su vida.

La película contiene un gran número de gags, algunos mejor logrados que otros, y al escapar de la forma del mockumentary, la cinta toma una línea mucho más convencional, entregando un guión bastante más redondo que las anteriores cintas de la dupla Cohen/Charles. Sin embargo, persisten los problemas para mantener a la historia en una constante progresión, sufriendo un serio declive en su segunda mitad, que aletarga el hilarante clímax. Ahora (y esto depende de la percepción de cada uno), el humor también se sigue pasando de la raya y quedando muchas veces fuera de lugar, incluso para una propuesta de estas características. No hay problema con querer mofarse de la pedofilia o de enfermedades terminales, mientras se cree un contexto que de pie para una buena broma, pero en muchas escenas de “El Dictador” la necesidad por despertar polémica y meter el dedo en la yaga, da como resultado escenas que son provocativas, pero no graciosas.

Irregular, pero aun así mejor que “Brüno”, “El Dictador” dejará contentos a los fanáticos de Cohen, quienes podrán encontrar en su entrañable Aladeen, una ácida crítica de la sociedad moderna y a la política de los Estados Unidos.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Cine

El Informante

Publicado

en

El Informante

A principios de la década del 70, se destapó uno de los mayores escándalos políticos en la historia de Estados Unidos, cuando se intentó encubrir un robo de documentos desde el complejo Watergate. La crisis institucional provocó la renuncia de Richard Nixon como presidente dos años más tarde. El escándalo fue material de investigación de los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein del diario The Washington Post, quienes fueron los encargados de destapar la verdad, recibiendo la ayuda de una fuente anónima apodada “Garganta Profunda”. La identidad de esta fuente fue confirmada después de más de treinta años, resultando ser Mark Felt, quien era director asociado del FBI. Su historia es foco de la cinta dirigida por Peter Landesman.

Basada en la autobiografía del agente del FBI, Mark Felt (Liam Neeson), “El Informante” cuenta cómo Felt se transforma en el hombre clave en el destape del escándalo de Watergate, y una de las fuentes anónimas más famosas de Estados Unidos al entregar información confidencial a los periodistas Bob Woodward (Julian Morris) y Carl Bernstein.

El antecedente cinematográfico más relevante frente al escándalo está en “All The President’s Men” (1974), dirigida por Alan J. Pakula y basada en el libro que escribieron Bernstein y Woodward, donde el foco estaba puesto en los dos periodistas que lideraron la investigación y cómo lograron destapar lo que estaba ocurriendo. En ella la figura de la fuente se mantenía entre las sombras, debido a que ambos no revelarían su identidad sin su consentimiento, pero después que el propio Mark Felt lo hiciera más de treinta años después, era descubierto uno de los grandes misterios periodísticos de las últimas décadas. Por lo tanto, la cinta enfocada en la figura de Felt da un giro para mostrar el otro lado de la moneda y relatar las razones que lo empujaron a contactar a los periodistas y filtrar la valiosa información. De esta forma, se toma la libertad de indagar en varios aspectos de su vida, principalmente en su trabajo en el FBI, pero también en su vida familiar, la que quedaba relegada por sus responsabilidades laborales.

Liam Neeson es el encargado de interpretar al agente, y por medio de su actuación se logran canalizar las características que conforman su misteriosa figura. Mark Felt es un hombre con un alto grado de compromiso con el FBI y su labor es reconocida hasta la muerte de J. Edgar Hoover, en ese momento director del FBI, cuando Nixon decide nombrar a L. Patrick Gray como nuevo director de la agencia. Este hecho hará detonar en Felt la desilusión que lo llevará a contactar a los periodistas de The Washington Post y servirá como impulsor para iniciar en él un viaje sin retorno, arriesgando su posición y prestigio. Por lo tanto, la representación del conflicto entre él y Gray queda establecida en cada interacción que tienen, generando la tensión necesaria para ir descubriendo las capas que a Felt se le han asignado como personaje, destapando sus fallas y destacando sus virtudes. En ese sentido, su representación es expuesta sin tapujos ni ánimos de admiración, sólo se busca una imagen fiel a los hechos, pero basada en su palabra.

Por otro lado, en la búsqueda de profundización de la propia historia del protagonista, su vida familiar es explorada en la relación con su esposa Audrey Felt (Diane Lane), quién a través de su presencia logra aportar un aspecto más dramático a la cinta, la que se mueve en las líneas de un thriller de espionaje. Sin embargo, a pesar de que estas interacciones intentan cambiar el ritmo de narración y otorgar más dinamismo, estas no parecen aportar en gran medida a la trama central, pues no logran ser reflejadas en la evolución de Felt como personaje, por lo que parecen inconclusas y puestas sólo como un recurso débilmente desarrollado.

La cinta, al estar enfocada principalmente en revelar lo que ocurría en la vida del agente mientras el escándalo se estaba haciendo publico gracias a los artículos de Bernstein y Woodward, establece un tono pausado, apoyado principalmente en los diálogos del protagonista y sus aliados y enemigos. Sin embargo, estos a veces cargan con un grado de letargo que termina provocando que el ritmo del relato a ratos se vaya debilitando. Afortunadamente, este logra levantarse gracias a los giros que la narración va dando cada vez que el guion se apoya en la exposición de las consecuencias de la filtración de información en el medio periodístico.

“El Informante” logra ser un fiel retrato no tan sólo del hombre detrás del destape de Watergate, sino también del contexto político que se vivía en la década del 70 en Estados Unidos. Lamentablemente, la sombra de “All The President’s Men” es imposible de evitar y termina eclipsando a esta cinta en cada uno de sus pasos y opacando su propuesta narrativa. Sin embargo, la figura de Mark Felt logra relevancia y aporta adecuadamente a la profundización del hecho periodístico.


Título Original: Mark Felt: The Man Who Brought Down the White House

Director: Peter Landesman

Duración: 103 minutos

Año: 2017

Reparto: Liam Neeson, Diane Lane, Maika Monroe, Michael C. Hall, John Dean, Wendi McLendon-Covey, Josh Lucas, Ike Barinholtz, Marton Csokas, Tony Goldwyn, Kate Walsh, Bruce Greenwood, Eddie Marsan, Tom Sizemore


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 16 horas

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 4 días

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 6 días

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 7 días

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 semana

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 semanas

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Give More Love Give More Love
DiscosHace 2 semanas

Ringo Starr – “Give More Love”

Si hay algo en lo que siempre podemos confiar, es en el extraordinario poder de Ringo Starr para facturar discos...

MASSEDUCTION MASSEDUCTION
DiscosHace 2 semanas

St. Vincent – “MASSEDUCTION”

Con el lanzamiento del homónimo “St. Vincent” (2014), la guitarrista Annie Clark optó por dar un vuelco en su música,...

Different Days Different Days
DiscosHace 2 semanas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Publicidad

Más vistas