Conéctate a nuestras redes
El Cuento de las Comadrejas El Cuento de las Comadrejas

Comentarios

El Cuento de las Comadrejas

Publicado

en

Cuando se decide reinterpretar una producción audiovisual de décadas pasadas, se considera su relevancia para traerla a un contexto moderno donde pueda funcionar sin mayor inconveniente y de manera natural ocupe un lugar en la cartelera atestada de estrenos semanales. La tarea se facilita cuando aquella obra está en manos de uno de los directores argentinos más renombrados del último tiempo, pues, luego de ganar el Oscar por Mejor Película Extranjera con “El Secreto De Sus Ojos” (2009), Juan José Campanella ha enfocado su trabajo más reciente en producciones televisivas.

Después de explorar la animación con “Metegol” (2013), en su regreso al cine con actores de carne y hueso escoge hacer un remake de un clásico del cine argentino, “Los Muchachos de Antes No Usaban Arsénico” (1976), adaptación de la cinta José Martínez Suárez donde Campanella explora la amistad y las relaciones de poder en una generación que parece olvidada.

“El Cuento de las Comadrejas” se centra en un grupo de amigos ya retirados de la industria cinematográfica; una exitosa actriz de la época dorada del cine y su esposo, también actor, un guionista y un director. Los cuatro viven en una gran mansión, alejados de la ciudad, pero sus vidas se verán entorpecidas cuando una joven pareja parte de una inmobiliaria quiera convencer a la dueña de vender la lujosa y antigua casa.

Los cuatro habitantes de la casa, asimétricos en sus personalidades, son quienes sostienen esta comedia que habla sobre la amistad en la tercera edad y en quienes alcanzaron gran éxito en una época pasada. Particularmente la estrella Mara Ordaz (Graciela Borges), quien no ha logrado olvidar la gloria y aún piensa que su fama y reconocimiento siguen vigentes, características similares al personaje de Gloria Swanson en “Sunset Boulevard” (1950), similitud que no parece escogida al azar, ya que esta nueva cinta de Campanella está llena de pequeños homenajes al cine de antaño.

Además de su permanente estado de desvarío de celebridad, Mara debe convivir con quienes favorecieron su éxito, el guionista y el director de las películas que ella protagonizó. Ambos hombres reconocen el cariño que sienten por su compañera, pero no dudan en reconocer abiertamente la soberbia del estado de estrella en que trabajaron con la actriz. Estos dos personajes son quienes la sacan de quicio en repetidas ocasiones y otorgan los diálogos más divertidos de la película.

Por otra parte, el esposo de Mara –un actor siempre relegado a roles secundarios dentro de estas grandes producciones– es el encargado de mostrar el lado más dulce de la actriz, puesto que, caracterizado por una evidente inocencia, actúa casi de mediador entre Mara y sus compañeros. Este pequeño pero diverso grupo de personas construyen mundo en una gigantesca mansión, y a través de sus historias son capaces de restaurar una época de grandes triunfos, sin embargo, el pasar del tiempo ha traído consecuencias y ahora se encuentran casi atrapados y obligados a convivir con el pasado, aunque, al mismo tiempo, tienen el privilegio de vivir casi estacionados y sin grandes preocupaciones, sólo pasar los días dedicándose a actividades donde se sienten a gusto.

Cuando aparecen los dos personajes del mundo externo, casi representando la vida moderna, ponen en jaque la apacible situación en la que se encuentran, y será en ese momento cuando los cuatro habitantes se verán obligados a arreglar viejas rencillas y los conflictos más profundos son desatados como si estuvieran esperando un sólo detonador. Es ahí cuando la comedia de situaciones se transforma en un drama con colores sombríos, y los secretos que ellos y la casa esconden se manifiestan con sorpresas. En este sutil cambio de tono, la cinta arranca con naturalidad y envuelve al espectador hacia un inesperado desenlace, pero sin dejar la comedia ácida que se establece desde un comienzo.

Pese a un inicio que con dificultad busca una dirección, finalmente “El Cuento de las Comadrejas” logra dar con su propósito y lo hace a través de una comedia que funciona apropiadamente, en un tono teatral y de manera clara, rememorando a una época del cine casi olvidada, pero que logra hacerse vigente, pues, además de la ya mencionada “Sunset Boulevard”, ciertas características de  “The Ladykillers” (1955) y la tragicomedia de Hitchcock se sienten presentes en el regreso de Campanella al cine.


Título Original: El Cuento de las Comadrejas

Director: Juan José Campanella

Duración: 129 minutos

Año: 2019

Reparto: Graciela Borges, Óscar Martínez, Luis Brandoni, Clara Lago, Marcos Mundstock, Nicolás Francella, Maru Zapata

 


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Dolor y Gloria

Publicado

en

Dolor y Gloria

Algunos autores lo hacen al principio, no pudiendo escapar de sus propias influencias; otros deciden hacerlo hacia el ocaso de una carrera marcada por logros que no supusieron este nivel de exposición personal. Son creaciones como “8 ½” de Fellini o “Stardust Memories” de Woody Allen donde el autor se refleja sin tapujos en su obra, haciendo explícita su biografía y poniendo como tela de conflicto sus propias inseguridades y ruminaciones. En “Dolor y Gloria” Pedro Almodóvar nos muestra pasajes que, por ser personales, nos afectan más de lo que deberían. El niño que pasa del pueblo rural a la escuela de curas, la madre que le pide no ser retratada, pero a quien homenajea de todas maneras, y un protagonista, de pelo canoso y parado, que se planta temeroso ante su carrera de cineasta.

Aquí Antonio Banderas es Salvador Mallo, un hipocondríaco y enfermo director de cine, que afirma en reiteradas ocasiones que su vida no tiene sentido si no está rodando, pero que se demuestra reticente a volver a escribir o filmar alguna película. Está en un momento de parálisis creativa, una abundancia de tiempo libre que sólo lo lleva a enfermarse más, deprimirse y entregarse a los vicios.

Retraído, esta estasis se rompe por una serie de coincidencias que, más que fortuitas, son señaladas por el guion como tales, de esas que podrían ocurrir en la vida: el reencuentro con un amor no superado, una pintura significativa que reaparece desde su infancia, un actor problemático con el que peleó hace años. Salvador se plantea frente a las circunstancias que remecen su bloqueo con la calma de alguien que no espera mucho más de la vida, mientras internamente se empiezan a mover los engranajes que lo podrían impulsar de vuelta a la acción.

Es Almodóvar haciendo las paces con la vida, cerrando ciclos, admitiendo errores, saldando deudas. Deambulante, la película no siempre anuncia hacia dónde va, o incluso se podría decir que ese destino no está tan claro o prefijado. Son, en muchos sentidos, pasajes de la vida. Escenas sorprendentemente cortas, cómicas o dramáticas; momentos o frases que sentimos que el autor anotó en su celular o una servilleta cuando ocurrieron en la vida real, de escasa relevancia dramática a primera vista, pero que van armando un efecto acumulativo mayor al que tendría la más prístina y compleja de las tramas.

Almodóvar es un maestro guionista, y en varias de sus películas anteriores es el plot, los giros narrativos y las sorpresas lo que exige la atención del espectador. Ese nivel de dominio parece haberle enseñado al director que lo contrario puede ser igualmente efectivo, y aquí se plantea algo similar a lo insinuado en “Los Abrazos Rotos” (2009), también la historia de un cineasta, valiéndose más de una atmósfera melancólica que de impresionantes giros dramáticos.

Es una suerte de síntesis del trabajo de Almodóvar en una trama muy poco almodovaresca, un experimento –o auto ficción, como lo llamaría él– que huele un poco a despedida y nos deja con la duda de hacia dónde irá después. Si bien, no es su obra más conmovedora o dramática, “Dolor y Gloria” se trata –como ha anunciado la crítica y él no se ha molestado en desmentir– del trabajo más personal de uno de los directores más influyentes de la historia, y esa es razón suficiente para inmiscuirse en el mundo que decidió compartir con nosotros.


Título Original: Dolor y Gloria

Director: Pedro Almodóvar

Duración: 113 minutos

Año: 2019

Reparto: Antonio Banderas, Asier Etxeandia, Penélope Cruz, Leonardo Sbaraglia,Julieta Serrano, Nora Navas, Asier Flores, César Vicente, Raúl Arévalo, Neus Alborch, Cecilia Roth, Pedro Casablanc


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 año

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas