Conéctate a nuestras redes
El Cuento de las Comadrejas El Cuento de las Comadrejas

Comentarios

El Cuento de las Comadrejas

Publicado

en

Cuando se decide reinterpretar una producción audiovisual de décadas pasadas, se considera su relevancia para traerla a un contexto moderno donde pueda funcionar sin mayor inconveniente y de manera natural ocupe un lugar en la cartelera atestada de estrenos semanales. La tarea se facilita cuando aquella obra está en manos de uno de los directores argentinos más renombrados del último tiempo, pues, luego de ganar el Oscar por Mejor Película Extranjera con “El Secreto De Sus Ojos” (2009), Juan José Campanella ha enfocado su trabajo más reciente en producciones televisivas.

Después de explorar la animación con “Metegol” (2013), en su regreso al cine con actores de carne y hueso escoge hacer un remake de un clásico del cine argentino, “Los Muchachos de Antes No Usaban Arsénico” (1976), adaptación de la cinta José Martínez Suárez donde Campanella explora la amistad y las relaciones de poder en una generación que parece olvidada.

“El Cuento de las Comadrejas” se centra en un grupo de amigos ya retirados de la industria cinematográfica; una exitosa actriz de la época dorada del cine y su esposo, también actor, un guionista y un director. Los cuatro viven en una gran mansión, alejados de la ciudad, pero sus vidas se verán entorpecidas cuando una joven pareja parte de una inmobiliaria quiera convencer a la dueña de vender la lujosa y antigua casa.

Los cuatro habitantes de la casa, asimétricos en sus personalidades, son quienes sostienen esta comedia que habla sobre la amistad en la tercera edad y en quienes alcanzaron gran éxito en una época pasada. Particularmente la estrella Mara Ordaz (Graciela Borges), quien no ha logrado olvidar la gloria y aún piensa que su fama y reconocimiento siguen vigentes, características similares al personaje de Gloria Swanson en “Sunset Boulevard” (1950), similitud que no parece escogida al azar, ya que esta nueva cinta de Campanella está llena de pequeños homenajes al cine de antaño.

Además de su permanente estado de desvarío de celebridad, Mara debe convivir con quienes favorecieron su éxito, el guionista y el director de las películas que ella protagonizó. Ambos hombres reconocen el cariño que sienten por su compañera, pero no dudan en reconocer abiertamente la soberbia del estado de estrella en que trabajaron con la actriz. Estos dos personajes son quienes la sacan de quicio en repetidas ocasiones y otorgan los diálogos más divertidos de la película.

Por otra parte, el esposo de Mara –un actor siempre relegado a roles secundarios dentro de estas grandes producciones– es el encargado de mostrar el lado más dulce de la actriz, puesto que, caracterizado por una evidente inocencia, actúa casi de mediador entre Mara y sus compañeros. Este pequeño pero diverso grupo de personas construyen mundo en una gigantesca mansión, y a través de sus historias son capaces de restaurar una época de grandes triunfos, sin embargo, el pasar del tiempo ha traído consecuencias y ahora se encuentran casi atrapados y obligados a convivir con el pasado, aunque, al mismo tiempo, tienen el privilegio de vivir casi estacionados y sin grandes preocupaciones, sólo pasar los días dedicándose a actividades donde se sienten a gusto.

Cuando aparecen los dos personajes del mundo externo, casi representando la vida moderna, ponen en jaque la apacible situación en la que se encuentran, y será en ese momento cuando los cuatro habitantes se verán obligados a arreglar viejas rencillas y los conflictos más profundos son desatados como si estuvieran esperando un sólo detonador. Es ahí cuando la comedia de situaciones se transforma en un drama con colores sombríos, y los secretos que ellos y la casa esconden se manifiestan con sorpresas. En este sutil cambio de tono, la cinta arranca con naturalidad y envuelve al espectador hacia un inesperado desenlace, pero sin dejar la comedia ácida que se establece desde un comienzo.

Pese a un inicio que con dificultad busca una dirección, finalmente “El Cuento de las Comadrejas” logra dar con su propósito y lo hace a través de una comedia que funciona apropiadamente, en un tono teatral y de manera clara, rememorando a una época del cine casi olvidada, pero que logra hacerse vigente, pues, además de la ya mencionada “Sunset Boulevard”, ciertas características de  “The Ladykillers” (1955) y la tragicomedia de Hitchcock se sienten presentes en el regreso de Campanella al cine.


Título Original: El Cuento de las Comadrejas

Director: Juan José Campanella

Duración: 129 minutos

Año: 2019

Reparto: Graciela Borges, Óscar Martínez, Luis Brandoni, Clara Lago, Marcos Mundstock, Nicolás Francella, Maru Zapata

 


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 1 día

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 2 días

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 1 semana

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 1 semana

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 2 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 2 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 3 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 3 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 4 semanas

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 1 mes

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Publicidad
Publicidad

Más vistas