Conéctate a nuestras redes

Comentarios

El Cazador y La Reina De Hielo

Publicado

en

Reinventar géneros adaptando historias ya conocidas parece ser la respuesta de algunas producciones al entrar a competir en una industria cada vez más exigente. Para lograrlo, se puede recurrir a mundos preestablecidos y a viejos y clásicos cuentos con el fin de explotar un vasto universo narrativo. Sin embargo, al redescubrir estos cuentos, también es necesario incluir elementos frescos que los revitalicen, dando un giro a famosas historias que deambulan en el imaginario colectivo.

THE HUNTSMAN WINTER'S WAR 01Teniendo en consideración esta idea de reinvención, se puede recurrir a personajes secundarios que puedan sostener sus propias historias. Es por eso que “Snow White And The Huntsman” (2012)  quiso cumplir con este propósito, pero al fallar en su ejecución paso a ser sólo una versión más del cuento europeo. No obstante, varios años después se propone elevar al personaje de El Cazador como el protagonista de la segunda parte de una franquicia algo forzada.

La historia nos lleva antes de los hechos de la primera parte de la cinta de 2012, para contarnos cómo Freya (Emily Blunt) es víctima de una cruel traición, causando su huida del reino y la capacidad de congelar todo a su paso. Lejos, en un reino invernal, Freya se ha dedicado a entrenar a jóvenes para transformarse en hábiles cazadores, entre ellos Eric (Chris Hemsworth) y Sara (Jessica Chastain), quienes son desterrados al supuestamente traicionar a la reina. Años después, el Espejo Mágico de la reina Ravenna (Charlize Theron) será la justificación para traerla de vuelta e instalar un reino de terror junto a su hermana, por lo que está en las manos de los jóvenes guerreros desterrados luchar contra las fuerzas de las dos reinas.

THE HUNTSMAN WINTER'S WAR 02Muchas veces el éxito comercial de algunas producciones lleva indiscutiblemente y de manera natural a crear nuevas entregas, sin embargo, también queda en evidencia la necesidad forzada de extenderlas y de manera artificial establecer una franquicia cuando se carece de esta necesidad. “El Cazador y La Reina De Hielo” es el claro ejemplo de esta forma de instalar continuaciones a producciones que no las requieren. Sin haber sido un éxito, la primera parte no alcanzaba a profundizar en sus personajes, abandonando una narración que parecía ser interesante, pero que falló al preocuparse más de la forma que del fondo. Y, curiosamente, esta suerte de precuela/secuela cae en los mismos errores, casi olvidándose de su antecesora y dejando que el atractivo visual sea lo preponderante.

Esta vez la dirección queda a cargo de Cedric Nicolas-Troyan, quien trabajó como supervisor de efectos especiales en la primera cinta y cuyo trabajo se deja apreciar en esta nueva entrega, pues logra crear un mundo visualmente atractivo, transportando al espectador a este lugar fantástico al mezclar escenarios reales filmados en el Reino Unido y la recreación ficticia de los reinos de este universo, poniendo atención a fascinantes detalles, como la representación del reino de hielo de Freya. Además, hábilmente, con el montaje ayuda a ubicarnos geográfica y genealógicamente, puesto que el relato puede llegar a ser algo confuso y estas decisiones de post-producción soportan su objetivo narrativo.

THE HUNTSMAN WINTER'S WAR 03Lamentablemente, estos elementos quedan totalmente opacados por el extraño tratamiento del relato. Partiendo por una curiosa estructura y un prólogo que abarca casi media hora del metraje total, llegando a la confusa conexión de hechos dentro de la historia, desenredando un guión descuidado y forzado. Sus protagonistas y secundarios carecen de motivaciones, y se configuran como personajes planos que, con el avanzar de su aventura, dejan de importar. Esto hace que todo lo que ocurre narrativamente con ellos pierda peso y la atención en el relato se vea afectada por estas falencias. Además, la incongruente sucesión de hechos crea una historia de aventuras bastante liviana que no logra sostenerse; es un relato que intenta contar una historia más grande de lo que sus recursos le permiten. Afortunadamente, la cinta cuenta con un reparto resistente y que intenta dificultosamente a través de sus actuaciones canalizar las emociones de estos superfluos personajes.

Teniendo en consideración estas fallas en la narración y sumando sus aciertos visuales, tenemos una cinta que logra entretener a un público que, si disfrutó de la primera entrega, verá como sus expectativas se cumplen a duras penas. Sin embargo, no logra justificar su existencia como secuela ni mucho menos sostenerse por sí sola. .“ El Cazador y La Reina De Hielo” se ubica  sólo como una visita más a un mundo de fantasía y un nuevo intento de reinventar clásicos cuentos de hadas.

Por Ángelo Illanes

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Diana

    15-Feb-2017 en 1:19 pm

    A todos nos emociona saber que podemos ver a una princesa de carne y hueso que viene de nuestros cuentos de hadas favoritos, sin duda alguna el llevar a la pantalla grande películas de Disney en live action está de moda, algunas producciones pueden ser muy exitosas, sobre todo si es de las más famosas en versión animada. El cazador y la reina de hielo fue muy superior a su predecesora con una fotografía maravillosa, un vestuario adecuado a la época y los animales mitológicos que metieron en la historia, ya que hicieron de ella una belleza visualmente y no una simple película de acción como Blancanieves y el cazador, se ve que buscaban entrar en la categoría de fantasía y lo lograron.

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 7 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 7 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: