Conéctate a nuestras redes
Richard Jewell Richard Jewell

Comentarios

El Caso de Richard Jewell

Publicado

en

En la filmografía de Clint Eastwood se pueden identificar producciones que apuestan por la grandilocuencia y un cuestionado patriotismo, pero, al mismo tiempo, existe espacio para historias que hablan de grandes hazañas realizadas por personajes un tanto más anónimos. La nueva producción del director estadounidense se posiciona en la segunda categoría, otorgando terreno a una historia algo más contenida y que basa sus cimientos en hechos reales, inspirándose en los acontecimientos en torno a los Juegos Olímpicos de 1996.

Basada en el caso real del atentado en el Centennial Olympic Park en 1996, la cinta se centra en la vida de Richard Jewell (Paul Walter Hauser), un guardia de seguridad que informó oportunamente sobre una sospechosa mochila que resultó contener explosivos. Dicha acción evitó una tragedia mucho mayor y le dio a Richard el título de héroe, categoría que rápidamente se vio cuestionada al ser el principal sospechoso del atentado. Richard y Watson Bryat (Sam Rockwell), su abogado, se embarcan en una lucha por probar su inocencia y limpiar su nombre.

Como muchas cintas inspiradas en procesos judiciales, “El Caso de Richard Jewell” gira en torno a hechos, pruebas y las trampas de un sistema impreciso. Sin embargo, la figura preponderante de la inocencia es la pieza clave que permea durante todo el relato. Dicha imagen, personificada en el protagonista, inunda la narración de un alto grado de empatía por quién está siendo acusado injustamente y, con aquella información entre manos, la fuerza opuesta encargada de perjudicar a Richard es expuesta como un villano que no pretende perseguir la verdad, sino que es una energía antagónica que lucha por conseguir un triunfo egoísta y lleno de falsos reconocimientos.

Richard es retratado como un hombre que nunca se ha cansado de perseguir el objetivo de pertenecer a la fuerza policial, y en ese camino su personalidad se ha forjado gracias a su empecinamiento y un alto grado de compromiso con las labores policiales, llevándolo a ser reconocido casi como un eterno aspirante. Dichas características empujan a Richard hacia los hechos ocurridos en la noche del atentado y, posteriormente, la falsa acusación en su contra parece calzar casi con total obviedad. Sin embargo, la sucesión de eventos que terminan por ocasionar su incriminación pareciera estar situada por obligación, careciendo de una naturalidad que permita asumir con claridad las razones para acusar al protagonista.

Pero una vez que Richard se encuentra en medio del confuso conflicto, la cinta muestra sus verdaderas intenciones. Y claramente pretende enfocarse en el drama más íntimo que rodea al protagonista, y también en las consecuencias que la exposición mediática están causando, afectando su imagen y la relación con sus más cercanos, particularmente con su madre. Dicha relación es una de las bases para representar a Richard como un personaje entrañable y bondadoso y, aunque consciente de sus limitaciones profesionales y de la imagen que sus oponentes tienen de él, nunca deja de creer en la idea que se ha formado de la autoridad. De esta forma, tanto su madre como su abogado se encargan de recordarle constantemente que está siendo víctima de una acusación por parte de las figuras que él mismo dice admirar. La presencia de aquellos personajes logra balancear un relato que a veces carga la credulidad del protagonista hacia lo inverosímil y, a la vez, sorprende con una sutil crítica hacia el sistema judicial y sus baches.

“El Caso de Richard Jewell” es una cinta que, sin arriesgar mucho, logra establecer con claridad sus objetivos y cumple a cabalidad una propuesta honesta y alejada de artilugios. La figura del héroe cuestionado y puesto a prueba es trabajada con franqueza, logrando enaltecer a una figura casi olvidada sólo gracias a la exposición de la verdad. Clint Eastwood posiciona y expone una vez más la imagen de un héroe anónimo en una vitrina que pareciera estar atestada de desinterés, pero que aún está dispuesta a dar espacio a personajes relegados y subestimados.


Título Original: Richard Jewell

Director: Clint Eastwood

Duración: 131 minutos

Año: 2019

Reparto: Paul Walter Hauser, Jon Hamm, Olivia Wilde, Sam Rockwell, Kathy Bates, Wayne Duvall, Dexter Tillis, Desmond Phillips, Nina Arianda, Ian Gomez, Randy Havens, Mike Pniewski


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 8 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 día

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas