Conéctate a nuestras redes

Comentarios

Drive

Publicado

en

“Drive” es el debut hollywoodense del danés Nicolas Winding Refn. El director tiene varios títulos a su nombre, y su cinta anterior, “Bronson” (2008), le ganó notoriedad y uno que otro seguidor, pero es con “Drive”, basada en la novela homónima de James Sallis, que realmente se da a conocer a audiencias internacionales.

La película trata sobre un mecánico y doble de escenas de acción (Ryan Gosling) que, durante la noche, opera como conductor de escape para distintos criminales. El Conductor –no se hace alusión al personaje a través de un nombre específico- ofrece un servicio en el que no hace preguntas, sólo conduce a sus clientes, les deja hacer lo suyo y cobra su parte. Durante el día vive una vida más normal, en la que forma una conexión con su vecina Irene (Carey Mulligan), una solitaria mujer con un hijo pequeño.

La cosa se complica cuando el esposo de Irene, Standard (Oscar Isaac), sale de prisión, pero sigue envuelto en deudas y problemas delictivos. El personaje de Gosling, por lo que suponemos que es lealtad a Irene y caballerosidad pura, se ofrece a colaborar con Standard para completar un último trabajo y así ayudarlo a cortar lazos con esa parte de su vida. El encargo no sale según lo esperado, lo que deja al Conductor solo, con una pila de dinero que no le pertenece y sumido en problemas con los verdaderos tipos malos, un par de mafiosos interpretados por Ron Perlman y Albert Brooks. Ahora es trabajo de él el arreglar la situación.

Definitivamente la fortaleza de “Drive”, así como lo que la distingue de otras películas de acción, es la inclusión que hace de elementos que normalmente no asociaríamos con este género. Es una cinta difícil de definir, y en eso radica su gracia. Su director la define como un cuento de hadas, lo que no es lo primero que se nos vendría a la mente, considerando el tono sombrío de la película, así como su desarrollo crecientemente violento.

Técnicamente, la cinta cuenta con una fotografía y montaje impecables. Largas tomas nos llevan por las calles nocturnas de Los Angeles, elegantemente iluminadas por focos y luces de neón, contraponiéndose con la más bien somnolienta manera en que están filmadas las escenas que ocurren durante el día, lo que sugiere, efectivamente, que en “Drive” lo interesante ocurre al caer la noche. Al contrario de lo que se podría pensar, la película no presenta muchas persecuciones o choques de autos, o escenas con cortes rápidos y frenéticos, sino que aprovecha de tomarse su tiempo para crear tensión, usando tomas largas y hasta en cámara lenta. Es interesante ver una película que tome estos riesgos, que no apunte a mantener a su audiencia en el borde de sus asientos de la forma convencional.

“Drive” utiliza poderosa iconografía -enfatizando elementos como un martillo, un mondadientes, un escorpión-, una tipografía rosada casi kitsch y un soundtrack cargado de temas electrónicos inspirados en música ochentera para acentuar su estilo. Estos elementos crean una estética retro que le da a la cinta un toque diferente, que rompe con lo que se podría esperar.

Winding Refn, ganador del premio al mejor director en el último Festival de Cannes, se encarga de que “Drive” sea un espectáculo visual, así como una de las películas más cool del último tiempo, pero esto no significa que la cinta sea un logro. Es justamente debido a sus aciertos estéticos y la elegante dirección, que la película nos encanta y nos hace pasar por alto aspectos en los que se queda corta.

La historia al centro de “Drive”, a pesar de no ser incoherente, es el principal problema. La trama es realmente convencional y no muestra nada que no hayamos visto antes. El guión no cuenta con giros impactantes o momentos de contenido dramático que generen una mayor expectación. Es más, la familiaridad de la historia no se aleja de la que podríamos esperar de una película B de acción. La diferencia aquí, es que se cuenta con un director que eleva considerablemente el material con el que está trabajando.

También es mérito de los actores que la película funcione en niveles en los que podría haber fallado. Ryan Gosling, considerado uno de los mejores actores de su generación, entrega una actuación sutil, que es efectiva en su minimalismo y crea un personaje introvertido e inescrutable, que paradójicamente resulta ser un protagonista atrayente e intrigante. Albert Brooks, por el otro lado, se roba la película con una interpretación diametralmente distinta: una caracterización ruidosa e intimidante del ostentoso líder mafioso que no tiene problema de ensuciarse las manos. Por su parte, Carey Mulligan añade una vulnerabilidad a su personaje que sirve tanto para entenderla a ella como al Conductor, pero la actriz, más que nada, está desperdiciada en un papel sin mucha carne.

En conclusión, “Drive” presenta una riqueza visual y aspectos distintivos que la caracterizan rápidamente y la convierten en una mezcla entre cine arte y película de acción hollywoodense, un híbrido entre el cine europeo y el americano, algo entre una historia de amor y un thriller violento. En fin, una película con identidad propia que se rehúsa a ser categorizada. Sin embargo, aunque la película sea entretenida, se destaque a nivel técnico y tenga mucho estilo, no nos debemos dejar engañar: no hay mucho debajo de su lustrosa superficie.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
10 Comentarios

10 Comments

  1. Pedro

    02-May-2012 en 7:08 pm

    La narrativa que “no muestra nada de nuevo”. Esa es la gracia, la pelicula justamente hace de una historia completamente convencinal y podria decise que es la misma mierda de siempre, pero su trabajo mas de tempos que de “belleza visual”, que eso en gringolandia es muy facil de lograr, hace desta pelicula un pelicuón, haciendo de una narrativa tipica ochentera de peliculas malas de amor barato, un dramón que te deja de puntas a lo Cronemberg mezcaldo con lo kitch de De Palma. Notable.
    Transforamr lo kitch, la basura de los ochenta, el mamonerío, en una pelicula

  2. Manuel

    03-May-2012 en 12:38 am

    Mucho ruido pocas nueces tu review, cabe destacar que tampoco pusiste info para la fecha de estreno en Chile, o si llegará a los cines comerciales o a los de arte.

    • Homero

      03-May-2012 en 1:01 am

      Este es un comentario, no una nota de prensa. Pero, claramente, se estrena este jueves, por eso se publica. Si necesitas saber cuáles son los horarios y salas, puedes averiguarlo directamente en los sitios web de cada cine. Saludos.

  3. Luciano

    03-May-2012 en 12:45 am

    La verdad es que a la larga se me hizo bastante mamona en algunos momentos la película.
    Pero veo que no dieron incapié en la gran actuación que se mandó y para mi la mejor de la película.Brian Cranston

  4. Ly Guerrero

    03-May-2012 en 1:37 am

    A mi me gusto, justamente por esa lentitud y simpleza … no es una historia con mas pretensiones que ser lo que se ve. Reconozco que Gosling y Mulligan son dos de mis actores favoritos y que alucine con las escenas “fuertes” y la BSO.

  5. Constanza Olate Dìaz

    03-May-2012 en 9:49 pm

    Primero que todo, al leer “Es una cinta difícil de definir, y en eso radica su gracia” me conquisto completamente junto con su elenco, ya que Ryan Goslyn cada vez me impresiona mas en las películas del genero “drama” junto con Carey Mulligan. Simplemente la encuentro bastante interesante.

  6. Nicolás Yutronic

    03-May-2012 en 10:07 pm

    He escuchado criticas dispares sobre esta pélicula. Algunos amigos la vieron hace tiempo y a muchos no les gustó, otros la amaron. A mi me tinca n por el reparto y las criticas que he leído. Tengo que verla.

  7. Cesar Reyes

    03-May-2012 en 10:28 pm

    Son varias las razones por las que quiero ver esta película.
    La primera es porque no es de las típicas películas de la franquicia fast and furious, aquí existe una mejor trama (basada en una novela) y por sobre todo un mejor poder visual.
    La segunda razón es que fue duramente castigada al ser marginada de los Oscar y quiero darme ese gustito de verla y decir “fuck you viejos chantas de los Oscar” jaja.
    Y la tercera razón, bueh.. Ryan Gosling!(que para mi, es el sucesor de Heath Ledger en el cine)

  8. Juan Pablo Seguel C.

    04-May-2012 en 3:31 pm

    Al leer el título de la película, y ver someramente de que se trata, pensé que era una peli al estilo de “Rápido y Furioso” o algo así, y bueno, luego de leer la crítica, la verdad es que me dieron muchas ganas de verla, sin contar que Ryan Gosling hace tiempo que viene sorprendiendo con buenos personajes. Tiendo a preferir las peliculas con personajes minimalistas, espero que ésta no me decepcione.

  9. María Hurtado

    20-May-2012 en 10:12 pm

    Estoy de acuerdo contigo Iñaki! También encuentro que la película no sería tal vez nada sin el guionista… Es algo no muy convencional en las películas de acción tener un guión tan bien logrado y con contenido muy interesante… Faltó mencionar el GRAN parecido que hace con Tarantino en las escenas de violencia, es bastante notorio.

Responder

Comentarios

Araña

Publicado

en

Araña

Particularmente para la historia de nuestro país, la ficción ha servido como un medio artístico donde la reflexión frente al pasado y la reconstrucción de nuestra memoria ha sido indispensable para mirar hacia el futuro. Por lo que en muchas ocasiones se ha hablado de las particularidades políticas de las producciones cinematográficas chilenas. “Araña” marca el regreso de Andrés Wood al cine después de ocho años del estreno de “Violeta Se Fue A Los Cielos” (2011), y se enfoca en el frente nacionalista Patria y Libertad, grupo paramilitar creado en 1971, basado en ideas fascistas y nacionalistas en oposición al gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende, marcando también el retorno del director desde “Machuca” (2004) a cintas que toman el contexto político de Chile previo al golpe militar de 1973.

La nueva película de Wood se centra en dicha organización, enfocándose en tres de sus integrantes: Gerardo (Pedro Fontaine / Marcelo Alonso), Inés (María Valverde / Mercedes Morán) y Justo (Gabriel Urzúa / Felipe Armas). Durante las actividades que el grupo realizaba contra el gobierno de Allende, el triángulo amoroso se forja, creando deslealtades y traiciones. Cuarenta años más tarde, el regreso de Gerardo pone en jaque las vidas de sus ex compañeros.

La cinta tiene como indudable objetivo el diálogo que se establece entre el pasado y el presente, creando los puentes necesarios para la reflexión frente a los hechos del ayer y sus evidentes efectos en el Chile de hoy, y cómo los protagonistas de esta historia lidian con fantasmas que aún los persiguen. Para lograr esta meta, el relato nos sitúa en el año 2018, donde tres personajes viven una vida adulta distante del espíritu joven y revolucionario que los caracterizaba; sus biografías parecen manchadas y cada uno ha decidido batallar o eludir quiénes eran hace cuarenta años, por lo que, a través de flashbacks ubicados en 1971, se va restaurando y completando esos trozos de una historia que parece incompleta. Y, aunque el relato permite contextualizar la época y se dedica a mostrar en detalle lo que estaba ocurriendo extraoficialmente, este no pretende explicar desde dónde nacen las ideologías que los personajes llevan como estandartes, pero sí se centra en el complejo triángulo interpersonal que se estaba gestando.

Los tres protagonistas de “Araña” se caracterizan por su particular complejidad, pues, una vez que Gerardo ingresa a militar en el frente nacionalista y al mismo tiempo a la vida del joven matrimonio compuesto por Inés y Justo, el inevitable desmoronamiento de su vida se empieza a acelerar, complicando cada vez más los conflictos personales y políticos por los que atraviesan. Y aunque las identidades de estas tres personas están exhibidas con vulnerabilidad y total honestidad, no están expuestas para una conexión a través de la empatía y la fácil identificación; por el contrario, sus discursos son develados sin tapujos con el objetivo de documentación frente a las ideologías que levantaron al grupo paramilitar y lo hicieron caer dos años más tarde, después del golpe militar de 1973.

Los saltos a la narración en el presente van complementando las características que estos personajes –ya con varios años a cuestas– muestran sin disimulos o engaños, y si bien esta historia no pretende ser una crónica o documentar objetivamente el viaje de estas personas, no deja de ser el reflejo de una realidad notoria, y evidencia la falta de redención a la que la ficción nos tiene acostumbrados. Por lo tanto, en ellos sigue vivo el fuego de las ideas que iniciaron al movimiento paramilitar en una primera instancia, y su humanidad es desnudada y puesta como conflicto frente a lo que el público pueda reflexionar sobre sus actos.

La dirección de Andrés Wood describe con una gran factura visual una época aún presente en la memoria. Además del paralelo y el viaje temporal establecido con sus personajes, el diálogo entre pasado y presente es aún más crudo cuando se centra en las consecuencias sociales y el estado actual de nuestro país, haciendo innegable la representación que se propone frente a la ideología de extrema derecha que se ha evidenciado con más fuerza en el último tiempo, y cómo la sensación de nacionalismo y pertenencia sigue latente.

“Araña” resulta ser una producción que arriesga en términos visuales y en su propuesta narrativa, pues, por un lado, la construcción de sus personajes da cuenta de un relato de abundante complejidad, y por otro, se caracteriza por exponer un extremo ideológico que se prefiere evitar, pero con una presencia innegable, por lo que la cinta de Wood invita a la reflexión sobre la memoria y sus consecuencias en la actualidad.


Título Original: Araña

Director: Andrés Wood

Duración: 120 minutos

Año: 2019

Reparto: Mercedes Morán, Marcelo Alonso, María Valverde, Felipe Armas, Pedro Fontaine, Caio Blat, Gabriel Urzúa, Mario Horton, María Gracia Omegna, Jaime Vadell


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Duck Duck
DiscosHace 4 horas

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 1 día

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 6 días

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 1 semana

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 1 semana

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 2 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 2 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Human Delusions Human Delusions
DiscosHace 3 semanas

Lefutray – “Human Delusions”

De origen Mapudungún, la palabra “lefutray” significa “sonido rápido”, y con más de una década de trayectoria, esta banda hace...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: