Contáctanos

Comentarios

Drive

Publicado

en

“Drive” es el debut hollywoodense del danés Nicolas Winding Refn. El director tiene varios títulos a su nombre, y su cinta anterior, “Bronson” (2008), le ganó notoriedad y uno que otro seguidor, pero es con “Drive”, basada en la novela homónima de James Sallis, que realmente se da a conocer a audiencias internacionales.

La película trata sobre un mecánico y doble de escenas de acción (Ryan Gosling) que, durante la noche, opera como conductor de escape para distintos criminales. El Conductor –no se hace alusión al personaje a través de un nombre específico- ofrece un servicio en el que no hace preguntas, sólo conduce a sus clientes, les deja hacer lo suyo y cobra su parte. Durante el día vive una vida más normal, en la que forma una conexión con su vecina Irene (Carey Mulligan), una solitaria mujer con un hijo pequeño.

La cosa se complica cuando el esposo de Irene, Standard (Oscar Isaac), sale de prisión, pero sigue envuelto en deudas y problemas delictivos. El personaje de Gosling, por lo que suponemos que es lealtad a Irene y caballerosidad pura, se ofrece a colaborar con Standard para completar un último trabajo y así ayudarlo a cortar lazos con esa parte de su vida. El encargo no sale según lo esperado, lo que deja al Conductor solo, con una pila de dinero que no le pertenece y sumido en problemas con los verdaderos tipos malos, un par de mafiosos interpretados por Ron Perlman y Albert Brooks. Ahora es trabajo de él el arreglar la situación.

Definitivamente la fortaleza de “Drive”, así como lo que la distingue de otras películas de acción, es la inclusión que hace de elementos que normalmente no asociaríamos con este género. Es una cinta difícil de definir, y en eso radica su gracia. Su director la define como un cuento de hadas, lo que no es lo primero que se nos vendría a la mente, considerando el tono sombrío de la película, así como su desarrollo crecientemente violento.

Técnicamente, la cinta cuenta con una fotografía y montaje impecables. Largas tomas nos llevan por las calles nocturnas de Los Angeles, elegantemente iluminadas por focos y luces de neón, contraponiéndose con la más bien somnolienta manera en que están filmadas las escenas que ocurren durante el día, lo que sugiere, efectivamente, que en “Drive” lo interesante ocurre al caer la noche. Al contrario de lo que se podría pensar, la película no presenta muchas persecuciones o choques de autos, o escenas con cortes rápidos y frenéticos, sino que aprovecha de tomarse su tiempo para crear tensión, usando tomas largas y hasta en cámara lenta. Es interesante ver una película que tome estos riesgos, que no apunte a mantener a su audiencia en el borde de sus asientos de la forma convencional.

“Drive” utiliza poderosa iconografía -enfatizando elementos como un martillo, un mondadientes, un escorpión-, una tipografía rosada casi kitsch y un soundtrack cargado de temas electrónicos inspirados en música ochentera para acentuar su estilo. Estos elementos crean una estética retro que le da a la cinta un toque diferente, que rompe con lo que se podría esperar.

Winding Refn, ganador del premio al mejor director en el último Festival de Cannes, se encarga de que “Drive” sea un espectáculo visual, así como una de las películas más cool del último tiempo, pero esto no significa que la cinta sea un logro. Es justamente debido a sus aciertos estéticos y la elegante dirección, que la película nos encanta y nos hace pasar por alto aspectos en los que se queda corta.

La historia al centro de “Drive”, a pesar de no ser incoherente, es el principal problema. La trama es realmente convencional y no muestra nada que no hayamos visto antes. El guión no cuenta con giros impactantes o momentos de contenido dramático que generen una mayor expectación. Es más, la familiaridad de la historia no se aleja de la que podríamos esperar de una película B de acción. La diferencia aquí, es que se cuenta con un director que eleva considerablemente el material con el que está trabajando.

También es mérito de los actores que la película funcione en niveles en los que podría haber fallado. Ryan Gosling, considerado uno de los mejores actores de su generación, entrega una actuación sutil, que es efectiva en su minimalismo y crea un personaje introvertido e inescrutable, que paradójicamente resulta ser un protagonista atrayente e intrigante. Albert Brooks, por el otro lado, se roba la película con una interpretación diametralmente distinta: una caracterización ruidosa e intimidante del ostentoso líder mafioso que no tiene problema de ensuciarse las manos. Por su parte, Carey Mulligan añade una vulnerabilidad a su personaje que sirve tanto para entenderla a ella como al Conductor, pero la actriz, más que nada, está desperdiciada en un papel sin mucha carne.

En conclusión, “Drive” presenta una riqueza visual y aspectos distintivos que la caracterizan rápidamente y la convierten en una mezcla entre cine arte y película de acción hollywoodense, un híbrido entre el cine europeo y el americano, algo entre una historia de amor y un thriller violento. En fin, una película con identidad propia que se rehúsa a ser categorizada. Sin embargo, aunque la película sea entretenida, se destaque a nivel técnico y tenga mucho estilo, no nos debemos dejar engañar: no hay mucho debajo de su lustrosa superficie.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
10 Comentarios

10 Comments

  1. Pedro

    02-May-2012 en 7:08 pm

    La narrativa que “no muestra nada de nuevo”. Esa es la gracia, la pelicula justamente hace de una historia completamente convencinal y podria decise que es la misma mierda de siempre, pero su trabajo mas de tempos que de “belleza visual”, que eso en gringolandia es muy facil de lograr, hace desta pelicula un pelicuón, haciendo de una narrativa tipica ochentera de peliculas malas de amor barato, un dramón que te deja de puntas a lo Cronemberg mezcaldo con lo kitch de De Palma. Notable.
    Transforamr lo kitch, la basura de los ochenta, el mamonerío, en una pelicula

  2. Manuel

    03-May-2012 en 12:38 am

    Mucho ruido pocas nueces tu review, cabe destacar que tampoco pusiste info para la fecha de estreno en Chile, o si llegará a los cines comerciales o a los de arte.

    • Homero

      03-May-2012 en 1:01 am

      Este es un comentario, no una nota de prensa. Pero, claramente, se estrena este jueves, por eso se publica. Si necesitas saber cuáles son los horarios y salas, puedes averiguarlo directamente en los sitios web de cada cine. Saludos.

  3. Luciano

    03-May-2012 en 12:45 am

    La verdad es que a la larga se me hizo bastante mamona en algunos momentos la película.
    Pero veo que no dieron incapié en la gran actuación que se mandó y para mi la mejor de la película.Brian Cranston

  4. Ly Guerrero

    03-May-2012 en 1:37 am

    A mi me gusto, justamente por esa lentitud y simpleza … no es una historia con mas pretensiones que ser lo que se ve. Reconozco que Gosling y Mulligan son dos de mis actores favoritos y que alucine con las escenas “fuertes” y la BSO.

  5. Constanza Olate Dìaz

    03-May-2012 en 9:49 pm

    Primero que todo, al leer “Es una cinta difícil de definir, y en eso radica su gracia” me conquisto completamente junto con su elenco, ya que Ryan Goslyn cada vez me impresiona mas en las películas del genero “drama” junto con Carey Mulligan. Simplemente la encuentro bastante interesante.

  6. Nicolás Yutronic

    03-May-2012 en 10:07 pm

    He escuchado criticas dispares sobre esta pélicula. Algunos amigos la vieron hace tiempo y a muchos no les gustó, otros la amaron. A mi me tinca n por el reparto y las criticas que he leído. Tengo que verla.

  7. Cesar Reyes

    03-May-2012 en 10:28 pm

    Son varias las razones por las que quiero ver esta película.
    La primera es porque no es de las típicas películas de la franquicia fast and furious, aquí existe una mejor trama (basada en una novela) y por sobre todo un mejor poder visual.
    La segunda razón es que fue duramente castigada al ser marginada de los Oscar y quiero darme ese gustito de verla y decir “fuck you viejos chantas de los Oscar” jaja.
    Y la tercera razón, bueh.. Ryan Gosling!(que para mi, es el sucesor de Heath Ledger en el cine)

  8. Juan Pablo Seguel C.

    04-May-2012 en 3:31 pm

    Al leer el título de la película, y ver someramente de que se trata, pensé que era una peli al estilo de “Rápido y Furioso” o algo así, y bueno, luego de leer la crítica, la verdad es que me dieron muchas ganas de verla, sin contar que Ryan Gosling hace tiempo que viene sorprendiendo con buenos personajes. Tiendo a preferir las peliculas con personajes minimalistas, espero que ésta no me decepcione.

  9. María Hurtado

    20-May-2012 en 10:12 pm

    Estoy de acuerdo contigo Iñaki! También encuentro que la película no sería tal vez nada sin el guionista… Es algo no muy convencional en las películas de acción tener un guión tan bien logrado y con contenido muy interesante… Faltó mencionar el GRAN parecido que hace con Tarantino en las escenas de violencia, es bastante notorio.

Responder

Cine

David Lynch: The Art Life

Publicado

en

David Lynch: The Art Life

A través de su filmografía, y con el reciente regreso de “Twin Peaks”, David Lynch ha demostrado ser uno de los autores más prolíficos y complejos de las últimas décadas. Desde su primer largometraje, “Eraserhead” (1977), que su imaginario significa entrar a mundo de sensaciones donde representaciones visuales de la psiquis se vuelven tangibles. Debido a lo intrincado que podría ser su forma de narrar, experimentar su obra exige conectar con lo sensorial, pues su trabajo busca crear reacciones y evocar emociones. El director de “Blue Velvet” (1986) y “Mulholland Dr.” (2001) ha sido capaz de construir un estilo reconocible gracias las características que su obra comparte, en un estilo vago e incierto, pero envolvente, donde lo inexplicable convive con personajes que se ven atrapados en mundos complejos.

Dirigido en una colaboración entre Rick Barnes, Jon Nguyen y Olivia Neergaard-Holm, el documental “David Lynch: The Art Life” se centra en el trabajo artístico pictórico del cineasta, mientras se va creando un relato autobiográfico de sus primeros años formativos y su acercamiento al arte, sirviendo como puente entre sus inicios en esta disciplina y sus primeras obras cinematográficas.

Las conversaciones de tres años entre los realizadores y el director estadounidense son condensadas en una hora y treinta minutos, en un relato íntimo en la voz del mismo Lynch. El hecho que sea construido como un monólogo produce una atmósfera más natural y cercana con el director, así también adjudicando un punto de vista donde el espectador sólo observa cómo se mezcla su creación artística y su biografía. La voz en off de Lynch se hace omnipresente en un montaje que mezcla al artista trabajando en sus obras plásticas, en su estudio en Los Angeles –a veces acompañado de su pequeña hija, Lula– intercalando material biográfico como fotografías, videos de archivo y sus pinturas.

La autobiografía que acompaña el viaje visual habla de sus inicios, vida familiar, la relación con sus padres y cómo su influencia inevitablemente ayudó a formar su primera relación con al arte, siendo capturado por esta disciplina cuando decide mudarse a Filadelfia, donde pudo estudiarlo de manera profesional. Y es a través de todas estas experiencias e historias acumuladas que se juntan para inspirar gran parte de su trabajo, y cómo en el proceso de absorber, internalizar y plasmar se ha moldeado un imaginario enigmático y surrealista.

Claramente el foco de este registro documental está puesto en sus creaciones plásticas, concebidas a partir de distintos materiales y mezclando técnicas pictóricas que le dan la libertad de crear pequeños universos, en cuadros que perfectamente podrían ser sacados de alguna de sus películas. Por otra parte, los realizadores utilizan estas obras en el montaje no tan sólo como un apoyo visual, sino también para poder crear pequeños episodios visuales que enfatizan los relatos en off, y utilizando los textos que el mismo Lynch incorpora en sus cuadros, se destaca el estado emocional del relato. Por último, el uso de stop motion le agrega un dinamismo a la narración, haciendo de estas obras pequeñas escenas de la vida del artista, donde algunas de ellas contienen personajes que parecen atrapados en distintas realidades.

Este documental termina siendo un estudio del autor en un estado mucho más primitivo, además de una exploración íntima, donde se logra ver el mundo a través de sus ojos y se puede conocer con frescura una etapa de descubrimiento y creación artística. No es un retrato biográfico de principio a fin, tampoco se centra en una obra en particular, sólo es un acercamiento a procesos creativos desde una mirada de total naturalidad y comodidad por parte del cineasta.

Para entender el universo interior de David Lynch, y posteriormente apreciar con mayor profundidad su trabajo, es importante considerar todos los aspectos y los procesos de creación que lo han llevado a posicionar su nombre y ser poseedor de un estilo particular y reconocible. Así, este documental logra dar a conocer ese otro aspecto del cineasta, un lado que tiene relación con su configuración estética. Se vuelve importante conocer y revisar su filmografía, no necesariamente para poder entender este relato –sólo se cita a sus primeros cortometrajes y las primeras etapas de producción de “Eraserhead”–, aunque sí puede servir como complemento para enriquecer este acercamiento diferente y privado.


Título Original: David Lynch: The Art Life

Director: Jon Nguyen

Duración: 88 minutos

Año: 2016

Reparto: David Lynch, Documental

 


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: