Conéctate a nuestras redes

Publicado

en

Existe cierto encanto al ver un desastre cinematográfico. No por nada hay un gran culto a películas “tan malas que son buenas”, y que llegan a tener un importante lugar en la cultura colectiva no a pesar de sus falencias, sino gracias a ellas. Hay algunas cintas que son tan ridículas, que terminan transformándose en comedias, existiendo algo de mérito en eso, incluso si no es intencional. Ya sea como un ejercicio didáctico o simplemente para sorprenderse de la cantidad de malas decisiones que llevaron hasta ese resultado, a veces vale la pena ver películas malas, lisa y llanamente. Sin embargo, existen algunas de las que ni siquiera se puede decir eso, las que ni siquiera tienen valor en su falta de valor. “Cats”, de Tom Hooper, es una de ellas.

Definir la trama de “Cats” resulta difícil, ya que no hay mucha de qué hablar. Victoria (Francesca Hayward) es una pequeña gata que, luego de ser abandonada en Londres por sus amos, es rescatada por un grupo de gatos que se hacen llamar “jelicales”, quienes le muestran sus costumbres y le hablan de su líder, Old Deuteronomy (Judy Dench), que todos los años elige a un gato o gata para “darle una nueva vida”. Durante esta noche, Victoria conoce a diversos personajes que buscan convencer a Old Deutoronomy de ser los indicados, pero uno de ellos, Macavity (Idris Elba), comienza a secuestrar a los demás participantes para ser la única elección posible. O algo así.

La de “Cats” es una trama sorprendentemente confusa para ser tan simple, probablemente porque era originalmente una excusa para tener a gente disfrazada de gatos bailando y cantando en un escenario. Y eso en un musical teatral puede funcionar, pero a la hora de traducirlo a una película termina siendo insuficiente. No hay temáticas a tratar, no hay personajes con los que empatizar, hay sólo gatos con leves atisbos de personalidad y carácter. Quizá si este esbozo de trama fuera tratado de manera más misteriosa y surreal podría haber funcionado, pero todo es relatado de forma tan casual, que pareciera que los realizadores esperaran que el público entendiera todo a la perfección. Esta idea de cotidianeidad mágica que el film pareciera querer forzar podría tener que ver también con la decisión de usar live action para contar esta historia.

“Cats” es otra triste víctima de la ridícula idea de que el live action es de alguna manera más serio o valioso que la animación, noción que hemos venido viendo desde hace tiempo, particularmente con los remakes live action de Disney. Y es una lástima, ya que una historia como la de “Cats” se hubiera beneficiado muchísimo de la libertad que otorga apoyarse de lleno en la animación. Se pudo haber construido un Londres mucho más misterioso y mágico, más colorido y surreal, en vez de los sets inertes y aburridos que llenan la pantalla, iluminados con los mismos neones rojos y púrpura de los que hemos sido testigos constantemente en películas y series ambientadas en mundos nocturnos durante los últimos años.

Visualmente, la película no tiene nada nuevo para ofrecer, fuera del horrendo maquillaje y efectos CGI que utilizaron para transformar al elenco en personas-gato. Ya se ha dicho infinitamente, por lo que no vale la pena ahondar mucho en ello, pero el efecto es perturbador y grotesco, particularmente cuando se mezcla con las interpretaciones extremadamente teatrales del elenco. Nadie nunca alcanza realmente a ser un gato, sino que todos los personajes se sienten siempre como personas intentando actuar como gatos, lo que se ve tan incómodo como suena. Y conociendo las capacidades de la mayoría de los actores es claro que, al igual que todo lo demás, esto fue una decisión deliberada por parte del equipo realizador.

En “Cats” todo se reduce finalmente a eso: una serie de decisiones estéticas que fracasan una tras otra. Desde la puesta en escena hasta los diálogos, pasando por el maquillaje, e incluso los arreglos musicales y las coreografías, todos los elementos conspiran en contra de la producción. Y lo peor de todo es que, a pesar de lo desastroso que resulta el producto final, ni siquiera eso termina siendo lo suficientemente fascinante como para justificar su existencia. “Cats” ni siquiera alcanza a ser tan grotesca y extraña como para transformarse en algo que valga la pena experimentar, es sólo fea, confusa y aburrida.


Título Original: Cats

Director: Tom Hooper

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Francesca Hayward, Jennifer Hudson, Judi Dench, Taylor Swift, Ian McKellen, James Corden, Idris Elba, Jason Derulo, Laurie Davidson, Rebel Wilson, Robert Fairchild, Steven McRae


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Gigaton Gigaton
DiscosHace 13 horas

Pearl Jam – “Gigaton”

Hay bandas que tienen un legado tan amplio y exitoso, que pareciera innecesario que continúen sumando trabajos a su catálogo,...

Heavy Light Heavy Light
DiscosHace 2 días

U.S. Girls – “Heavy Light”

Con su séptimo álbum bajo el proyecto de U.S. Girls, Meghan Remy nos ofrece un material libre de restricciones, reflexivo,...

Underneath Underneath
DiscosHace 6 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 1 semana

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 1 semana

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

Publicidad
Publicidad

Más vistas