Conéctate a nuestras redes

Publicado

en

Existe cierto encanto al ver un desastre cinematográfico. No por nada hay un gran culto a películas “tan malas que son buenas”, y que llegan a tener un importante lugar en la cultura colectiva no a pesar de sus falencias, sino gracias a ellas. Hay algunas cintas que son tan ridículas, que terminan transformándose en comedias, existiendo algo de mérito en eso, incluso si no es intencional. Ya sea como un ejercicio didáctico o simplemente para sorprenderse de la cantidad de malas decisiones que llevaron hasta ese resultado, a veces vale la pena ver películas malas, lisa y llanamente. Sin embargo, existen algunas de las que ni siquiera se puede decir eso, las que ni siquiera tienen valor en su falta de valor. “Cats”, de Tom Hooper, es una de ellas.

Definir la trama de “Cats” resulta difícil, ya que no hay mucha de qué hablar. Victoria (Francesca Hayward) es una pequeña gata que, luego de ser abandonada en Londres por sus amos, es rescatada por un grupo de gatos que se hacen llamar “jelicales”, quienes le muestran sus costumbres y le hablan de su líder, Old Deuteronomy (Judy Dench), que todos los años elige a un gato o gata para “darle una nueva vida”. Durante esta noche, Victoria conoce a diversos personajes que buscan convencer a Old Deutoronomy de ser los indicados, pero uno de ellos, Macavity (Idris Elba), comienza a secuestrar a los demás participantes para ser la única elección posible. O algo así.

La de “Cats” es una trama sorprendentemente confusa para ser tan simple, probablemente porque era originalmente una excusa para tener a gente disfrazada de gatos bailando y cantando en un escenario. Y eso en un musical teatral puede funcionar, pero a la hora de traducirlo a una película termina siendo insuficiente. No hay temáticas a tratar, no hay personajes con los que empatizar, hay sólo gatos con leves atisbos de personalidad y carácter. Quizá si este esbozo de trama fuera tratado de manera más misteriosa y surreal podría haber funcionado, pero todo es relatado de forma tan casual, que pareciera que los realizadores esperaran que el público entendiera todo a la perfección. Esta idea de cotidianeidad mágica que el film pareciera querer forzar podría tener que ver también con la decisión de usar live action para contar esta historia.

“Cats” es otra triste víctima de la ridícula idea de que el live action es de alguna manera más serio o valioso que la animación, noción que hemos venido viendo desde hace tiempo, particularmente con los remakes live action de Disney. Y es una lástima, ya que una historia como la de “Cats” se hubiera beneficiado muchísimo de la libertad que otorga apoyarse de lleno en la animación. Se pudo haber construido un Londres mucho más misterioso y mágico, más colorido y surreal, en vez de los sets inertes y aburridos que llenan la pantalla, iluminados con los mismos neones rojos y púrpura de los que hemos sido testigos constantemente en películas y series ambientadas en mundos nocturnos durante los últimos años.

Visualmente, la película no tiene nada nuevo para ofrecer, fuera del horrendo maquillaje y efectos CGI que utilizaron para transformar al elenco en personas-gato. Ya se ha dicho infinitamente, por lo que no vale la pena ahondar mucho en ello, pero el efecto es perturbador y grotesco, particularmente cuando se mezcla con las interpretaciones extremadamente teatrales del elenco. Nadie nunca alcanza realmente a ser un gato, sino que todos los personajes se sienten siempre como personas intentando actuar como gatos, lo que se ve tan incómodo como suena. Y conociendo las capacidades de la mayoría de los actores es claro que, al igual que todo lo demás, esto fue una decisión deliberada por parte del equipo realizador.

En “Cats” todo se reduce finalmente a eso: una serie de decisiones estéticas que fracasan una tras otra. Desde la puesta en escena hasta los diálogos, pasando por el maquillaje, e incluso los arreglos musicales y las coreografías, todos los elementos conspiran en contra de la producción. Y lo peor de todo es que, a pesar de lo desastroso que resulta el producto final, ni siquiera eso termina siendo lo suficientemente fascinante como para justificar su existencia. “Cats” ni siquiera alcanza a ser tan grotesca y extraña como para transformarse en algo que valga la pena experimentar, es sólo fea, confusa y aburrida.


Título Original: Cats

Director: Tom Hooper

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Francesca Hayward, Jennifer Hudson, Judi Dench, Taylor Swift, Ian McKellen, James Corden, Idris Elba, Jason Derulo, Laurie Davidson, Rebel Wilson, Robert Fairchild, Steven McRae


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mujercitas

Publicado

en

Mujercitas

2019 fue un gran año para el coming-of-age. “Good Boys” y especialmente “Booksmart” nos entregaron visiones nuevas sobre cómo representar la adolescencia y el paso a la adultez en el nuevo milenio. Sin embargo “Mujercitas” nos recuerda que las clásicas historias sobre romance pueden seguir vigentes, y que son clásicos por una razón. Greta Gerwig adapta y actualiza la historia de las hermanas March (y hasta cierto punto la historia de su creadora, Louisa May Alcott) y nos entrega una bella historia sobre amor –tanto romántico como fraternal–, dolor y crecimiento.

“Mujercitas” cuenta la historia de las hermanas March, Meg (Emma Watson), Jo (Saoirse Ronan), Beth (Eliza Scanlen) y Amy (Florence Pugh), principalmente desde la perspectiva de Jo. Las seguimos a través de su adolescencia y su paso a la adultez a fines de la Guerra Civil norteamericana, sus aventuras, sufrimientos y amores, profundizando especialmente en su relación con sus vecinos, Theodore Laurence (Timothée Chalamet) y su abuelo (Chris Cooper).

Es difícil explicar la trama de la película sin entrar en simplificaciones que flaco favor le harían, ya que, si bien se podría decir que “Mujercitas” trata sobre la relación entre Jo March y Theodore Laurence, la verdad es que la película habla sobre mucho más. Greta Gerwig, en su magistral sensibilidad, se asegura de mantener a sus personajes interesantes tanto en los momentos más dramáticos, como en las situaciones más nimias, haciendo que la cotidianeidad de las hermanas (verlas desayunando, jugando, entre otras cosas) adquiera relevancia y profundidad. Cada momento cuenta, cada momento nos dice algo sobre la familia, el amor y la bondad. Esto, a pesar de que los personajes a veces se pueden sentir un poco cliché.

Cada hermana es un poco arquetípica dentro del mundo de novela romántica de fines del siglo XIX. Jo es la niña tomboy con pretensiones artísticas, que se rehúsa a pensar en romance; Meg es la hermana mayor, bondadosa y romántica; Amy es la menor, celosa e inmadura; y Beth es la más balanceada, sensata y con un profundo sentido moral. Es incluso posible hacer un paralelo directo con las hermanas Bennet de la novela “Orgullo y Prejuicio” y sus posteriores adaptaciones, lo que hace que a ratos sintamos que ya hemos visto a estos personajes.

Afortunadamente, gracias a un guion que nos permite conocer a las cuatro hermanas en profundidad, viéndolas crecer y evolucionar como personajes, y también a las brillantes actuaciones de todo el elenco, los personajes logran escapar del cliché y se transforman en personas de carne y hueso. Sus acciones son comprensibles y sus reacciones se sienten honestas, particularmente por la sutileza de las interpretaciones. Los momentos más dramáticos son tratados actoralmente de manera elegante y contenida, entregando una ventana mucho más potente a la interioridad de los personajes.

Entrando en un aspecto técnico, la película es impecable. El uso del encuadre y la iluminación a menudo adquieren un gran protagonismo, generando atmósferas y sensaciones que reflejan también el estado de los personajes. Los colores cálidos y los rayos de luz que Greta Gerwig usa para retratar la adolescencia de las hermanas March genera una atmósfera de ensueño, lo que, sumado a una puesta en escena teatral, se siente casi como un cuento de hadas. En contraste, la adultez es retratada en colores fríos y apagados, reflejando la melancolía de los personajes, utilizando además un lenguaje más naturalista en la puesta en cámara. Esto, en conjunto con una hermosa banda sonora, hace que la película sea una montaña rusa de emociones.

“Mujercitas” es una película sumamente especial y llena de gracia, es una historia bellísima y atemporal, es tanto estudio de personaje como melodrama de época y al final (discutible si lo logra o no) se aventura en un ejercicio metalingüístico sobre el arte de narrar. Es una película ambiciosa que, a pesar de centrarse en algunos temas que podrían considerarse anticuados, entrega profundas reflexiones sobre el amor, la familia y el espacio que la feminidad ocupa en la sociedad, temáticas siempre contingentes. En casi todo aspecto, “Mujercitas” es un triunfo narrativo y cinematográfico.


Título Original: Little Women

Director: Greta Gerwig

Duración: 135 minutos

Año: 2019

Reparto: Saoirse Ronan, Timothée Chalamet, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Meryl Streep, James Norton, Louis Garrel, Bob Odenkirk, Chris Cooper, Tracy Letts


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas