Conéctate a nuestras redes

Comentarios

Carnage, Un Dios Salvaje

Publicado

en

La adaptación de la obra de teatro francesa del mismo nombre, escrita por  Yasmina Reza y adaptada a la gran pantalla por el magistral Roman Polanski, es uno de los estrenos a tener en cuenta durante esta temporada, sobre todo si se es amante de los guiones bien escritos, cuya magia reside en los excelentes diálogos que entablan los personajes, quienes metidos en una sola locación, se transforman en el motor de un filme que cautiva por su inteligente simpleza.

Dos parejas, la primera compuesta por Penelope (Jodie Foster) y Michael (John C. Reilly), y la segunda por Nancy (Kate Winslet) y Alan (Christoph Waltz), tratan de llegar a un acuerdo luego de que el hijo de Nancy y Alan, golpeará al de Penelope y Michael. Lo que comienza como una civilizada conversación entre adultos, subirá súbitamente de tono cuando el carácter, los egos y las frustraciones reprimidas se tomen la discusión, dejando la riña entre los menores como una mera excusa para traer a la palestra conflictos mayores, y al parecer, irresolubles.

“Un Dios Salvaje” es una película que se sostiene gracias a un gran trabajo de guión y el oficio del reparto, que no por nada tiene a cuatro grandes intérpretes, tres de ellos dueños de numerosos galardones, desde Globos de Oro hasta los Oscar, que respaldan su trayectoria y solidez en escena, cada uno funcionando como pilares fundamentales de la obra. Jodie Foster es Penelope, pacifista e idealista, ferviente opositora de la injusticia que sufrió su pupilo. Michael, marido de Penelope, interpretado por John C. Reilly, se esfuerza para ser la voz conciliadora entre su esposa y la pareja oponente, que tiene como protagonistas a Alan, rol que encarna el brillante Christoph Waltz, como un hombre que no da mucha importancia al hecho de que su hijo haya dejado con un par de dientes menos a otro niño, pero sí prestando mucha atención a su teléfono celular y a su trabajo como abogado de una empresa farmacéutica de dudosa reputación. Nancy cierra el cuarteto, viviendo de las apariencias y la falsa modestia, rasgos que  Kate Winslet se encarga de conjugar de forma perfecta. El trabajo de actuación es remarcable, ni falta que hace señalarlo, y es el primer gran factor que hace de “Un Dios Salvaje” una lección para cualquiera que busque indagar en el arte que es actuar frente a una cámara.

El guión es el otro factor clave en el último largometraje de Polanski. Firmado por la misma  Yasmina Reza, el traslado del texto desde las tablas hasta el cine es admirable, manteniendo un ritmo ascendente, donde la palabra se superpone a la imagen, triunfando en una empresa de la que pocos pueden jactarse. A momentos hay reminiscencias de la puesta en escena teatral, sobre todo en algunas pausas y marca de movimientos que se delatan demasiado cuando son trasladados a la pantalla, pero son sólo un par de detalles para una adaptación que brilla por su dinamismo.

Llevándonos por  momentos incómodos, otros introspectivos y unos cuantos que son sencillamente hilarantes, Roman Polanski dirige esta comedia negra con la asertividad y maestría de los grandes.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Beyond The Pale Beyond The Pale
DiscosHace 15 horas

JARV IS… – “Beyond The Pale”

Al final del día, casi todo termina siendo cosa de límites y dinámicas. Tras ocupar Irlanda en el siglo XIV,...

Providence Providence
DiscosHace 6 días

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 7 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 1 semana

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 2 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 3 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 3 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 3 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas