Conéctate a nuestras redes
Buenos Vecinos Buenos Vecinos

Comentarios

Buenos Vecinos

Publicado

en

Luego de su aparición junto a su amigote James Franco en esa excelente serie que es “Freeks And Geeks” (1999), Seth Rogen se ha transformado en la lumbrera de una generación de personas dedicadas al siempre complejo ejercicio de hacer reír, la que ha sabido reivindicar un género tan inestable en su crítica como es la comedia. Es en la última década donde muchos de los títulos que han tenido a Rogen dentro de su convocatoria, como protagonista o secundario, se han alzado con una notoriedad incluso más amplia que otros filmes que tienen a ilustres sobre el tema entre sus repartos. La colaboración del actor, en sus también valoradas facetas de escritor o productor, con personajes como Judd Appatow o Kevin Smith, ha posibilitado la irrupción de una forma de hacer humor, que tiene en la diversidad de recursos usados, desde variadas vertientes bufonescas, su principal fortaleza. Lo anterior ha significado una importante contribución para el respiro dentro de esta categoría cinematográfica que indiscriminadamente sacó todo el provecho posible de lo absurdo y lo gráfico hasta agotar los formatos.

NEIGHBORS 01Mac (Seth Rogen) y Kelly (Rose Byrne) son una pareja con una pequeña hija recién nacida a su cuidado. Instalados en lo que parece ser un buen y tranquilo vecindario, los dos juntos están comenzando una nueva etapa en sus vidas, encontrándose en la postura de avanzar definitivamente hacia la adultez. Con las responsabilidades que a cada uno le corresponden, todo marcha por buen camino, sin embargo, un mal día llegan nuevos vecinos: una hermandad de estudiantes que, sólo al mirarlos, se puede saber que el carrete va a ser un cuento de cada día. Liderados por Teddy (Zac Efron) y Pete (Dave Franco), pronto hacen buenas migas con Mac y Kelly. Pero claro, la amistad no tarda en romperse, y las dos partes comienzan una seguidilla de problemas que pueden resultar en las situaciones más increíbles y graciosas.

¿Qué es lo que necesita una buena comedia para tener éxito? Es discutible, pero lo ideal sería apostar por la innovación, arriesgar en nuevas propuestas. Sin embargo, esta tarea se presume considerablemente difícil, cimentados ya un gran número de caminos por donde deambula la intención de enarbolar una cómica buena idea. Teniendo aquel antecedente, muchos directores se decantan en la no menos complicada opción de usar elementos que ya han sido explorados anteriormente en esta clase de cintas. La diferencia entre cómo son utilizados para asegurar su efectividad, puede radicar en 3 ítems; en qué duración, lugar y cantidad son dispuestos en la película. La destreza que tiene “Buenos Vecinos” en este apartado está perfectamente equilibrada, por lo tanto el abuso de técnicas caladas queda completamente descartado, permitiendo así que la cinta trascienda como un finalizado global y no como un impulsivo caudal de pequeñas salpicaduras risibles, recordando a muchas películas de humor florecidas de la industria en la atemporalidad.

NEIGHBORS 02Nicholas Stoller, director del filme, quien tiene un aceptable recorrido como guionista y director dentro del género, sabe manejar con pulso el ritmo del relato. Divertidos juegos de palabras –que probablemente no tendrán tanta gracia en la versión doblada de la película- enmarcados en diálogos punzantemente ingeniosos, son mostrados al espectador con la aguda noción de lo que realmente puede causar una carcajada. Stoller echa mano con habilidad a los clichés de la fraternidad de estudiantes –término tan extraño como bien entendido gracias al visionado de un raudal de comedias gringonizadas- y la relación entre vecinos, sin caer en lo previsible y en el tedio de lo repetitivo.De igual manera, la sutil introducción de algún recoveco dramático en la trama, no desperfila en absoluto la clasificación por la que se mueve el título. Fuera de lo que aparece en el tráiler, los guiños a diferentes películas y series de televisión funcionan de gran forma, aportando las cuotas de humor absurdo en proporciones exactas. Cada uno de los aciertos en la filmación, mencionados anteriormente, convergen en un punto donde el escenario permite disfrutar sin reparos el humor efectista empleado.

En prácticamente todos los filmes donde Rogen ha intervenido con una coprotagonista femenina, se desprende una química que es a todas luces visible y que, en esta oportunidad, se extrapola de la misma manera hacia “Buenos Vecinos”. Con una encantadora y graciosísima Rose Byrne, que sorprende en este título después de su muy buena participación en “Insidious: Chapter 2”, la pareja de actores sabe llevar con una muy creíble complicidad la relación entre sus personajes. En el NEIGHBORS 03otro extremo, Zac Efron, digámoslo, ha sabido moldear con mucha gracia y criterio al vivaracho impredecible de Teddy Sanders.

En definitiva, una muy buena película, donde no hay espacios para el aburrimiento. Se agradece que su duración apenas roce la hora y media, evitando la redundancia de situaciones que es tan común dentro del género, y que muchas veces no tiene justificación alguna. La intervención de una figura como Zac Efron, tan resistida para un no menor número de personas, de ninguna manera tiene un efecto negativo sobre la película; de la misma forma que su inclusión sirve para promocionar el título entre el público juvenil, también se agrega el opuesto exacto de Rogen en la ficción. Historia, personajes, dirección, guion, y puntos técnicos confluyen de la mejor manera para hacer resonar grandes risotadas en la órbita de “Buenos Vecinos”.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 3 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 4 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 1 semana

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas