Conéctate a nuestras redes
Avengers: Endgame Avengers: Endgame

Comentarios

Avengers: Endgame

Publicado

en

A estas alturas, y a poco tiempo de cumplir once años desde el estreno de “Iron Man” (2008), tratar de analizar el fenómeno que ha provocado el universo cohesionado de Marvel Studios no tiene mayor sentido. Sus historias y personajes ya se han instalado en la cultura popular con raíces profundas, y la gran masa de fanáticos que arrastra ha posicionado estas películas en la cúspide de la cartelera. Cada estreno se ha convertido en un evento del que no se puede estar ajeno luego de veintiún películas en su catálogo, dentro de las que ha habido aciertos y fallos, pero, sin duda, el apoyo es incondicional y es lo que ha permitido construir un mundo narrativo de un tamaño colosal.

Los eventos, y particularmente el final de “Avengers: Infinity War” (2018), sembraron dudas frente a la continuación de una historia que, con imperfecciones, pudo edificar un relato que parecía ser más grande de lo que se alcanzó a revelar. Y, en ese sentido, es necesario entender “Avengers: Endgame” como la segunda parte de una misma historia de aproximadamente trecientos treinta minutos, que indiscutiblemente cierra una etapa, pese a no ser la última cinta de la fase tres del MCU. El cliffhanger de la cinta del año pasado es sólo la punta del iceberg de este capítulo y las expectativas son altas, y los hermanos Russo son los encargados de culminar esta época de las cintas más exitosas del último tiempo.

Las historias planteadas en el MCU son eventos increíbles y espectaculares, donde países completos son movidos para salvar a la población, agujeros interdimensionales se abren en el cielo o batallas intergalácticas ponen en peligro la vida en la Tierra, pero, después de todo, quienes son protagonistas de estas sagas deben vivir con las consecuencias de sus actos y eso es algo que quedaba en deuda en las cintas anteriores.  Sin embargo, la primera parte de las tres horas de “Avengers: Endgame” se centra en los efectos directos del plan de Thanos y cómo los sobrevivientes deben lidiar con ellos.

La cinta se toma el tiempo necesario para profundizar en dichos efectos y escarbar en particularidades que habían sido dejadas a un lado, pues son personajes que no necesitan introducción, aunque esta vez sí se quiere dejar en claro sus complejidades. Esto se logra gracias al viaje íntimo y pausado que explora los rincones de los personajes icónicos y que iniciaron esta saga, y siendo territorio nuevo para este tipo de producción, en un inicio le es difícil encontrar un ritmo que permita establecer este objetivo con claridad. Afortunadamente lo encuentra, y desde ahí la aventura avanza vertiginosa y construyendo hacia arriba.

Desde este inicio se nota la consciencia de redimir a personajes que han sido dejados a un lado y explotar al máximo a quienes se han llevado el gran peso de sostener esta máquina gigantesca, por lo que no se escatima en liberar un abanico de emociones alrededor de sus protagonistas; estos se responsabilizan por lo ocurrido, pretenden arreglar el caos y establecer el orden de las cosas, pero no es tarea fácil, por lo que la noción de equipo y unidad debe prevalecer tal como lo fue en un principio. Aunque no todo está rodeado de un tono lúgubre y catastrófico, ya que una de las claves para el éxito de estas cintas recae en la dinámica entre sus personajes y el humor que aliviana el peligro al que se enfrentan, por lo que diálogos y situaciones graciosas atenúan el extenso metraje.

Toda la construcción narrativa –que a ratos arriesga entramparse en sí misma, pero logra avanzar sin problema– está edificando el tercer acto más épico de todo el MCU. En ese momento las miles de piezas empiezan a ensamblar de manera correcta y todo lo planteado en la cinta anterior cobra sentido. La casi explosión de la pantalla es justificada y la sucesión de hechos dejarán a los fanáticos en un alto grado de exaltación. Es el momento cúlmine y, favorablemente, queda arriba de todo lo que se ha hecho antes, provocando que los defectos presentados en la cinta anterior sean arreglados, y termine siendo una película satisfactoria y capaz de cumplir con todas las expectativas.

Para entrar en el Universo Cinematográfico Marvel es necesario hacer ciertas concesiones y aceptar que muchas de sus producciones existen en función de un mercado, pero, sin lugar a dudas, la ya manoseada fórmula ha dado resultado y desde ahí se ha avanzado apretando a fondo el acelerador. Por lo que en esta etapa para poder continuar era momento de arriesgar, y tratar de hacer las cosas de manera diferente; “Avengers: Endgame” arriesga y sale victoriosa para culminar un ciclo que será recordado con satisfacción.


Título Original: Avengers: Endgame

Director: Anthony Russo y Joe Russo

Duración: 181 minutos

Año: 2019

Reparto: Robert Downey Jr., Chris Evans, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Mark Ruffalo, Jeremy Renner, Brie Larson, Karen Gillan, Paul Rudd, Danai Gurira, Josh Brolin, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Jon Favreau, Benedict Wong, Tessa Thompson, Bradley Cooper, Katherine Langford, Evangeline Lilly, Pom Klementieff, Elizabeth Olsen, Dave Bautista, Sebastian Stan, Chadwick Boseman, Letitia Wright, Benedict Cumberbatch, Anthony Mackie, Samuel L. Jackson, Zoe Saldana, Chris Pratt, Paul Bettany, Vin Diesel


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Matrix Resurrecciones

Publicado

en

Matrix Resurrecciones

Más de 20 años después de “The Matrix”, la primera entrega de la saga “Matrix”, Lana Wachowski vuelve al universo que creó junto a su hermana para traer de vuelta a los icónicos Neo, Trinity y Morpheus. No obstante, y a pesar de que no que parecieran ser sus intenciones, “Matrix Resurrecciones” se siente como otro cínico intento de apelar a la nostalgia con una película que, si bien tiene algunos elementos interesantes, termina sintiéndose innecesaria.

Thomas Anderson (Keanu Reeves) es un famoso desarrollador de videojuegos que, luego de haber cambiado el mundo con una trilogía de juegos llamados “The Matrix”, se siente atrapado por el éxito y un trabajo que no lo satisface. Sin embargo, una serie de experiencias lo llevan a creer que los eventos de los juegos que desarrolló son en realidad recuerdos y que, tal como en ellos, la realidad es una simulación generada por computadoras para mantener a la humanidad esclavizada.

Esta es una forma interesante de comenzar una secuela, y de alguna forma resetea la historia que finalizó con “Matrix Revolutions” (2003) para recontextualizar los eventos de las primeras películas, de una forma en que referenciarlos se vuelve un poco más natural dentro del universo. Esto permite a la directora hacer algunos juegos meta-narrativos, reflexionando sobre la naturaleza de los reboots, secuelas y remakes, que tan populares se han hecho en Hollywood. Además, transforma a muchos de los personajes de la cinta en literales fans de la trilogía, quienes comentan los eventos de las primeras películas tal como los fans en la vida real lo hacen. Neo es tan legendario en el universo de Matrix, como lo es en nuestro universo.

Este último es uno de los elementos más interesantes de la película y es definitivamente un paso deliberado para transformar a esta entrega en algo más que una simple secuela basada en la nostalgia, generando los momentos más interesantes de “Matrix Resurrecciones”. Sin embargo, estas reflexiones se quedan a medio camino y, a medida que la película avanza, comienza a caer en los mismos vicios que critica en su primera mitad.

Los personajes que no conocíamos hasta ahora son muy poco desarrollados, siendo utilizados casi exclusivamente como artefactos para traer de vuelta a los protagonistas, afectando negativamente el clímax del relato, ya que muchos de estos personajes no generan suficiente apego, y los momentos de tensión pierden peso. Además, la estructura de “Matrix Resurrecciones” es demasiado similar a la primera Matrix, lo que la lleva a ser algo predecible. Excepto en su giro final, que, si bien resulta sorprendente al romper algunas de las reglas establecidas en la cinta de 1999, se siente como un intento poco auténtico de fan service.

Visualmente adquiere a ratos una imagen demasiado digital, que, aunque deja atrás el look verdoso y enfermizo de la primera trilogía, no le da suficiente originalidad y personalidad en ese apartado. Los efectos digitales funcionan bastante bien, y tienen la pomposidad y el estilo por las que las Wachowski se han destacado a lo largo de su carrera, incluso fuera del universo de Matrix, el problema es que muchas veces estos sirven para replicar algunos de los momentos icónicos de las primeras películas, lo que funciona a veces, pero ya hacia el final de la película se vuelve un poco tedioso. Aquello, eso sí, no significa que absolutamente todo sea guiños. Durante el clímax hay algunas sorpresas visuales bastante atractivas, que contribuyen a darle algo de particularidad a esta cuarta parte, sin embargo, aparecen demasiado tarde, y durante el resto de la película ni las peleas, ni los juegos visuales, ni los efectos bullet time resultan suficientes para darle mayor atractivo.

Con todos estos elementos, “Matrix Resurrecciones” resulta una película muy poco consistente. Si bien, su argumento parte con reflexiones y cuestionamientos interesantes sobre el estado actual de Hollywood y la cultura de fandom, estas se disuelven y prácticamente desaparecen a mitad de la película para transformarse en un intento de actualizar el universo Matrix con elementos de la actualidad. Lamentablemente, al no comprometerse completamente con ninguna de estas temáticas, el argumento termina sintiéndose blando e incoherente, y la conclusión sumamente insatisfactoria. Más que plantear preguntas sobre la cultura pop y los peligros actuales de la tecnología, la pregunta que queda en el aire es: ¿Qué quería decir Lana Wachowski con esta película?


Título Original: The Matrix Resurrections

Director: Lana Wachowski

Duración: 148 minutos

Año: 2021

Reparto: Keanu Reeves, Carrie-Anne Moss, Neil Patrick Harris, Yahya Abdul-Mateen II, Jada Pinkett Smith, Jessica Henwick, Priyanka Chopra, Jonathan Groff, Ellen Hollman, Brian J. Smith


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 1 mes

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 1 mes

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas