Conéctate a nuestras redes
Ad Astra Ad Astra

Comentarios

Ad Astra: Hacia Las Estrellas

Publicado

en

Ad astra per aspera”, o “A las estrellas a través del sacrificio” en una traducción al español, es la frase que acompaña la placa en Cabo Cañaveral en homenaje a los tres astronautas de la misión Apolo 1 que murieron debido a un incendio en la cabina. Por lo que se puede deducir que, en el camino para lograr un objetivo, los sacrificios son necesarios, particularmente en el viaje hacia la exploración espacial, lugar donde el ser humano ha descubierto su fragilidad frente a la inmensidad de lo que nos rodea fuera del planeta Tierra. “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” pretende explorar las interrogantes que existen frente a estas exploraciones, donde además de la imponencia de los astros, lo más trivial e íntimo del ser humano es capaz de salir a la luz.

Roy McBride (Brad Pitt) es un ingeniero que perdió a su padre, quien partió sin retorno a una misión a Neptuno para buscar vida inteligente. Veinte años más tarde, los signos de aquella misión parecen ser visibles, por lo que Roy emprenderá la búsqueda de su padre y, al mismo tiempo, de sí mismo.

“Ad Astra: Hacia Las Estrellas” muestra en una primera instancia, y en una visión futurista bastante realista, el avance de la humanidad en la exploración del espacio y la conquista de nuevos lugares fuera de nuestro planeta, aludiendo a la evidente e inevitable idea del ser humano y la explotación de un lugar sólo por el beneficio económico. El claro esbozo de este comentario da paso natural a que las preguntas en la cinta se vayan tornando mucho más grandes y volcándose hacia lo más esencial del ser humano, por esta razón, la motivación de enviar a un astronauta en búsqueda de una misión que parecía pérdida se gesta de forma natural, donde la urgencia está puesta en el heroísmo, pero, al mismo tiempo, hay razones ocultas mucho más robustas que empujan al protagonista a aceptar el desafío.

El heroísmo que implica la misión de exploración y rescate está puesto en los hombros de Roy McBride, un hombre construido con capas sólidas y que pareciera ser insensible frente a lo adverso, en sintonía con la representación de Neil Armstrong en “First Man” (2018), donde en ambos personajes se puede sentir la presión que existe por ser victoriosos en sus tareas, pero sin interés en el éxito personal, sino más bien alcanzar el triunfo por un bien mucho mayor.

La construcción por capas que se le asigna a Roy se utiliza para establecer ciertos comentarios frente al coraje y la masculinidad, pero aquella coraza se irá descascarando paulatinamente hasta descubrir su vulnerabilidad, despojándolo de cualquier disfraz de estabilidad, pues la soledad del espacio exterior pareciera ser el escenario perfecto para desvestir y exhibir la fragilidad humana, siendo a través de monólogos internos la manera que tenemos para conectar con los pensamientos más íntimos del protagonista.

Si “The Lost City of Z” (2016), el anterior trabajo de James Gray, utilizaba el viaje por las amazonas en búsqueda de la obsesión por un lugar, “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” tiene el espacio exterior como el escenario para una intrincada travesía. Para lograrlo, el trabajo fotográfico a cargo de Hoyte Van Hoytema provoca una inmersión en los distintos paraderos en los que el astronauta transita; la expedición visual a través de los distintos cuerpos celestes es capaz de envolver y fascinar al espectador. Siendo ayudado por la música de Max Richter, la cinta resulta un deleite audiovisual al capturar la inmensidad del espacio exterior.

“Ad Astra: Hacia Las Estrellas” está levemente inspirada en “Heart Of Darkness”, novela corta escrita por Joseph Conrad, el material de fuente para “Apocalypse Now” (1979), por lo que sutiles ideas pueden ser conectadas entre ambas cintas, siendo un complejo y oscuro viaje por destruir un objetivo la más fuerte de todas. Lo cierto es que en la cinta de James Gray esta idea va quedando en evidencia hacia el tercer acto, donde se van develando las reflexiones y el enrevesado camino de autodescubrimiento que hace el protagonista, donde, sin buscarla, se encuentra con la redención de las personas que lo rodean y de sí mismo. Momento donde la reflexión frente a la relación con su padre se transforma en la idea fundamental de una cinta que busca hacer preguntas intimas en un espacio de grandes dimensiones. Afortunadamente estos cuestionamientos se acoplan naturalmente al relato que se ha construido.

Siendo una cinta de ciencia ficción, sus parientes “Interstellar” (2014), “Gravity” (2013) e incluso “Solyaris” (1972) se hacen presente para recordar el pretexto que se utiliza en el género para trabajar ideas relacionadas con nuestra propia humanidad y las eternas preguntas filosóficas que nos acompañan. “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” logra capturar esa esencia y asombrar con sus interrogantes en el espacio íntimo de la mente del protagonista, pero en medio de la inmensidad y soledad del espacio exterior.


Título Original: Ad Astra

Director: James Gray

Duración: 122 minutos

Año: 2019

Reparto: Brad Pitt, Liv Tyler, Ruth Negga, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland, John Finn, Kayla Adams, Kimmy Shields, Bayardo De Murguia, Lorell Bird Dorfman, Sasha Compère


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas