Conéctate a nuestras redes
Ad Astra Ad Astra

Comentarios

Ad Astra: Hacia Las Estrellas

Publicado

en

Ad astra per aspera”, o “A las estrellas a través del sacrificio” en una traducción al español, es la frase que acompaña la placa en Cabo Cañaveral en homenaje a los tres astronautas de la misión Apolo 1 que murieron debido a un incendio en la cabina. Por lo que se puede deducir que, en el camino para lograr un objetivo, los sacrificios son necesarios, particularmente en el viaje hacia la exploración espacial, lugar donde el ser humano ha descubierto su fragilidad frente a la inmensidad de lo que nos rodea fuera del planeta Tierra. “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” pretende explorar las interrogantes que existen frente a estas exploraciones, donde además de la imponencia de los astros, lo más trivial e íntimo del ser humano es capaz de salir a la luz.

Roy McBride (Brad Pitt) es un ingeniero que perdió a su padre, quien partió sin retorno a una misión a Neptuno para buscar vida inteligente. Veinte años más tarde, los signos de aquella misión parecen ser visibles, por lo que Roy emprenderá la búsqueda de su padre y, al mismo tiempo, de sí mismo.

“Ad Astra: Hacia Las Estrellas” muestra en una primera instancia, y en una visión futurista bastante realista, el avance de la humanidad en la exploración del espacio y la conquista de nuevos lugares fuera de nuestro planeta, aludiendo a la evidente e inevitable idea del ser humano y la explotación de un lugar sólo por el beneficio económico. El claro esbozo de este comentario da paso natural a que las preguntas en la cinta se vayan tornando mucho más grandes y volcándose hacia lo más esencial del ser humano, por esta razón, la motivación de enviar a un astronauta en búsqueda de una misión que parecía pérdida se gesta de forma natural, donde la urgencia está puesta en el heroísmo, pero, al mismo tiempo, hay razones ocultas mucho más robustas que empujan al protagonista a aceptar el desafío.

El heroísmo que implica la misión de exploración y rescate está puesto en los hombros de Roy McBride, un hombre construido con capas sólidas y que pareciera ser insensible frente a lo adverso, en sintonía con la representación de Neil Armstrong en “First Man” (2018), donde en ambos personajes se puede sentir la presión que existe por ser victoriosos en sus tareas, pero sin interés en el éxito personal, sino más bien alcanzar el triunfo por un bien mucho mayor.

La construcción por capas que se le asigna a Roy se utiliza para establecer ciertos comentarios frente al coraje y la masculinidad, pero aquella coraza se irá descascarando paulatinamente hasta descubrir su vulnerabilidad, despojándolo de cualquier disfraz de estabilidad, pues la soledad del espacio exterior pareciera ser el escenario perfecto para desvestir y exhibir la fragilidad humana, siendo a través de monólogos internos la manera que tenemos para conectar con los pensamientos más íntimos del protagonista.

Si “The Lost City of Z” (2016), el anterior trabajo de James Gray, utilizaba el viaje por las amazonas en búsqueda de la obsesión por un lugar, “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” tiene el espacio exterior como el escenario para una intrincada travesía. Para lograrlo, el trabajo fotográfico a cargo de Hoyte Van Hoytema provoca una inmersión en los distintos paraderos en los que el astronauta transita; la expedición visual a través de los distintos cuerpos celestes es capaz de envolver y fascinar al espectador. Siendo ayudado por la música de Max Richter, la cinta resulta un deleite audiovisual al capturar la inmensidad del espacio exterior.

“Ad Astra: Hacia Las Estrellas” está levemente inspirada en “Heart Of Darkness”, novela corta escrita por Joseph Conrad, el material de fuente para “Apocalypse Now” (1979), por lo que sutiles ideas pueden ser conectadas entre ambas cintas, siendo un complejo y oscuro viaje por destruir un objetivo la más fuerte de todas. Lo cierto es que en la cinta de James Gray esta idea va quedando en evidencia hacia el tercer acto, donde se van develando las reflexiones y el enrevesado camino de autodescubrimiento que hace el protagonista, donde, sin buscarla, se encuentra con la redención de las personas que lo rodean y de sí mismo. Momento donde la reflexión frente a la relación con su padre se transforma en la idea fundamental de una cinta que busca hacer preguntas intimas en un espacio de grandes dimensiones. Afortunadamente estos cuestionamientos se acoplan naturalmente al relato que se ha construido.

Siendo una cinta de ciencia ficción, sus parientes “Interstellar” (2014), “Gravity” (2013) e incluso “Solyaris” (1972) se hacen presente para recordar el pretexto que se utiliza en el género para trabajar ideas relacionadas con nuestra propia humanidad y las eternas preguntas filosóficas que nos acompañan. “Ad Astra: Hacia Las Estrellas” logra capturar esa esencia y asombrar con sus interrogantes en el espacio íntimo de la mente del protagonista, pero en medio de la inmensidad y soledad del espacio exterior.


Título Original: Ad Astra

Director: James Gray

Duración: 122 minutos

Año: 2019

Reparto: Brad Pitt, Liv Tyler, Ruth Negga, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland, John Finn, Kayla Adams, Kimmy Shields, Bayardo De Murguia, Lorell Bird Dorfman, Sasha Compère


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 1 día

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 semana

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 1 semana

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 1 semana

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 3 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Publicidad
Publicidad

Más vistas