Conéctate a nuestras redes

Cine

Colossal

Publicado

en

Tomar códigos que pertenecen a un género e insertarlo en otro, puede parecer una tarea compleja y un tanto peligrosa cuando la base que sostendrá toda esta idea no es sólida. Sin embargo, si estos elementos son trabajados con el cuidado necesario, puede dar como resultado un trabajo donde el cruce de géneros es una fortaleza en un experimento fuera de lo común. Es así como el español Nacho Vigalondo (director de la gran “Los Cronocrímenes”, 2007) interviene con una idea que podría parecer insólita, pero apostando por la originalidad.

Después de una ruptura amorosa por causa del alcohol y las irresponsabilidades, Gloria (Anne Hathaway) decide partir de cero en una ciudad alejada de Nueva York. Todo parece marchar bien, hasta que inesperadamente una bestia aparece en Seúl destruyendo gran parte de la ciudad. Gloria descubre una inusual conexión con aquel monstruo y, a partir de ese momento, deberá descubrir la razón de tal extraño vínculo, algo que de paso la ayudará a poner su vida en orden.

Para poder entender la singular propuesta de “Colossal”, es necesario dividirla en dos partes, donde la primera establece un tono narrativo bastante cercano a una comedia romántica y con una estética propia de cintas americanas independientes, y donde la segunda poco a poco comienza a mutar en un relato que se centrará mayoritariamente en desarrollar los conflictos de su protagonista, contextualizando su entorno y motivaciones. Gloria se ve casi obligada a volver al lugar que la vio crecer, una ciudad que se ve implacable al tiempo. Es ahí cuando el entorno se vuelve protagonista, destacando un ambiente amable y con las características de un pueblo suspendido en el tiempo, simulando ser el lugar perfecto para recuperarse de algún golpe emocional, pues ahí los problemas de las grandes ciudades parecen lejanos y completamente ajenos.

Es ahí donde, además de un viaje físico a sus memorias de niña, está la oportunidad que para realizar un viaje personal en el que se vuelve indispensable analizar su propia vida y las razones que la llevaron hasta ese punto. No obstante, Gloria ve en este lugar un refugio pasajero, y es su amigo de infancia, Oscar (Jason Sudeikis), quien la empuja paulatinamente a ponerse en pie y empezar desde cero. A través de ellos es posible ver el cuidado que existe frente a la construcción de personajes que parecen reales y que ayudan enormemente a situar al espectador frente a una historia que comienza a dar giros inesperados. Así, también, se deja notar inmediatamente la química que existe entre Hathaway y Sudeikis, pues ambos dejan que estos personajes interactúen de manera natural y, de la misma manera, el relato logra encontrar en ellos la forma de poder avanzar en un curso que permita canalizar los hechos posteriores con la adecuada verosimilitud.

Y es en el segundo acto donde se da rienda suelta al imaginario del director español, explorando de forma inusual el mundo psicológico de sus personajes. Una vez que se establece la presencia de un monstruo de dimensiones gigantescas en Seúl, el relato da un giro inesperado y comienza drásticamente a mutar en una interacción de formas diferentes de contar la historia, donde una estructura más tradicional empieza a quebrarse y da espacio para que elementos fantásticos y propios de un género más ligado a la ciencia ficción sean participes de la narración.

Mientras en el otro lado del mundo un monstruo acecha y destruye una ciudad, Gloria comienza a darse cuenta que existe una conexión aún más potente con la extraña y gigantesca bestia. Desde aquel momento, la protagonista comienza un verdadero trabajo para entender este vínculo que no sólo la tiene perpleja a ella, sino que también comienza a afectar a quienes la rodean. Y para desarrollar esta inusual idea y cohesionar un relato que parece fragmentado, pero que lentamente se está armando, la forma de trabajar la narración se vuelve fundamental, pues, si bien los protagonistas podrían parecer simples, el guion comienza a profundizar en sus conflictos más internos y deja que el espectador pueda descubrir los ensambles y metáforas que se utilizan para que el relato llegue a puerto de manera adecuada.

En un principio, la premisa de una producción como “Colossal” puede ser mirada con ojos escépticos, pues un cruce tan extraño de géneros podría entregar resultados caóticos. Sin embargo, el producto final de este experimento cinematográfico termina entregando grandes momentos en cuanto a una propuesta original, logrando destacar dentro de un panorama lleno de expansiones de franquicias y remakes de éxitos pasados.

Por Ángelo Illanes

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Heavy Light Heavy Light
DiscosHace 9 horas

U.S. Girls – “Heavy Light”

Con su séptimo álbum bajo el proyecto de U.S. Girls, Meghan Remy nos ofrece un material libre de restricciones, reflexivo,...

Underneath Underneath
DiscosHace 4 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 6 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 1 semana

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Publicidad
Publicidad

Más vistas