Conéctate a nuestras redes
Cincuenta Sombras Liberadas Cincuenta Sombras Liberadas

Cine

Cincuenta Sombras Liberadas

Publicado

en

La saga de romance erótico de “Cincuenta Sombras”, escrito por E. L. James, llega a su fin en la pantalla grande con esta adaptación del último libro homónimo, “Cincuenta Sombras Liberadas”. El que fuera un fenómeno literario a principios de esta década recibe su último capítulo de la mano del director James Foley y propone ser el estreno dramático más erótico que ha llegado al mainstream del cine occidental contemporáneo.

La película comienza donde quedó la secuela: Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan) finalmente se casan, por lo que Anastasia cambia su apellido de Steele a Grey. La feliz pareja se va de luna de miel y recorren bellos parajes de Europa, pero la vida marital no será fácil y las visiones del futuro de ambas partes de la relación chocarán, llevando a la pareja a un posible quiebre. No conforme con eso, un enemigo del pasado volverá para tratar de destruir la vida de Anastasia y revelar misterios del pasado de Christian Grey.

Qué difícil es hablar de una historia que cae en tantos espacios comunes y cuyos personajes son tan lánguidos, que empatizar con ellos resulta un favor difícil de realizar. El personaje de Anastasia, exitosa y en una situación completamente estable, no tiene conflicto alguno y resulta complicadísimo sintonizar con los incesantes y forzados esfuerzos del guion por darle profundidad y capas. Asimismo, sus objetivos en la historia no son nunca claros y, cada tanto, abre nuevas tramas que buscan con desesperación darle un objetivo último en el amplio arco narrativo, sin conseguir nada claro hasta el final de la película, momento en que entra por fin el antagonista de la filme, quien, convengamos, es estereotípico y soso, tomando decisiones inverosímiles y dignas de un villano de caricatura de los años cuarenta.

Por otro lado, Christian Grey, quien tiene menos carisma que una piedra, es un hombre perfecto y guapo, cuyo atractivo como personaje empieza y acaba en los dos adjetivos anteriormente mencionados. Sus conflictos en la cinta son brumosos y nada claros. Ya muy avanzado el metraje, por fin un atisbo de drama aparece en la carne del multimillonario. Dicho arco argumental se abre y resuelve en diez minutos, pues la película no le deja espacio para desarrollo alguno. Ajeno a su innegable atractivo físico, Christian Grey no tiene gracia alguna y cae en los peores clichés del príncipe azul, pues la gracia de su “lado oscuro” no ha sabido sobrevivir hasta la tercera entrega y poco brilla, poco hace y poco importa.

Y ya que estamos con el señor Grey, la interpretación de Jamie Dornan es insípida e infumable. Salvo sus apariciones semidesnudo y su rol dominante en las escenas eróticas, Dornan no tiene ningún momento de luz en toda la cinta. Lamentablemente, su actuación es mediocre y los momentos de catarsis del personaje no provocan nada en absoluto. Dakota Johnson, sobreactuada e irritante, es el punto más bajo en el abanico de interpretaciones. Sin conseguir realismo dramático en ningún momento, su desempeño está en total sintonía con la pésima escritura con la que han trazado a su personaje. Johnson actúa tan mal, que incluso sus intervenciones en las escenas eróticas se sienten falsas y fingidas, estando muy por debajo de la ya paupérrima actuación de Dornan.

La dirección de James Foley ha tratado de aprovechar los puntos positivos de la obra, limitados a la impecable propuesta visual y los bellos parajes donde se desarrolla la insípida historia, sacándole el jugo al sello personal de la saga: el erotismo. Estas instancias abundan a lo largo de la película y están ejecutadas –dejando de lado las actuaciones– con senda maestría audiovisual. Lamentablemente, abusan del recurso del videoclip, lo que interrumpe bastante el tono del filme al tener cada tres o cuatro escenas una nueva sección musical erótica. Independiente de esto, la atmósfera de estas instancias está muy bien creada y consiguen mantener el sello que hizo popular a la franquicia.

“Cincuenta Sombras Liberadas” es el final de una saga que, a expensas de su rupturista irrupción en la literatura, ha ido en picada conforme pasan los años. Con pésimas actuaciones, una historia aburrida que no sorprende a nadie y que nunca termina por cuajar, la franquicia se despide de la pantalla grande decorando esta última entrega con una serie de clichés que pensábamos extintos y que nos demuestran que la narrativa contemporánea puede seguir dando pasos hacia la involución. Un aire de tranquilidad se respira cuando los populares hits juveniles que componen la banda sonora terminan por sonar en la sala del cine; nunca más tendremos que ver una nueva entrega de este olvidable saga.


Título Original: Fifty Shades Freed

Director: James Foley

Duración: 101 minutos

Año: 2018

Reparto: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Eric Johnson, Eloise Mumford, Rita Ora, Luke Grimes, Victor Rasuk, Max Martini, Callum Keith Rennie, Bruce Altman, Arielle Kebbel, Kim Basinger, Marcia Gay Harden


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Deadpool 2

Publicado

en

Deadpool 2

Brazos, cabezas y sesos volando a través de la pantalla. Humor negro, descarnado, absurdo y completamente hilarante. Una cuarta pared hecha añicos y un interlocutor tierno y demente por partes iguales. “Deadpool” (2016) nos introdujo a uno de los más exóticos antihéroes de nuestro tiempo y, junto con él, todo un nuevo y desconocido límite para el género de las películas de superhéroes, en el que la acción y las bromas políticamente incorrectas son el motif al servicio de la historia, y no viceversa.

Terreno fértil para una sátira jocosa y llena de referencias pop, “Deadpool 2” rompe sus propias barreras para contar una historia que continúa tras la anterior, que, si bien no propone nada nuevo en cuanto a relato dramático se refiere, sí ambiciona con dos horas cargadas de la más pura esencia del sarcasmo balístico del mercenario “bocazas”.

Tras la aparición de un neófito mutante, Russell (Julian Dennison), Wade Wilson (Ryan Reynolds) es convencido de unirse a los X-Men para intentar ayudarlo. Pero la llegada de Cable (Josh Brolin), un mutante del futuro dispuesto a matar al adolescente, hará que Deadpool arme su propio team de héroes para detener la amenaza: la X-Force.

Muy, muy pocos temas actuales se salvan del sarcasmo mordaz que esta secuela nos entrega, como un espectáculo que toma elementos de su propia ficción y de nuestra realidad para usarlas a su favor: las últimas cintas de Marvel y Fox, además de personajes de su universo; temas de la agenda contingente; chistes sobre los actores principales y referencias por doquier para nutrirse de un atiborrado mundo de la cultura pop referenciable, lenguaje que la audiencia objetiva maneja y comprende a cabalidad. Como es de esperar, no hay límites en cuanto a las bromas, aunque nuevamente la proeza está en que funcionan como tal sin transformarse en ofensas que puedan pasar a un mayor nivel.

Ahora bajo la dirección de David Leitch, experimentado stuntmant, también director de escenas de acción y quien recientemente encabezó la producción “Atomic Blonde” (2017), el relato se desarrolla sin pausas y a toda máquina, dejando ciertos momentos para desviarse hacia escenas algo más dramáticas, que permiten que la aventura siga su camino. Sabiendo que su fórmula funciona, predica y practica su ‘religión’ de comedia saturada e ingeniosa donde más sabe utilizarla, sin salir de esa zona de confort tan característica como efectiva, de la cual lo único esperable es lo inesperado.

Compararla con su predecesora no es justo, ya que la primera funciona mejor como un experimento introductorio desde el cual fue posible tantear el terreno para presentar al personaje y probar el estilo de comedia. Hoy, con altísimos excesos e insaciable de referencias, esta entrega ofrece mucho más que un rato divertidísimo –sin exagerar, estamos frente a la cinta poseedora de la mejor escena post créditos del cine del género–, pero menos que una historia narrativamente ejecutada (aunque con gran futuro) o personajes realmente memorables.

Porque la excusa del team X-Force si bien genera expectación, su finalidad es menos honrosa en un principio, teoría que probaremos si es que una tercera película es confirmada. De la misma forma, hay varios dispositivos bastante cuestionables en la trama, los cuales, aunque no molestarán sustancialmente al espectador, sí dejan entrever un cierto descuido a nivel de guion en beneficio del efectismo. Pero claro, en una cinta que hasta se ríe de sus propios escritores, cabe preguntarse: ¿realmente importa?

Con grandes áreas para la mejora en cuanto a efectos y CGI de personajes respecta –pues sigue presentando problemas al igual que su antecesora, algo que es posible notar especialmente en Coloso– y algunos arcos narrativos planos, no hay nada que su humor salvaje multi-objetivo, referencias y estilo marcado por el metarrelato marketero en redes sociales, gobernado por Ryan Reynolds, puedan sopesar. Con cameos a otro nivel, esta nueva e inapropiada entrega es un mini universo inimitable e inagotable, que a su vez trabaja con todos sus vecinos de forma hilarante, creando una fiesta de sangre y humor negro a la que todos estamos invitados, y cuyo plato principal es el mercenario regalón que, pese a todo, adoramos ver en pantalla.


Título Original: Deadpool 2

Director: David Leitch

Duración: 119 minutos

Año: 2018

Reparto: Ryan Reynolds, Zazie Beetz, Josh Brolin, Morena Baccarin, T.J. Miller, Karan Soni, Brianna Hildebrand, Leslie Uggams, Jack Kesy, Julian Dennison, Eddie Marsan, Lewis Tan, Bill Skarsgård, Rob Delaney, Terry Crews


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 7 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas