Conéctate a nuestras redes

Cine

Capitán Phillips

Publicado

en

Dejar las inquietudes artísticas de lado a cambio de poder trabajar con los más altos estándares ofrecidos por la industria, es una proposición difícil de rehusar. La tentación de dejarse llevar por el éxito es lo suficientemente grande como para que muy pocos se mantengan estoicos. Así las cosas, sólo podemos hallar un reducido grupo de cineastas que no cede pese a seguir trabajando en la cuna del cine. En buena parte, Paul Greengrass es uno de ellos. En su momento no dudó en abandonar la saga Bourne luego de dos exitosos episodios para ponerse detrás de proyectos que realmente quería CAPTAIN PHILLIPS 01llevar a cabo. Nada de quedarse en la comodidad y la reducción de esfuerzos que asegura el cobijo de una franquicia. De esta manera, primero se embarcó en un proyecto tan jugado como “Green Zone” (2010), para luego hacerse cargo de la cinta que ahora aterriza en la cartelera, “Capitán Phillips”.

Su más reciente realización se centra en Richard Phillips (Tom Hanks), capitán de una embarcación que atraviesa el Golfo del Edén para llegar a Mombasa. Phillips sabe de la presencia de piratas en la costa de Somalia, por lo que ordena a su tripulación tomar las precauciones correspondientes. Lo que no sospecha es que la amenaza se hará real y serán puestos a prueba cuando cuatro somalíes armados ataquen ferozmente el navío.

De todo lo que se puede decir del cine de Greengrass, lo que más resalta es el nervio apabullante que impone en sus películas de factura casi documental, el que suele alcanzar mediante el empleo de un montaje ágil, una puesta en escena funcional y un guión preciso. Esto se traduce en su capacidad de transmitir como nadie la adrenalina a la audiencia, un talento único para sumergir sin titubeos al espectador en la ficción que sostiene. Otro rasgo distinguible en la obra de este director es su apuesta de ubicar en el centro de la historia a personajes, ya sea confundidos o desesperados, con los que nos vemos impulsados a empatizar dado el estilo de dirección. La definición de su cine, al final, es la del drama profundamente humano encuadrado en una narración que apenas da tregua.

Con su séptimo largometraje, este realizador inglés sigue fiel a parte importante de las pautas que ha cultivado desde su tercera cinta, “Bloody Sunday” (2002). A Greengrass le da igual el tamaño de las historias que cuenta: todas las filma como si no hubiera un mañana, y esta no es la excepción. “Capitán Phillips” está llevada con bríos totalmente inusuales en la industria, pero que corresponden a la dosis de energía habitual aplicada por este cineasta. Maneja los tiempos con mano maestra y casi no otorga espacio para que nos acomodemos en el asiento, siendo el impacto de la película aturdidor. No tiene inconvenientes para mantener el interés a tope durante más de dos horas, e incluso ser capaz de emocionar, en una muestra de que el tipo no sólo conserva su sello a pesar de llevar varios años trabajando bajo el alero de los grandes estudios, también sigue nutriéndolo y llegando a alturas que antes sólo había alcanzado intermitentemente.

El director tiene la fortuna de poder blindar su notable faena con valores de producción que están por los cielos y, sobre todo, interpretaciones grandiosas. Tom Hanks es el protagonista absoluto y ofrece un portento de actuación, capturando de lleno todo lo que el personaje exigía. El ganador de dos Oscar está irreconocible en una labor tan sólida como no se le veía desde “Road To Perdition” (2002). Sorpresivamente, tiene un digno contrapeso, ya que quienes encarnan a los piratas somalíes tienen un desempeño más que consistente, en especial Barkhad Abdi, quien encarna al líder del grupo. Al mismo tiempo, los cuatro ayudan bastante en que el dibujo de esos personajes tenga un rasgo de humanidad y hasta podamos ir simpatizando con uno más que otro.

Paul Greengrass entiende el cine como la posibilidad de llevar al espectador a través de experiencias imborrables, originadas desde el vínculo con los personajes y una progresión dramática atronadora, y no tanto como medio donde desplegar ideas. En buena medida por eso es que no hay esperar una mirada muy complejizada de cada uno de los participantes de esta trama, sobre todo del aparataje militar estadounidense. Evidentemente, su cine es más visceral que reflexivo, sin embargo, sería injusto dejar de mencionar que acá existe por lo menos una ráfaga de la problemática que corre subterráneamente, aquello que reposa debajo del drama de esta tripulación amenazada por piratas somalíes.

Esta es una película basada en una historia real –tal como cuatro de sus restantes siete filmes-, donde el desarrollo es tan dinámico que no importa demasiado si sabemos de antemano cómo culmina todo. Lo más importante es el viaje y no el término en este thriller que Greengrass dirige con tanta habilidad y pulcritud. Quizás no es todo lo redonda que pudo haber sido, pero tiene atributos de sobra para ubicarse tranquilamente entre lo mejor de 2013.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas