Conéctate a nuestras redes

Cine

Capitán América: Civil War

Publicado

en

Hace poco más de un mes, las salas de cine nacionales recibían a los primeros espectadores de “Batman v Superman: Dawn Of Justice” (2016), película con el que se da el puntapié quizás no inicial (eso lo hizo “Man Of Steel” en 2013), pero sí de manera oficial al universo de DC Comics en la pantalla grande. Todo esto,  por medio del nacimiento cinematográfico de  “La Liga De La Justicia”. Sin embargo, y obviando lo anterior, uno de los atractivos principales y más populares de esta cinta era el poder ser testigos del enfrentamiento de dos grandes e icónicos superhéroes, lucha que se proyectaba en los diversos trailers previos como épica, rodeada de sabrosos detalles de la mano de Zack Snyder. Independiente de los resultados de esta, Marvel no se podía quedar atrás, y valiéndose de la misma temática, se basó en aquellos relatos provenientes de los comics donde  sus referentes, el Capitán América y Iron Man, se enfrentan.  Es así que, de manera implícita –o quizás no tanto–, con el estreno de “Capitán América: Civil War” comienza la guerra de universos: Marvel Studios y DC Entertainment. Y en este primer enfrentamiento Marvel se lleva la victoria.

CAPTAIN AMERICA CIVIL WAR 01Tras los sucesos ocurridos en “Avengers: Age Of Ultron” (2015), la humanidad ha empezado a desconfiar de Los Vengadores, producto de los daños colaterales que sus intervenciones han causado en distintas situaciones y partes del mundo. Lo anterior ha dado paso a que organismos mundiales decreten que esta agrupación de superhéroes deba estar restringida y sometida a los intereses de una organización que los supervise y los haga responsable de sus actos. En este contexto es que Bucky Barnes (Sebastian Stan), antiguo amigo de Steve Rogers (Chris Evans), es acusado de distintos delitos y usado de ejemplo para impulsar estas leyes restrictivas. Ante esto, Rogers iniciará la defensa de su amigo, llevándolo a enfrentarse a Tony Stark (Robert Downey Jr.), defensor de una vigilancia más acabada sobre Los Vengadores.

Tanto en el universo de DC Comics como en el de Marvel, el argumento planteado es el mismo. ¿De qué manera estos personajes con tal capacidad de destrucción conviven con las personas corrientes? Pregunta que profundiza en el rol que estos deberán asumir en la humanidad. A simple vista, podemos notar la evolución en la temática, que ya no se basa en el enfrentamiento entre buenos y malos, y da un pie adelante en relación a la figura del superhéroe y las diferentes posiciones dentro de ellos mismos, siendo aquello el núcleo de ambas películas. En “Capitán América: Civil War” se logra expresar la tensión interna en sus personajes de manera correcta, quienes deberán afrontar disyuntivas que no sólo implican golpes y saltos, sino que destinando gran parte de la película a CAPTAIN AMERICA CIVIL WAR 02diálogos que profundizan en la temática central. Matices que –bien logrados, como en este caso– se agradecen para este tipo de entregas.

Por otra parte, si bien existen pasajes de más calma, en ningún momento se dejan de lado las secuencias de acción, que a diferencia de las presentadas en producciones anteriores de este universo, establecen orientaciones y direcciones más definidas. En otras palabras: todos los momentos de acción tienen un porqué y una consecuencia en el orden narrativo de la historia. Señalando, además, un muy buen  manejo de la espectacularidad de estas, que pareciesen estar mejor ejecutadas y pensadas que en sus predecesoras.

Otro punto a favor es el manejo narrativo de la gran cantidad de personajes que desfilan en pantalla. Y es que acá cada uno de ellos entrega lo justo y necesario a la historia central, sin desbalancear y debilitar el núcleo, el cual más bien se ve fortalecido por las múltiples directrices que los personajes complementarios entregan. Casos notables de lo anterior son la incorporación de Scott Lang (Paul Rudd) y un muy joven Peter Parker (Tom Holland), ambos cargados al lado de las risas, alcanzando grandes niveles de humor.

CAPTAIN AMERICA CIVIL WAR 03Y sin duda alguna, el momento estelar es el enfrentamiento entre ambos bandos, instante donde los hermanos Russo dan cuenta de su experiencia. Es en esta secuencia donde todos los recursos usados en las previas cintas Marvel son puestos estratégicamente en el tablero, y en el cual cada pieza se mueve de manera armónica en relación a las otras. En este sentido, a diferencia de su análoga de DC Comics, esta batalla entre superhéroes sí deja satisfecho y generando expectación con respecto al futuro de este universo.

En conclusión, “Capitán América: Civil War” probablemente sea de las mejores entregas de Marvel en el cine. Consolida lo que por años se ha ido construyendo, solidificando personajes ya claves y proyectando la importancia de otros en un futuro cercano. Presenta un satisfactorio manejo del ritmo, lo que en un metraje de dos horas y media es una tarea no menor. Da espacios para variados matices, y el desarrollo de personajes distintos sin volver confusa la trama original, y a la vez profundizando en temáticas levemente menos superficiales que una lucha sin sentido entre el bien y el mal. Y lo más importante de todo: entretiene, lo que sin duda se agradece en este tipo de cintas, además de otorgar un verdadero enfrentamiento de superhéroes, y en este caso sí cumple. Victoria para Marvel.

Por Matías Ponce

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Sincero

    15-May-2016 en 8:53 am

    Por favor! Que cantidad d palabras sin sentido, para una pelicula sin sentido. Victoria para Marvel? Yo diria derrota para el cine. Este tipo de peliculas idiotizan a los adolescentes, que es el publico que puede mirar este tipo de bazofias.

  2. Microbio Celestial

    16-May-2016 en 11:06 am

    Muy de acuerdo con Sinsentido. Humanos que ya no leen, que no se autocultivan (no como plantas cannabinoides, sino en un sentido mucho más extenso), humanos que buscan emociones y no experiencias, humanos que se desafectan y observan mudos sin opinión ni pensamiento, sólo scrollean en la vida como el control remoto sirvió en su tiempo para matar canales. Y que más encima tienen el descaro de decir: Qué fome y latero, mientras mastican sus asquerosas cabritas azucaradas, sorbetean el azúcar diluida con gas y risotean y se etiquetan.

    Que vuelva Fellini, Bergman, Kubric, Lumet, Von Trier y Hayao.

    Sigan fecundando nuevas rápidas y furiosas y sus derivados. Seguro la masa insípida les seguirá llenando los bolsillos. Grito y plata.

    Humanos hay suficientes. Mentes hay pocas. Razón, ni hablar.

    Vuelve a leer. Para que imagines, conviertas tu realidad y dejes de mirar callado lo que pasa frente a tu cara.

    En cuanto a la película en cuestión, como una cita, para pasar el rato y luego conversar cómo me fue con mis amigos. Incluyendo que me quedé hasta el encore postcréditos. Lo único que me alegró: Mi hijo vibró con ella. Para infantes, excelente. Ahora quiere leer el cómic.

Responder

Artículos Cine

Star Wars y el auge de los efectos visuales

Publicado

en

Star Wars

Desde prácticamente siempre, ha existido un odio irracional hacia las precuelas de Star Wars, aquella trilogía de películas que estrenada entre 1999 y 2005 que prometía conectar todos los hilos en torno a la historia que George Lucas iniciara en 1977. Amparado bajo una segunda explosión de popularidad de la saga, el director comenzó a principios de la década del 90 lo que sería la concepción de una idea que ya tenía cuando trabajaba “El Imperio Contraataca”, y que, según sus propias declaraciones en múltiples ocasiones, no le era posible filmar debido a las limitancias tecnológicas propias de la época. Así, el desarrollo del CGI hizo que Lucas pudiera adentrarse en la realización de una nueva trilogía, donde, más allá de su cuestionado argumento e innecesaria creación de fallas argumentales para la saga original, terminó por transformarse en una revolución gracias al elemento que fue más destacado por la crítica: los efectos especiales.

Fue en 1997 cuando comenzó el rodaje de “La Amenaza Fantasma” (1999) y, aunque se mantuvieron algunos elementos como la marioneta de Yoda y una utilización de escenarios reales con un cuidado diseño de producción, la transición se fue desarrollando de manera natural a lo que terminaría siendo “El Ataque de los Clones” (2002) y “La Venganza de los Sith” (2005), donde el uso de fondo verde fue más prominente que en ocasiones anteriores. Como dato curioso, y para reforzar la idea de que la animación digital fue el elemento principal de estas cintas, es sabido que no se construyó ni una sola armadura de trooper durante las tres películas, con dichos modelos siendo todos creados por computadora. A pesar de que el uso de CGI ya se había presenciado en otras películas previas –probablemente “Jurassic Park” (1993) siendo el caso más reconocido–, su utilización dentro de la producción de Star Wars significó todo un precedente, gracias a un innovador software donde se crearían los efectos visuales, al punto de que en la primera cinta existe una sola secuencia que no contiene efectos digitales.

A veinte años de su estreno, los efectos visuales en el cine son cosa de cada día, con prácticamente la totalidad de las cintas más taquilleras utilizándolo en su mayoría, lo que en un espectro más crítico ha terminado por omitir en el espectador el deseo de intentar diferenciar qué es real y qué no al momento de mirar una película. Asimismo, los directores actualmente pueden gozar de la misma libertad que Lucas describió a la hora de realizar las precuelas, pudiendo crear un guion a su antojo sin preocuparse de restricciones en torno a la producción, el desarrollo de personajes y, sobre todo, la creación de mundos y criaturas tan fantásticas como se ha caracterizado la saga desde sus orígenes. Todo lo anterior permitió también una reducción en los tiempos de rodaje, comenzándose a producir blockbusters en masa gracias a la implementación de la fotografía digital, y el uso de cámaras digitales que permiten grabar sin la necesidad de revelar el celuloide, pudiendo así montar y modificar escenas de una manera mucho más rápida.

Ya con la trilogía original Lucas había innovado en una serie de técnicas cinematográficas que eran prácticamente desconocidas para la época, pero todo ese trabajo fue opacado en cierta forma gracias al abrumador éxito que la saga tuvo más allá de la pantalla, transformándose en un icono de la cultura pop gracias a la explosiva venta de juguetes y una creciente popularidad que nunca decayó en el período de 1977 a 1983. Y es así como las tecnologías fueron evolucionando en pos de una saga que desde sus orígenes buscó una forma de deslumbrar y crear experiencias nunca vistas, algo que sin duda se logró con todos los contratiempos que pueda significar. Pasar de un aproximado de 365 tomas con efectos visuales en la primera cinta de 1977 a las más de 2200 que tiene la última de la era Lucas en 2005, habla de una necesidad de incorporar la tecnología con el fin de contar historias, derribando límites y permitiendo que la creatividad e imaginación de los realizadores pueda verse reflejada en la gran pantalla.

Hoy en día, con una nueva trilogía que llegará a su fin este 19 de diciembre, se puede ver como las técnicas de las otras seis entregas se van complementando para darle un romanticismo a la producción, omitiendo de plano un uso totalmente digital para seguir incluyendo animatronics, marionetas, maquillaje y otras técnicas de producción. Sin embargo, es imposible no reconocer el trabajo e influencia de George Lucas en el desarrollo del cine de fantasía como lo conocemos hoy en día y, más allá de cualquier falencia narrativa que haya cometido en sus cuestionadas precuelas, el cine y la tecnología comenzaron una relación que ha beneficiado tanto lucrativa como creativamente a la industria.

  • Star Wars: El Ascenso de Skywalker” se estrena el próximo 19 de diciembre. Preventa AQUÍ.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: