Conéctate a nuestras redes

Cine

Café Society

Publicado

en

Cada año trae una nueva película de Woody Allen, y con ella una excusa para discutir su filmografía y el estado actual de su carrera, además de las expectativas respecto a su acostumbrado estreno anual. Es cada vez más difícil para sus títulos el destacar por sí solos y romper la etiqueta que los confina al catálogo de las “películas de Woody Allen”, y es que el emblemático director en este último par de décadas no ha logrado capturar audiencias como solía hacerlo, salvo por algunas excepciones (“Blue Jasmine” y “Midnight In Paris” parecen ser el consenso del público, aunque no se comparen con sus clásicos) y la conclusión es que nos vemos ante una filmografía constante y con un sello propio, pero innegablemente irregular.

Dentro de sus películas más mixtas se encuentra “Café Society”, tan agradable como intrascendente, cuya distinción de abrir el último festival de Cannes se evidencia más como un homenaje al director que un reflejo de su calidad individual. La historia se enmarca en los años 30 en el Hollywood del star system y la dominancia de los grandes estudios, lugar al que llega desde Nueva York el inseguro y ambicioso Bobby (Jesse Eisenberg, uno de los substitutos contemporáneos de Allen que hacen más sentido) a buscar trabajo con su exitoso tío Phil (Steve Carell). Bobby empieza a abrirse camino en la escena social a medida que se enamora de Vonnie (Kristen Stewart), la asistente de su tío y una chica humilde que no demuestra interés en participar en el juego de Hollywood, pero que presenta cierta resistencia a corresponderle al neoyorkino.

Es una historia de amor clásica y contada con inocencia, que sirve como excusa para entrar al más interesante mundo del glamour y la fascinación por el ambiente. Pero Allen, que también funciona como narrador, insiste en la relevancia de esta relación que se complica con una revelación sobre el personaje de Vonnie. Una comedia de enredos alrededor de un triángulo amoroso es algo que el director ha hecho muchas veces, y en este caso, cuando funciona es gracias a la incómoda y genuina química de Stewart y Eisenberg, y algunas conversaciones largas, como una inspirada escena entre el protagonista y una prostituta que se sostiene por la fuerza y la gracia del diálogo. Son esbozos del Woody Allen que se ha ganado una carrera tan loada y prolífica a punta de su habilidad como director de actores y dialoguista, pero que se ven inmersos en una trama general que no siempre está a la altura.

Y es que el director también muestra aquí algunas de sus peores costumbres. El triángulo amoroso no demora en volverse inquietante por la misoginia e insistencia del personaje de Eisenberg, la edad del de Carell y la entrega de una Stewart que por guion está obligada a ser el objeto amoroso de dos hombres que, bajo ninguna lógica, deberían estar peleando por su afecto. Pero es que Allen –quien, aunque ha sido acusado de misoginia en varias ocasiones, sabe escribir personajes femeninos complejos– tiene en Stewart un problema similar al que le reportó Emma Stone el año anterior en “Irrational Man”: se requiere que el personaje sea lo suficientemente estúpido para caer embobado frente a los siniestros perdedores que la cortejan, pero ambas actrices representan más que la simple chiquilla tonta y así la potencial relación romántica en la que se ven envueltas, con todo lo mal planteada que puede haber estado, se vuelve inverosímil, y el espectador se queda sin personajes a los que apoyar.

Con una historia central con estas deficiencias y difícil involucramiento, no es extraño que quien termine robándose la película sea, finalmente, el legendario director de fotografía Vittorio Storaro (quien filmó “Apocalypse Now” y “The Last Emperor”, entre otras, y aquí trabaja por primera vez con Allen). Es la película más cara en la filmografía de Woody Allen y, dada la puesta en escena y el diseño de producción, no es difícil notarlo. También es su primera película grabada en digital, pero Storaro se asegura de que no se pueda hacer un comentario acerca de la inferioridad del formato, presentando una imagen bella tras otra, contrastando el oscuro y empobrecido Nueva York con una iluminada y dorada California que simboliza las oportunidades y la ilusión que representaba.

Además de la creativa iluminación de los actores, la dupla entre Allen y Storaro demuestra ser particularmente efectiva, ya que el director acostumbra a filmar a sus actores en planos master o generales de larga duración, y Storaro vio en ellos la oportunidad de alterarlos mediante la coreografía de los actores y distintas plantas de luz en un mismo set, que le dan dinamismo a escenas que en otras películas de Allen se hubiesen visto más rígidas. Es una destreza que el director pocas veces le exige a sus directores de fotografía y que termina abogando para que “Café Society” no quede en el olvido en su filmografía reciente.

Y es que finalmente ese es el riesgo que corre un realizador envejecido que continúa trabajando, pero parece no intentarlo con la maestría o el ahínco que sus seguidores sabemos que en algún momento tuvo. Cada nueva película la enfrentamos con nostalgia, pero con la satisfacción de poder reconocer ciertos elementos que nos aseguran que estamos frente a una cinta de Woody Allen: las caras familiares, el personaje neurótico que hubiera interpretado él en otra época, las discusiones existenciales, sobre el judaísmo o sobre la muerte, las historias de amor con poco en juego. Y todo eso lo tiene “Café Society”, y para muchos eso puede ser suficiente por este año.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

A los 57 años falleció la actriz Kelly Preston

Publicado

en

Luego de enfrentar un cáncer de mama por dos años, a la edad de 57 años falleció Kelly Preston, actriz recordada por papeles en cintas como “Christine” (1983), “Twins“, “From Dusk Till Dawn” (1996), “Jerry Maguire” (1996), “Citizen Ruth” (1996), “Jack Frost” (1998), entre otras. La noticia fue entregada por su marido, el también actor John Travolta, a través de redes sociales, donde agradeció a los cercanos que acompañaron a la actriz y su familia durante la enfermedad.

La actriz nació en Honolulu, Hawai, bajo el nombre de Kelly Kamalelehua Smith, cambiándose el apellido a Preston previo a su primer papel en el cine con la cinta “Mischief“, desde donde comenzó a realizar su carrera en la pantalla grande participando en varias películas, incluso con su marido en “Battlefied Earth” y más recientemente en “Gotti” de 2018. Cabe señalar, que según comentaron sus cercanos, la actriz mantuvo el diagnostico en secreto durante todo el tiempo que se enfrentó contra el cáncer.

View this post on Instagram

It is with a very heavy heart that I inform you that my beautiful wife Kelly has lost her two-year battle with breast cancer. She fought a courageous fight with the love and support of so many.  My family and I will forever be grateful to her doctors and nurses at MD Anderson Cancer Center, all the medical centers that have helped, as well as her many friends and loved ones who have been by her side. Kelly’s love and life will always be remembered. I will be taking some time to be there for my children who have lost their mother, so forgive me in advance if you don’t hear from us for a while.  But please know that I will feel your outpouring of love in the weeks and months ahead as we heal. All my love, JT

A post shared by John Travolta (@johntravolta) on

 

 

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 1 día

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 6 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 7 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas