Conéctate a nuestras redes

Cine

Buscando Un Amigo Para El Fin Del Mundo

Publicado

en

El fin del mundo está cerca. Tanto, que ha sido pronosticado miles de veces, siendo la más famosa de la generación el cambio de siglo, aunque siguen apareciendo agoreros que alinean los planetas, juntan plagas o desatan cataclismos globales. Este mito recorre las culturas y los pueblos, y es tan común para el hombre imaginar la desaparición de sí mismo y aquello que lo rodea, que la teología tiene una rama especial que se dedica a elucubrar sobre estas cuestiones la escatología. En la actualidad estas ideas, si bien han perdido la fuerza de épocas más oscuras, se han atomizado y diversificado. Ya no es necesario adscribir a una religión para sostener que todo se acabará y que será en un tiempo no lejano. Por eso el cine, sobre todo el comercial, ha recogido la inquietud derivada de teorías conspirativas y fanatismo religioso, para aportar un abanico de visiones acerca del término de las civilizaciones, el aniquilamiento de la vida humana o la destrucción del planeta. Y ya hemos visto demasiado, desde finales épicos de salvación a mundos post-apocalípticos, pasando por toda la destrucción que puedan crear las gráficas de un computador. Lo único que faltaba era una comedia romántica sobre el tema, y es lo que sustenta, como premisa, “Buscando Un Amigo Para El Fin Del Mundo”.

Dodge (Steve Carell) es un aburrido vendedor de seguros que ve a su mujer alejarse corriendo del auto, luego que los dos escuchan la inexorable noticia de que la misión para salvar al mundo falló, y el asteroide Matilde chocará con la Tierra en 21 días. Al asumir la separación tras saber que su mujer lo engañaba y para superar una depresión existencialista, Dodge se propone ir a buscar a su primer amor de secundaria, del cual nunca pudo recuperarse. Para ello, se hace acompañar de Penny (Keira Knightley), su vecina, melómana y con narcolepsia; quien ha perdido el último vuelo comercial y no podrá juntarse con sus padres para pasar con ellos el Apocalipsis.

La estructura narrativa es simple, incluso los giros son los esperables para un film de estas características. Estamos ante la presencia de una road movie, lo que termina por ser la elección más lógica, ya que ante la inevitable fatalidad de la existencia, lo único que queda es atesorar lo que nos define como individuos en el pasado. Por eso la pulsión de recorrer los antiguos barrios, visitar viejos amigos y arreglar esos pequeños grandes conflictos con los más cercanos. Pese a ser una premisa tan obvia en el papel, nunca se ve forzada, ya sea por la correcta puesta en escena o las actuaciones de los “cabezas de cartel”. Porque tiene mucho sentido querer revisitar los recuerdos antes del final, y no importa cuánto haya que recorrer para lograr ese objetivo.

Al estar enfocada en la pareja protagónica, es lamentable que la película descuide la construcción de personajes secundarios, tan necesarios para sostener historias y darles la a veces esquiva verosimilitud. También es bastante sensato evitar un abanico de personalidades complejas, porque crear un relato coral sería una empresa difícil de controlar, que en manos inexpertas terminaría por naufragar. El problema se presenta cuando se constata que casi todos los secundarios son caricaturas, demasiado exagerados o sin ninguna influencia para la pareja principal. Quizás la razón para eso esté en la necesidad de afirmar el carácter de comedia romántica de la cinta, pero este defecto le quita fuerza al resultado, haciendo que muchos episodios sobren más que aporten.

Por este detalle, lo mejor de “Buscando Un Amigo Para El Fin Del Mundo” se concentra en la pareja formada por Keira Knightley y Steve Carell, relación que pasa por la sorpresa de conocerse, a la complicidad, con las largas conversaciones en la carretera y la ternura antes de dormirse. Son estos pequeños diálogos, tan comunes que pueden parecer obvios, que en el contexto del fin del mundo toman una fuerza inusitada, hablando del sinsentido de la vida postmoderna, la búsqueda de la significación de la existencia a través del amor y de qué sucede cuando lo encontramos. Por eso, ante la destrucción de todo, lo único que queda es resolver el pasado, atesorar los recuerdos y morir con quien amas. Y ante el fin, la eternidad es lo último que verán nuestros ojos antes de cerrarse.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Terminator: Destino Oculto

Publicado

en

Destino Oculto

Treinta y cinco años han pasado desde el estreno de “The Terminator” (1984) y la saga continúa viva gracias al recuerdo imborrable de sus personajes y de una particular premisa, que en aquella época fue lo suficientemente original como para tomar un lugar importante en el género de acción y ciencia ficción a la vez. Después de cinco producciones cinematográficas y una serie de televisión, Tim Miller toma la dirección de una cinta producida por James Cameron y que pretende establecer las bases para un nuevo camino en la saga.

Sarah Connor (Linda Hamilton) y Grace (Mackenzie Davis) deben proteger a una joven (Natalia Reyes) que está siendo perseguida por un nuevo modelo de Terminator. Juntas intentarán escapar, luchar y descubrir lo que existe debajo de esta persecución.

Los hechos ocurridos en “Terminator: Destino Oculto” se instalan años después de “Terminator 2: Judgment Day” (1991), dejando a un lado lo ocurrido en las secuelas que fueron estrenadas entre 2003 y 2015, y la serie de televisión también producida hacia finales de la década pasada. Esta decisión encuentra sus bases en el intento de darle una dirección definitiva a la saga, y claramente apostando a la nostalgia que implica tener a Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger juntos en pantalla una vez más desde 1991.

Como la nostalgia prima en esta nueva entrega, también se decide seguir un camino seguro, que proporcione las características suficientes para justificar la producción de esta película. De esta forma, se puede realizar una equivalencia evidente entre los hechos establecidos en las primeras dos entregas y esta nueva producción, particularmente en el tratamiento que se le da una de sus protagonistas y que actúa como protegida de Sarah Connor y Grace. La joven debe escapar de las manos que la quieren ver muerta y así cambiar el destino de la humanidad una vez más; en ella se puede percibir la misma incertidumbre que Connor tenía en la primera película, cuando era perseguida por el modelo T-800. La diferencia es que el cambio de actitud de la joven es evidente en el tercer acto, donde toma el control de la situación y se posiciona horizontalmente frente a sus compañeras.

El trío de mujeres que protagoniza esta cinta resulta ser su mayor fortaleza, evidenciando la autoconsciencia que se tiene frente a la trascendencia de Sarah Connor como protagonista, otorgando la oportunidad de traspasar un legado imborrable. Linda Hamilton logra transmitir el peso significativo de lo que he Sarah ha vivido, siendo su presencia un constante recordatorio de su importancia como personaje. Y siendo aquella fortaleza la base de su figura, las nuevas protagonistas que la acompañan logran estar a la altura, generando una dinámica natural y que puede sostener una trama que afloja, pero no decae.

“Terminator: Destino Oculto” sienta sus cimientos en la acción y, como tal, cumple al tener secuencias que mantienen la tensión y son capaces de entregar un espectáculo competente, capaz de estar a la altura de sus antecesoras más antiguas. Por otra parte, el villano encarnado en un nuevo modelo de Terminator trata de cumplir con el legado de Schwarzenegger y Robert Patrick en la cinta de 1991, pero sus atributos no son los suficientes como para generar la angustia necesaria que un rol como ese necesita. Si bien, la presión de la persecución está presente, estas secuencias se vuelven repetitivas al no contar con una base que sustente la existencia del nuevo androide. Sin embargo, las características del género de acción –que están presentes en esta película– logran que el estado de entretención se mantenga frente a los hechos ocurridos en pantalla.

Si bien, los intentos por otorgar aires frescos a la saga son evidentes, estos no alcanzan a dar el salto definitivo como para posicionar esta nueva producción como una secuela necesaria. La falta de originalidad le juega en contra, incluso considerando la aparición y dinámica establecida entre los personajes de Schwarzenegger y Hamilton, aunque este hecho no logra justificar del todo una nueva entrega de una saga que parece no poder salir a flote, pero que, aun así, intenta permanecer viva, recurriendo al recuerdo e impacto que causó el estreno de “The Terminator” y su posterior segunda parte.


Título Original: Terminator: Dark Fate

Director: Tim Miller

Duración: 128 minutos

Año: 2019

Reparto: Linda Hamilton, Mackenzie Davis, Natalia Reyes, Arnold Schwarzenegger, Gabriel Luna, Diego Boneta, Enrique Arce, Tristán Ulloa, Alicia Borrachero, Tom Hopper, Cassandra Starr


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Railer Railer
DiscosHace 3 días

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 días

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 días

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 días

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 1 semana

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 1 semana

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 1 semana

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 1 semana

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas