Conéctate a nuestras redes

Cine

Buscando A Nemo 3D

Publicado

en

“¿Vale la pena ver una película en 3D?” es una pregunta que resuena en las conversaciones de amigos, en las filas de los cines y hasta en la inmensidad de Internet. La tecnología no es para nada una invención reciente, ha acompañado al cinematógrafo más de la mitad de su existencia. Sin embargo, es con el advenimiento y masificación de los formatos digitales, tanto en la producción como en la exhibición, que las tres dimensiones se han tomado las producciones hollywoodenses en serie. Esto ha llevado a que sólo directores con una autonomía relativa puedan negarse a realizar los blockbuster de temporada para ser vistos con anteojos especiales, citando el caso de “The Dark Knight Rises” (2012), donde Nolan mismo aclaró que “no conocía a nadie que le gustara realmente el 3D”. Por otro lado, hay directores que son capaces de experimentar en el formato, como sucedió en “Hugo” (2011) de Martin Scorsese, con un resultado decepcionante. Poderoso caballero es Don Dinero, versa un dicho, y quizás donde más se materialice es en los reestrenos en 3D, tal es el caso de “Buscando A Nemo” (2003), quizás uno de los mayores éxitos de Pixar en la primera década del siglo. Más allá de su valor cinematográfico, la interrogante respecto a este visionado y a otros tantos relanzamientos en este formato, es “¿gana algo la película en 3D?”.

Es bastante probable que la mayoría de quienes lean este comentario ya hayan visto la cinta, pero como estamos atrapados por las formalidades, igualmente será detallado. Marlin es un pez payaso a punto de ser padre de 400 pequeños peces, junto a su esposa Pearl. Un depredador lo deja viudo, y solo con uno de ellos, Nemo. Tiempo después, este pequeño pez tendrá su primer día de escuela, y en un accidente es atrapado por un buzo. Es entonces cuando Marlin decide rastrear su pista y seguirlo, encontrando en el viaje a la pez Dory y a un abanico de excéntricos personajes, que lo ayudarán en su aventura.

Para continuar, es necesario poner en la mesa una carta importante: este redactor no había visto antes la película, ni en su formato original, en video o en la TV. El tiempo es algo que pesa en el arte, sobre todo en uno con tanta oferta como es el cine. Nueve años no son mucho, aunque en el estado actual de la industria, permiten la proliferación de millares de títulos y propuestas fácilmente olvidables. El punto es otro. Porque esos mismos nueve años ahora permiten evaluar el abanico de obras de Pixar con mayor perspectiva, y la complejidad narrativa y temática de “Buscando A Nemo”, aunque está a la altura, no supera a cintas fundamentales del catálogo del estudio norteamericano, como “Ratatouille” (2007), “Wall-E” (2009) y “UP” (2010). Pero, y tal como funciona en los directores que podemos considerar “autores”, el trabajo de Pixar funciona como un todo inteligente, que enaltece la vieja tradición del cuento para niños como acto pedagógico de costumbres y principios éticos, que luego aplicará cuando sea adulto. En eso no hay nada que discutir, más bien hay que agradecer, tal como sucede con el reestreno de obras clásicas, que se pueda disfrutar en pantalla gigante otra vez de películas de esta categoría.

Por eso queda la duda ya planteada con anterioridad, si realmente esta cinta gana algo con el traspaso a las tres dimensiones. Superando las escenas propias del formato (olas que salen de la pantalla, la fosa de las medusas), nada puede cambiar demasiado al ver “Buscando A Nemo” en una pantalla tradicional o con lentes especiales. La trama es la misma, las imágenes también, el efecto en los fanáticos y los niños seguirá siendo igual. En todo arte la forma es esencial al mensaje expresivo que se entrega, y en el cine más aún al ser un compendio de gran parte de las ramas artísticas, todas puestas en equilibrio para lograr algo tan simple como una historia bien contada y que emocione. Y por lo que se ve, el 3D no logra agregar nuevos elementos a la narración, o nuevas emociones y sensaciones. Simplemente es más de lo mismo, pero ahora se sale de la pantalla.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Matías

    16-Nov-2012 en 12:06 pm

    No soy fan del 3D, pero creo que si hay una película que vale la pena verla en este formato es esta. Tanto por forma como por fondo.
    Soy fan de Pixar, y esta la película es, a mi gusto, de lo mejor de su repertorio. Ya el hecho de poder verla de nuevo en la pantalla grande vale la pena en si mismo.
    Por otro lado, debe ser espectacular ver los efectos bajo el mar en 3D. Obviamente el hecho de que me encanta el buceo, influye mucho en esto.
    A diferencia de películas como Avatar, donde lo único rescatable fueron sus efectos en 3D, esta vale la pena verla por sus efectos y por su historia.
    Sólo espero que la den en inglés con subtitulos en algún lado.

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 5 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 6 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 2 semanas

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 4 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: