Conéctate a nuestras redes

Cine

Bus 657

Publicado

en

El año 1994 se estrenaba “Speed”, por estos lados más conocida como “Máxima Velocidad”, película donde la acción se apoderaba de la pantalla a partir de una tensión constante, un ritmo acorde a la temática y una llegada potente por parte de los personajes que, sin ser muchos, bastaban para liderar la narración. Durante los siguientes 21 años, hemos sido testigos de diversos intentos por desarrollar una cinta con temática similar y que logre los resultados de la película del ‘94. A esto hay que sumar la existencia de un tipo de cintas denominadas heist, que relatan crímenes y persecuciones memorables en torno a la acción y el suspenso. Dicho todo esto, “Bus 657” retoma elementos de todo lo anterior, pero sin lograr nada claro, ni tampoco algo positivo, quedando menos que a medio camino de las películas de donde busca inspirarse.

HEIST 01Vaughn (Jeffrey Dean Morgan) tiene un pasado oscuro en el lugar que trabaja, un casino dirigido por un peligroso mafioso llamado Pope (Robert De Niro). Cuando Vaughn se entera que no tiene los recursos económicos suficientes para poder pagar la operación que necesita su hija, decide aliarse con un codicioso compañero de trabajo para robar la cifra de dinero que le permita solventar el gasto médico.

Al igual que otras películas del denominado sub-género heist, “Bus 657” introduce un elemento de drama humano que yace en el fondo de la trama, y que en este caso es tratado de manera burda y sin sentido. Antecedentes de esto último podría ser una título como “John Q” (2002), donde la figura del padre que haría cualquier cosa por salvar a su hijo inicia un conflicto en el que se desarrollará la historia en su totalidad –incluyendo secuestros o, en este caso, un robo–, pero que en el caso de la cinta protagonizada por De Niro no logra ni siquiera tocar el tema de manera correcta, posicionándolo sólo como una explicación pobre a una historia que desde sus principios se desarrolla sin fundamento, para lo que acontecerá después.

Por otro lado, si bien existe una influencia directa ejercida sobre esta cinta por parte de  “Speed”, estas sólo coinciden en el escenario donde transcurren los hechos: un bus. Esto porque “Bus 657” equivoca su andar en todo lo que la película noventera se destacó: no manteniendo en ningún momento el suspenso, la acción que se presenta es carente de calidad y escasa, los antagonistas no HEIST 02generan el contrapeso al protagonista y, por último, el ritmo no alcanza para experimentar velocidad y sorpresa. Si hubiésemos de destacar algo –aunque no fuese con los estándares de calidad de otras cintas– sería la actuación de un De Niro que, sin hacer mucho, logra un personaje coherente, pero no maravilloso, y también uno que otro giro en la trama, que si bien ayudan a dinamizar el metraje no alcanzan para sobrellevar la poca calidad general del producto final.

En conclusión, “Bus 657” es francamente una burla al espectador, al que se le generan expectativas deshonestas en relación a lo que verdaderamente se proyecta en la película,  que de memorable no tiene nada, salvo que una que otra secuencia –decentes– y de manera muy aislada. Dicho esto,  “Speed” sigue siendo una escuela en el cine de acción, y en la que muchos han reprobado de manera escandalosa. Es de esperar que este género, y los matices de las películas heist sean tomados en serio, e inspiren resultados con una calidad que merezcan hacer vista de sus influencias.

Por Matías Ponce

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas