Conéctate a nuestras redes

Cine

Batman: El Caballero de la Noche Asciende

Publicado

en

La conclusión de la épica saga llega después de largos años de espera, como una de las películas más esperadas de la década. Y el escenario no podía ser más auspicioso. La reinvención del hombre murciélago, por parte del británico Christopher Nolan, se ha transformado en una de las franquicias más remarcables del cine comercial moderno, sentando un referente en cuanto a las adaptaciones de superhéroes a la pantalla grande, y entregando un par de cintas que fácilmente pueden instalarse en los rankings de las mejores películas de los últimos años, sobre todo “The Dark Knight” (2008), la cual fue comparada por un gran número de entusiastas, con la obra maestra de  Francis Ford Coppola, “The Godfather” (1972). Es por este motivo, que cuesta tener que reconocer que el fin del viaje de Bruce Wayne, es una conclusión digna, pero no logra superar a su predecesora. Es un cierre consecuente, armónico y  emocionante, pero pudo haber sido mucho mejor.

Situándose ocho años después de los acontecimientos acaecidos en “The Dark Knight”, nos encontramos con una Ciudad Gótica que vive en un estado de paz, gracias a la promulgación de la “Ley Dent”, la cual ha puesto mano dura contra el crimen organizado, inspirándose en la incorruptible imagen del malogrado Harvey Dent. Bruce Wayne (Bale) ha dejado el manto para recluirse en su mansión, tratando de mantenerse a raya de sus fantasmas, hasta que una ladrona profesional, Selina Kyle (Hathaway), irrumpe en su mansión para robar información, que puede servir para el plan maestro de un mercenario conocido como Bane (Hardy), un hombre que bajo los ideales extremistas promulgados por la Liga de las Sombras, obligará a Batman a dar una última batalla.

Si queremos hacer un símil de esta secuela con una saga emblemática del cine hollywoodense, como lo es Star Wars, “The Dark Knight Rises”, es lo que “Star Wars: Episode VI – Return Of The Jedi” (1983), significó para la saga intergaláctica, que pasando por alto la inclusión de los tediosos Ewoks y otras decisiones cuestionables de dirección, pudo dar con un final épico y muy disfrutable, cerrando satisfactoriamente los arcos de sus personajes, encumbrando a la primera trilogía de Star Wars como un clásico instantáneo del cine industrial. Pero si queremos hacer una comparación a nivel netamente cinematográfico, la película que se impone en la trilogía, siempre ha sido “Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back” (1980), cuyas cuotas de drama épico conforman la mejor entrega de la franquicia. La misma sensación queda con la tercera entrega del Batman de Nolan. Todo está en su lugar, pero se nota mucho la mano de un guión que necesita que las cosas estén en su lugar.

El gran problema de “The Dark Knight Rises”, es que, a diferencia de “The Dark Knight”, necesita apoyarse demasiado en sus antecesoras para poder consolidarse. Mientras la segunda parte corre con colores propios, esta secuela funciona como la conclusión de un arco que comenzó hace siete años, con el estreno de “Batman Begins” (2005),  volviendo a centrarse en los miedos de Bruce Wayne y la perpetuidad de su moral y el símbolo que representa el encapotado. Tal como su nombre lo señala, es una trama de ascenso y redención, donde el foco está en el camino interior que debe realizar el héroe para transformarse en leyenda. Y la película cumple con entregar esta transformación, pero al estar tan consciente del inminente final, los hechos transcurren uno tras otro representando grandes amenazas para los personajes, pero no para los espectadores, quienes saben que estos obstáculos van a ser superados, porque así debe suceder. Es disfrutable ser testigos del final de un recorrido que nos ha entregado tantas satisfacciones, eso es innegable, pero la sensación de estar viendo algo que no fluye con naturalidad, tampoco puede pasar desapercibida.

Esto, principalmente, se debe a lo simple de la trama. Todos sabemos que las comparaciones son odiosas, pero en “The Dark Knight” nos enfrentábamos a un thriller con tintes de cine noir, que conformaban un sólido combo, sumado a la intriga y suspenso de la mejor época de las películas de policías y traidores. “The Dark Knight Rises” deja de lado las intrincadas conspiraciones para ir directo al grano, transformándose en la película con más acción de la trilogía. Aquí podemos encontrar batallas con maquinaria pesada en medio de la ciudad, y peleas a raudales, sin ser ninguna de estas gratuitas, pero tratándose de un personaje como Batman, que en las viñetas suele destacar por sus capacidades detectivescas más que por sus capacidades en el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, nos confirman la necesidad de dejar en claro que esta es la estocada final de Batman, y que tiene que ser con todo. Nos encontramos ante un gran espectáculo, que solo se hace disfrutable por el deseo de saber qué es lo que ocurrirá al final del camino. Y sin ánimos de querer sonar majadero, se esperaba algo mejor.

Esta carencia de intriga, se debe en gran manera, a la dirección de Christopher Nolan. Es cierto que estamos frente a una película que fue concebida como un gran blockbuster y debe captar a la mayor cantidad de público posible, pero las formas de narrar de Nolan parecen haberse entorpecido en esta entrega, dando la sensación de que puso piloto automático simplemente para cumplir con su público. Sí se es aficionado a la filmografía del británico, es fácil identificar sus recursos y estilo, sobre todo en su faceta hollywoodense, donde en las entregas previas del murciélago, y en películas como “Inception” (2010), brillaban por su gran manejo entre la tensión, incertidumbre y acción, pero en la cinta que nos ocupa, tienen un sabor a repetición. El director peca en entregar la información de un modo demasiado literal, anteponiéndose a la imagen, y suprimiendo la expectativa al revelar demasiadas claves sobre lo que va a pasar, atentando contra el propio desarrollo de la película, que a ratos, se hace muy predecible. Por otro lado, y si todavía quedaban dudas, “The Dark Knight Rises” confirma que Nolan es el nuevo Rey Midas del cine de industria. Su capacidad para manejar grandes producciones es envidiable, pero lamentablemente en esta entrega, no ha podido superar la vara que levanto hace cuatro años.

Los villanos siempre han sido una parte importante del universo de Batman, llegando incluso a opacar al mismísimo héroe. Para la ocasión, se eligieron a dos enemigos que ya habían sido llevados a la pantalla grande en el pasado con resultados bastante dispares, y que en las manos de Nolan alcanzan la reivindicación. El primero es Bane, interpretado por Tom Hardy, cuya sobresaliente carrera suma una nueva estrella al dar vida al villano más imponente que ha tenido que combatir el Batman de Nolan. Con ideas extremistas sobre la justicia, Bane es un líder y verdugo llegado para purgar a Ciudad Gótica y liberarla de sus perversiones. Atrás queda la imagen bufonesca que mostró Joel Schumacher, en ese insulto a la inteligencia que lleva por nombre “Batman & Robin” (1997). Ésta versión de Bane, toma los aspectos más reconocibles del comic, para transformarlo en una amenaza grandilocuente, necesaria para la épica de la película. La segunda adhesión al conjunto es Selina Kyle, cuyo alter ego, Gatúbela, conoce una versión mucho más realista que la presentada por Michelle Pfeiffer en “Batman Returns” (1992) de Tim Burton, y muy superior a la versión de Halle Berry en la bochornosa “Catwoman” (2004). Hathaway saca su lado más sexy y seductor, para dar vida a una ladrona con moral que hace de contrincante y aliada de Batman, con quien  protagoniza varios momentos de acción, donde se puede sentir esa noción más “comiquera” que contiene la cinta. Muy acertadas y bien rodadas, por lo demás.

Ambos villanos poseen carisma y magnetismo, pero al estar tan al servicio del camino de Wayne, se echa de menos una mayor profundización en su sicología. Bane es dueño de un gran discurso, pero nunca llegamos a conocerlo más allá de sus palabras. Algo que no ocurría con el Joker, que a pesar de que nunca se sabe de su origen, podíamos vislumbrar en su actuar y  caracterización un pasado y sicología muy sólidos, creando un vinculo con Batman que ponía en jaque su propia moral. Con Bane nos enfrentamos a una fuerza imparable, que sólo puede ser derribada por la fuerza, desaprovechando a un personaje que pudo haber dado mucho más en favor de una conclusión efectiva.

En cuanto al reparto, nos encontramos con el mismo grupo de actores principales que han participado en las películas anteriores. Como siempre, sensacionales y cumpliendo con unos personajes que parecen haber hecho suyos. Bale se consagra como el mejor Bruce Wayne que ha parido el cine, construyendo a un personaje incorruptible, a pesar de todos sus defectos y temores. Gary Oldman, Morgan Freeman y Michael Caine, vuelven a cautivar con su presencia en pantalla, transformándose en los principales aliados de Wayne. La adhesión de Joseph Gordon-Levitt, como el policía novato y con un gran sentido de la justicia, es acertada y pone en la palestra a un personaje que puede dar pistas sobre cómo podría continuar la saga. El punto bajo es Marion Cotillard, con un personaje anodino, que sólo existe porque la trama lo demanda.

Volviendo a los aspectos de dirección y producción, Nolan no escatima en gastos, y “The Dark Knight Rises” se transforma en la más espectacular de las tres películas. Secuencias como el prólogo donde se presenta a Bane, o la gran batalla final, hacen de ésta película una muestra de excelencia de cómo rodar una gran película de acción. El montaje es brillante y el uso de la banda sonora –donde vuelve a repetir Hans Zimmer-, inyectan emoción al tan ansiado viaje final.

Puede que las expectativas y el fanatismo lleven a muchos a elevar a esta nueva obra de Nolan como un hito dentro de la historia del cine, de hecho, muchos ya lo han enunciado. Por ningún motivo “The Dark Knight Rises” es un despropósito, es más, es una película muy por sobre la media de lo que estamos acostumbrado a ver en las salas comerciales. Como cierre de una trilogía, logra entregar un final muy consecuente con la historia que se nos ha contado durante estos años, casi sin dejar cabos sueltos. El cierre esta ahí y es emocionante, pero al salir del cine existen sentimientos encontrados (y se los dice alguien que vio “The Dark Knight” más de seis veces en el cine). “The Dark Knight Rises” cumple con cerrar una trilogía que puede ser, sin ninguna duda, considerada como la mejor saga de superhéroes llevada al cine. Cumple con reivindicar a Batman, sepultando la absurda imagen de los años sesenta, demostrando el alcance que pueden tener los personajes de las historietas en un ámbito más “maduro”. Cumple con las ansias de miles de fanáticos que buscan una conclusión satisfactoria, pero aun así, pasada la emoción del viaje, nos damos cuenta que la luz al final del túnel, pudo haber sido mucho más brillante.

Por Sebastián Zumelzu

Artículos Cine

Nuevo trailer de “Avatar: The Way Of Water”

Publicado

en

A mediados de diciembre llegará finalmente “Avatar: The Way Of Water“, nueva obra de James Cameron y secuela de la película de 2009 y que cuenta con un casting compuesto por Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Stephen Lang y Kate Winslet. Hoy tenemos el trailer oficial de la cinta, cuya historia se sitúa una década después de los eventos de la primera cinta, contando la historia de la familia Sully, Jake, Neytiri, y sus hijos, abordando su dinámica familiar y los constantes problemas en las batallas que deben mantener para seguir con vida.

Mira el trailer a continuación:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

DiscosHace 2 meses

Weyes Blood – “And In The Darkness, Hearts Aglow”

Tres años pasaron desde que Natalie Mering estrenara el cuarto trabajo de estudio de su proyecto Weyes Blood, llevándose el...

Stumpwork Stumpwork
DiscosHace 2 meses

Dry Cleaning – “Stumpwork”

A la primera escucha, pareciera bastante tímido lo que propone Dry Cleaning en su segundo álbum. Tan sólo un año...

Free LSD Free LSD
DiscosHace 2 meses

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 2 meses

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 3 meses

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 3 meses

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 meses

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 3 meses

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 3 meses

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas