Conéctate a nuestras redes

Cine

Avengers: Era de Ultrón

Publicado

en

De vuelta después de tres años,  es probable que la mayor incógnita detrás del segundo episodio de Avengers sea, antes que las luchas y la identidad del enemigo, si esta entrega está al nivel de su predecesora, “The Avengers” (2012). Duda justa y necesaria cuando la primera parte es considerada por muchos como la cumbre de Marvel y es, en rigor, la película más exitosa –en términos económicos- de superhéroes a la fecha, incluso superando a “The Dark Knight” (2008).

AVENGERS AGE OF ULTRON 01Con expectativas que tienen al borde del colapso a algunos, en especial luego de la álgida campaña de promoción que ha pavimentado el lanzamiento de esta segunda parte,  “Avengers: Era de Ultrón” llega por fin a resolver las dudas de miles de fanáticos. Afortunadamente, tanto para espectadores como para la productora que ha desembolsado 250 millones de dólares, la nueva película de Marvel sí alcanza las expectativas, con una película que ha sido cuidadosamente pensada para ello.

La recuperación del cetro de Loki de las manos de la organización criminal HYDRA, será el punto de partida de este nuevo episodio de Avengers. La tarea no será sencilla, sobre todo cuando Los Vengadores se encuentren con las dos mejores armas de la cuadrilla enemiga: Wanda (Elizabeth Olsen) y Pietro Maximoff (Aaron Taylor-Johnson), gemelos de habilidades mejoradas, que intentarán impedir el rescate del cetro. No obstante, los hermanos no serán más que un susto, ya que el equipo estrella de Marvel podrá salir triunfante de esta misión y recuperar la calma, la que será sumamente breve, ya que Tony Stark (Robert Downey Jr.), con ayuda del doctor Banner (Mark Ruffalo), creará a Ultrón, una entidad de inteligencia artificial que podría liberar de toda amenaza alienígena al planeta. Sin embargo, Ultrón no querrá seguir los mismos planes que Stark y Banner, puesto que verá en los propios Avengers la mayor amenaza al planeta.

AVENGERS AGE OF ULTRON 02“Avengers: Era de Ultrón” es una película sumamente consciente de su lugar dentro del universo Marvel: un capítulo de transición, que atiende inquietudes sobre su primera parte, refresca y renueva su trama, y prepara terreno para próximos capítulos. De esta forma, personajes que estuvieron menos presentes, y que resultan menos obvios como miembros del dream team de Marvel, como Hawkeye (Jeremy Renner) o Black Widow (Scarlett Johansson), son tratados con mayor generosidad en esta cinta, integrando tanto su dimensión íntima como heroica. Asimismo, la vida doméstica –tópico irresistible de las películas de superhéroes de los últimos años- será clave para el desarrollo de este episodio. De ahí que se le dediquen varios minutos a indagar en los miedos, errores y hasta en el plano amoroso de algunos Vengadores, lo que dará un tono más oscuro y humano a este capítulo, lo que en algunos casos resulta descomunalmente misericordioso para amortiguar los daños colaterales.

Por otro lado, además de matices y relieves, la segunda parte de Avengers también trae primicias, esencialmente el ingreso de nuevos rostros. Ya sea por respeto a su matriz inicial, un cómic donde habitan múltiples personajes, o porque la introducción de caracteres es una necesidad de primer orden en toda continuación cinematográfica, la inclusión de los gemelos Maximoff y Ultrón construye una interesante constelación antagónica que desafiará las habilidades y seguridades del equipo estrella de Marvel. Mientras que los primeros serán el aliciente para generar la desconfianza en el grupo, el segundo se instalará como un rival más complejo y de motivaciones más escabrosas que su antecesor, al rebelarse contra sus propios padres. Los tres, juntos y por separado, serán quienes impulsen las principales secuencias de acción, tan épicas y espectaculares como su predecesora, y en las que el humor volverá a servir como arma de distensión entre tanta pirotecnia.

AVENGERS AGE OF ULTRON 03Resulta necesario también hacer mención del intenso trabajo del guión, que ha querido cargar con casi todas las inquietudes sobre esta segunda parte a través de una esmerada articulación de la experiencia ganada en “The Avengers”, mientras desarrolla una película que mantiene constante el suspenso sobre lo que ha de suceder. Esto, que ya es un logro en sí mismo, se suma a que se ha pensado tanto en los seguidores más enérgicos –a quienes permanentemente hará guiños sobre el cómic- como en quienes recién se integran a la saga, a través de una narrativa accesible y que no requiere grandes remembranzas sobre el primer episodio. La agilidad del relato agarra al espectador con tal fuerza, que es muy difícil detenerse a pensar si algo anda mal, esto complementado con una banda sonora, montaje y actuaciones que refuerzan la historia, envolviéndonos y sumergiéndonos en este universo de posibilidades.

Extraordinariamente calculada, a veces rayana en lo excesivo, la segunda parte de Avengers quiere responder –y así lo hace- a casi todo lo que a una secuela se le podría pedir. Y aunque esto podría restarle naturalidad, por el contrario, es esta misma precisión y premeditación la que produce una película entretenida, dinámica y adrenalínica, a la altura de su predecesora y con la promesa de un próximo capítulo igual de digno. No obstante a ese sabor de intermedio, “Avengers: Era de Ultrón” es una película autónomamente de gran calidad y ejecución, que dejará las mismas sensaciones encontradas que su predecesora: satisfacción por el resultado, pero las ganas intactas y ansias renovadas de ver el nuevo capítulo.

Por Javiera Quiroga

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Judy

Publicado

en

Judy

El género del biopic tiene un montón de vicios difíciles de esquivar. A menudo intentan abarcar casi una vida completa, lo que hace difícil profundizar realmente en los personajes; otras veces simplemente se apoyan demasiado en el cariño que la audiencia le tiene a sus protagonistas y terminan transformándose en monumentos a sus figuras más que en historias que se valgan por sí mismas. “Judy”, dirigida por Rupert Goold, evita caer en la primera trampa e intenta esquivar la segunda, pero termina apoyándose demasiado en el peso de la figura que busca retratar, en desmedro de la historia.

La película sigue a Judy Garland (Renée Zellweger) mientras intenta revivir su carrera artística durante una serie de espectáculos en Londres a fines de los años 60. En paralelo, debe lidiar con su depresión, alcoholismo y el escrutinio público que trae un complicado y conflictivo juicio por la tutela de sus hijos pequeños. Esto es intercalado con escenas de su juventud como una estrella de cine y televisión, bajo el cruel cuidado de Louis B. Mayer (Richard Cordery).

A pesar de centrarse en un evento muy específico en la vida de la cantante, el film no alcanza a profundizar lo suficiente en su viaje. Judy Garland está poco construida como personaje, donde sus deseos y necesidades no son explorados lo suficiente y, aunque es bastante claro que su mayor meta es obtener custodia de sus hijos pequeños, su viaje interno no se relaciona con el conflicto que vemos en pantalla. Esto lleva a que la película no tenga un foco ni un estilo narrativo claro. A veces se siente como una historia perfectamente tradicional sobre una protagonista intentando sobreponerse a una serie de obstáculos para lograr su objetivo, y otras se siente como una historia menos estructurada, como una serie de viñetas en la vida cotidiana de una artista en el ocaso de su carrera, pero que no se compromete con ninguno de los dos estilos.

Por otro lado, el uso de los flashbacks a la juventud de Judy Garland se siente algo forzado. Pareciera que la película busca retratar su niñez y adolescencia (más bien, la falta de ellas) como el origen de todos los problemas en su adultez, pero no hay una clara correlación narrativa entre ambos momentos. Además, hay varios elementos y situaciones de estos flashbacks que son lamentablemente muy poco explorados, especialmente la clara implicación de que Louis B. Mayer habría abusado sexualmente de ella durante su juventud. El film toma todos estos elementos y pareciera que todo va a llevar a una reflexión sobre los efectos que la fama puede tener en la vida de una persona, pero hacia el desenlace la película se contradice y termina con un final sumamente cursi y gratuito, que temáticamente no dice nada sobre la artista ni sobre la industria. Es un cierre que no entrega nada y busca sólo apelar al cariño que el público le tiene a su figura.

Se siente como si la historia narrada fuera una simple excusa para tener a Renée Zellweger como Judy Garland, y tiene algo de sentido, puesto que su actuación es por mucho lo más rescatable de la película. No sólo es una interpretación muy emocional, sino también muy física. Tanto su postura como sus movimientos dentro y fuera del escenario se sienten excéntricos, pero a la vez espontáneos y naturales, entregando a su personaje una identidad visual muy particular. Es interesante simplemente mirarla caminando, maquillándose y bailando. Lamentablemente, el resto de los personajes son absolutamente olvidables, y se percibe como si estuvieran ahí sólo para que la protagonista tenga gente con quien interactuar, al igual que todos los otros elementos narrativos en el film.

Así, a pesar de tomar la decisión correcta de centrarse en un evento específico en la vida de una artista, “Judy”, al igual que tantas otras biopics, cae en la trampa de apoyarse demasiado en el impacto cultural de la artista que retrata, y no intenta contar una historia interesante narrativa ni temáticamente. Esto es algo que podría funcionar para fans acérrimos de la artista, pero para una audiencia menos familiarizada, “Judy” no tiene nada que ofrecer.


Título Original: Judy

Director: Rupert Goold

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Renée Zellweger, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Jessie Buckley, Bella Ramsey, John Dagleish, Gemma Leah Devereux, Gaia Weiss, Andy Nyman, Fenella Woolgar


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 2 días

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas