Conéctate a nuestras redes

Cine

Atómica

Publicado

en

En la última década, las novelas gráficas han sido material de inspiración para una camada de exitosas adaptaciones cinematográficas. Desde “Watchmen” (2009) hasta “Scott Pilgrim vs The World” (2010), pasando por “Persepolis” (2007) y “Surrogates” (2009), el cine se ha alimentado del noveno arte para solventar su parrilla y, de cuando en cuando, conseguir golpear la pantalla grande con aciertos de taquilla o sorprendentes piezas audiovisuales. Así, en medio de esta efervescente tendencia, aparece “Atómica”. Basada en la novela gráfica “The Coldest City” de Antony Johnston, el filme se presenta como un vistoso thriller de espías plagado de conspiraciones, música pop, luces de neón y una buena dosis de disparos.

En los últimos días del Muro de Berlín, Lorraine Broughton (Charlize Theron), una agente de elite del MI6, es enviada a la dividida capital germana a recuperar una “lista” donde están nombrados todos los agentes occidentales en activo infiltrados en la Unión Soviética y, de paso, eliminar al misterioso agente Satchel, quien le ha vendido información a los rusos durante mucho tiempo. En Berlín, la rubia se encuentra con el agente David Percival (James McAvoy), su principal contacto en suelo alemán. La KGB rápidamente les cae encima y Lorraine descubre una red de mentiras que se teje bajo sus pies, mientras a sus espaldas el Muro de Berlín amenaza con ser derrumbado.

“Atómica” no da respiro alguno al espectador. Desde el inicio, la narrativa galopa con furiosa velocidad y dispara a mansalva una serie de personajes, situaciones y redes de relaciones que conseguimos comprender fácilmente. Si bien, la trama no goza de una gruesa complejidad, se desarrolla con tal velocidad y dinamismo, que sus baches narrativos pueden pasar desapercibidos.

Los personajes, planos y poco profundos, no gozan de muchas dimensiones y están orquestados arquetípicamente en pos de la historia. Aun así, la historia genera constantes escenas de vertiginosa tensión que se resuelven con creativas y bien logradas secuencias de acción, las cuales encajan en perfecta sintonía con el núcleo narrativo del filme, el cual se presenta como un thriller de espías y consigue cumplir, con una precisión de manual con las convenciones del género. La trama no tiene grandes pretensiones narrativas más allá de entregar una historia coherente y con el suspenso suficiente para mantener el interés del espectador.

El apartado audiovisual se roba la película. La fotografía consigue sumergirnos en los suburbios de la RDA y, al mismo tiempo, crear una atmósfera fluorescente que recuerda a la decadencia urbana de “Blade Runner” (1982); mucho neón, mucha oscuridad y mucho humo. El tratamiento de cámara está marcado por el vértigo y la velocidad, con sendos planos secuencia que nos vuelven protagonistas de la acción y los combates. Hay que destacar el trabajo de cámara conseguido por Jonathan Sela, uno de los puntos más altos del filme. Asimismo, las coreografías de las luchas destacan por su soberbia fluidez, y cómo no, si su director, David Leitch, habiendo sido doble de acción de Brad Pitt y Jean-Claude Van Damme por varios años, se siente en casa cuando se trata de coreografiar este tipo de secuencias.

El montaje baila en sintonía con la fotografía y la banda sonora, quedando a disposición total de estas dos herramientas audiovisuales. Sobre esta última, destaca la utilización de una variada e infalible mezcla de canciones ochenteras. El manejo de la música –por momentos antojadizo– intenta vendernos una dudosa mirada occidental de la época. El departamento de arte realiza un trabajo impecable y consigue darle vida al sórdido mundo de la Guerra Fría, el cual se vuelve un vívido telón de fondo en medio de esta historia de espías y traiciones.

Tal como se dijo en un principio, “Atómica” se nos presenta como un estilizado thriller y, gracias a los colores, la música y la soberbia fotografía, este cometido se cumple. Si bien, la trama es sosa y sus giros carecen de toda sorpresa, las contundentes escenas de acción logran dotar a la narrativa de atractivo dinamismo. No se puede negar que los personajes son estampas estereotipadas de arquetipos del género que, en una inocencia narrativa, caen en lugares comunes sin mayor profundidad; aun así, la complejidad de la trama es digerible por todos y no peca de pretensiones. El deleite visual que decora al filme lo convierte en una obra refrescante y ligera, cruda en su visualidad y fluorescente en su estética. Dinámica y divertida, “Atómica” es un vistoso thriller pintado con neones y pólvora, pop ochentero y humo de cigarrillo.

Por Roberto Núñez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Publicado

en

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Desde el estreno de “Star Wars: The Force Awakens” (2015), la nueva etapa de la saga se ha mantenido vigente anualmente en la retina del público, y gracias a los spin off denominados “Una historia de Star Wars” se le ha otorgado un respiro a los episodios oficiales, por lo tanto, estas versiones que corren de manera alternativa tienen la libertad de explorar rincones desconocidos y que de todas maneras se ajustan a la gran historia. La primera de ellas, “Rogue One” (2016), logró sorprender y adherirse de manera natural a la franquicia, así el desafío quedó planteado para las siguientes.

El reto de tomar a uno de los protagonistas de la saga y contar su propia historia es bastante grande, considerando que la figura de Han Solo se ha construido en el imaginario colectivo por más de cuarenta años, más aún si se suma la casi inseparable figura de Harrison Ford como intérprete. La producción de la cinta, en un principio dirigida por Phil Lord y Christopher Miller, enfrentó varios problemas que la llevaron a ser replanteada y terminar al mando de Ron Howard, por lo que la expectación a su alrededor es bastante alta.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se centra en los inicios del contrabandista Han Solo (Alden Ehrenreich), quién, luego de escapar de su planeta natal, pretende volver en busca de su novia y compañera, Qi’ra (Emilia Clarke). En el camino descubre un desconocido mundo criminal que lo llevará a conocer a Chewbacca (Joonas Suotamo), su inseparable compañero de viaje abordo del Halcón Milenario.

Uno de los desafíos que ha tenido que enfrentar esta nueva etapa de la saga está en el tono en el que las nuevas producciones se van ajustando a la franquicia, por consecuencia, el reto de mantener el equilibrio entre una historia que parezca encajar en las reglas de este universo ficticio, pero que se sienta fresca, es bastante alto. En ese sentido, esta nueva producción logra caminar con mayor seguridad dentro de esa línea y el relato da cuenta de la familiaridad con que los personajes son retratados y la natural exploración de sus mundos, aquellos que no necesitan mayor presentación, por lo que el foco está puesto en la edificación inicial de sus personalidades e interacciones. Y su resultado es el retrato de una aventura en un mundo familiar con personajes que, no siendo nuevos, dejan sentir una frescura satisfactoria.

La nueva imagen y representación de Han Solo logra romper una construcción definitiva y entrega el esbozo de lo que se convertirá, pues en esta nueva versión de origen se distingue su espíritu intrépido y rebelde, pero a la vez se percibe como un personaje desconocido y distante, con el potencial de realizar el extenso viaje hasta “Star Wars: The Last Jedi” (2017). La interpretación de Alden Ehrenreich logra representar esta idea de novedad como un personaje encubierto, desafiando a ser destapado y, por otra parte, la familiaridad y guiños a su propio universo están presentes durante toda la cinta, evidenciando su autoconsciencia y agotando la sorpresa. Sin embargo, el centro de ella está puesta en la interacción de sus personajes, y sin duda ver el primer encuentro entre Han Solo y Chewbacca y la evolución de su relación es uno de los puntos altos de esta entrega.

Este spin off descansa en lugares comunes y en la evidente autoconsciencia de su universo, desarrollándose una historia que no logra ganar relevancia y que tambalea cuando comete torpezas para unir cabos de manera forzada. No obstante, abraza con seguridad una naturaleza basada en la aventura pura de un space-western y en la nostalgia del cine de décadas pasadas. Su estructura, hecha a través de secuencias de escapes, asaltos y batallas, fortalece una propuesta que logra balancear la entretención y el manejo de la acción, y en ese camino el universo narrativo es expandido, alejándose de La Fuerza y los Jedi y concentrándose en el mundo que está abajo, donde en cada rincón se está gestando la rebelión.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se une al extenso catálogo de la franquicia como una propuesta que funciona y cumple con el objetivo de expandir la construcción de un personaje fundamental, y que encuentra sus aciertos en su estructura y forma de llevar el relato, logrando en ese viaje explorar rincones desconocidos, pero aún llenos de nostalgia. Sin embargo, su relevancia puede ser cuestionada cuando no logra ajustarse de manera natural al resto de las entregas, viéndose forzada y a ratos artificial, por lo que la mencionada autoconsciencia se hace presente y plantea una vez más la pregunta frente a la explotación de la saga.


Título Original: Solo: A Star Wars Story

Director: Ron Howard

Duración: 135 minutos

Año: 2018

Reparto: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover, Woody Harrelson, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Warwick Davis, Clint Howard, Paul Bettany, Richard Dixon, Joonas Suotamo, Sarah-Stephanie


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 4 días

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 semanas

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 1 mes

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 meses

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas