Conéctate a nuestras redes

Cine

Atentado en París

Publicado

en

Al cine occidental le gusta la épica de salvar el mundo. Mientras que en los noventa éramos rescatados de las amenazas apocalípticas ligadas a extraterrestres y la madre naturaleza, inspiradas por la incertidumbre del cambio de milenio, desde la caída de las Torres Gemelas en 2001 el enemigo se volvió humano: el terrorista. Entonces, hasta el día de hoy continúan estrenándose producciones que, con más o menos variaciones, cuentan la misma historia. La pregunta es: ¿cuál o qué será el bastille-day-01villano de moda en unas décadas más?

En el centro de París, en vísperas de su día nacional, se detona una bomba a causa de un malentendido protagonizado por un carterista (Richard Madden) y una joven anarquista (Charlotte Le Bon). Ante lo que inmediatamente es calificado como acto de terrorismo, el obstinado agente de la CIA Sean Briar (Idris Elba) será el encargado de atrapar a los culpables.

Como propuesta, chiste repetido: el rebelde justiciero –estadounidense, desde luego–, dotado de inverosímiles aptitudes para obviar obstáculos peligrosos, por sí solo se las encarga para salvar el mundo. Sin mencionar la relación de amor-odio que conforma con su compañero de cruzada, elemento que ya corresponde a un género propio. Puesto a que está construida en base a clichés del género y por ende carece de factor diferenciador, descartarla de un veloz borrón es la opción comprensible, no obstante, “Atentado En París” de todos modos tiene ese no sé qué que la torna gustable. Debe ser Idris Elba.

bastille-day-02Y Elba es, por cierto. Eminentemente. Partiendo por su todo-menos-fea apariencia. Y es que es ingenuo pensar que este no es algún tipo de ejercicio ensayístico, cual piloto, de lo que podría ser algo más grande para el británico. Más icónico, como James Bond, aunque aquel rumor haya sido descartado en medio de sospechas de racismo –justificables, porque si hay alguien que tiene todo lo que el agente 007 debiese tener, es él–. Independiente de aquello, el actor aquí es encumbrado como alguien capaz de sostener una película de ese calibre; simpático a pesar de su frialdad. Los caballeros heterosexuales quieren ser él, las damas heterosexuales quieren estar con él.

Pero “Atentado en París” es entretenida, también. No el entretenimiento en términos de frenesí desalmado, tipo secuelas de “The Transporter” (2002) o la saga “The Fast And The Furious”, sino del que vale la pena. Ese de montaje ágil sin volverse videoclipesco, ese de humor tan ligero que alcanza a no caer en la parodia de la parodia. Se atreve a lanzar dardos al gobierno francés, pintando a un ministro directamente de ladrón y terrorista, en lugar de crucificar al inmigrante de color acorde a la tendencia. Ahora, si bien estas virtudes se agradecen, tampoco son tan decidoras como para permanecer autovalentes en caso de que el actor principal fuese menos carismático.

bastille-day-03Ese es el asunto: si bien la película no es deficiente, igualmente se apoya demasiado en Elba. No es que Richard Madden –que interpreta al carterista de buen corazón– entregue una mala performance como co-protagonista, no obstante, a su presencia escénica le falta un poco de magnetismo y su personaje, que no ahonda más allá de lo superfluo, no le ayuda a revertir aquello. Como él, la chica Le Bon, y en realidad todo el resto del reparto, cohabita en una película creada como dispositivo para sacarle punta a las cualidades del cada vez más taquillero moreno. Quizás suena manipulador y egoísta, quién sabe, pero de que funciona, lo hace, y si el espectador queda contento, pues el trabajo está hecho.

Por María José Álvarez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mujercitas

Publicado

en

Mujercitas

2019 fue un gran año para el coming-of-age. “Good Boys” y especialmente “Booksmart” nos entregaron visiones nuevas sobre cómo representar la adolescencia y el paso a la adultez en el nuevo milenio. Sin embargo “Mujercitas” nos recuerda que las clásicas historias sobre romance pueden seguir vigentes, y que son clásicos por una razón. Greta Gerwig adapta y actualiza la historia de las hermanas March (y hasta cierto punto la historia de su creadora, Louisa May Alcott) y nos entrega una bella historia sobre amor –tanto romántico como fraternal–, dolor y crecimiento.

“Mujercitas” cuenta la historia de las hermanas March, Meg (Emma Watson), Jo (Saoirse Ronan), Beth (Eliza Scanlen) y Amy (Florence Pugh), principalmente desde la perspectiva de Jo. Las seguimos a través de su adolescencia y su paso a la adultez a fines de la Guerra Civil norteamericana, sus aventuras, sufrimientos y amores, profundizando especialmente en su relación con sus vecinos, Theodore Laurence (Timothée Chalamet) y su abuelo (Chris Cooper).

Es difícil explicar la trama de la película sin entrar en simplificaciones que flaco favor le harían, ya que, si bien se podría decir que “Mujercitas” trata sobre la relación entre Jo March y Theodore Laurence, la verdad es que la película habla sobre mucho más. Greta Gerwig, en su magistral sensibilidad, se asegura de mantener a sus personajes interesantes tanto en los momentos más dramáticos, como en las situaciones más nimias, haciendo que la cotidianeidad de las hermanas (verlas desayunando, jugando, entre otras cosas) adquiera relevancia y profundidad. Cada momento cuenta, cada momento nos dice algo sobre la familia, el amor y la bondad. Esto, a pesar de que los personajes a veces se pueden sentir un poco cliché.

Cada hermana es un poco arquetípica dentro del mundo de novela romántica de fines del siglo XIX. Jo es la niña tomboy con pretensiones artísticas, que se rehúsa a pensar en romance; Meg es la hermana mayor, bondadosa y romántica; Amy es la menor, celosa e inmadura; y Beth es la más balanceada, sensata y con un profundo sentido moral. Es incluso posible hacer un paralelo directo con las hermanas Bennet de la novela “Orgullo y Prejuicio” y sus posteriores adaptaciones, lo que hace que a ratos sintamos que ya hemos visto a estos personajes.

Afortunadamente, gracias a un guion que nos permite conocer a las cuatro hermanas en profundidad, viéndolas crecer y evolucionar como personajes, y también a las brillantes actuaciones de todo el elenco, los personajes logran escapar del cliché y se transforman en personas de carne y hueso. Sus acciones son comprensibles y sus reacciones se sienten honestas, particularmente por la sutileza de las interpretaciones. Los momentos más dramáticos son tratados actoralmente de manera elegante y contenida, entregando una ventana mucho más potente a la interioridad de los personajes.

Entrando en un aspecto técnico, la película es impecable. El uso del encuadre y la iluminación a menudo adquieren un gran protagonismo, generando atmósferas y sensaciones que reflejan también el estado de los personajes. Los colores cálidos y los rayos de luz que Greta Gerwig usa para retratar la adolescencia de las hermanas March genera una atmósfera de ensueño, lo que, sumado a una puesta en escena teatral, se siente casi como un cuento de hadas. En contraste, la adultez es retratada en colores fríos y apagados, reflejando la melancolía de los personajes, utilizando además un lenguaje más naturalista en la puesta en cámara. Esto, en conjunto con una hermosa banda sonora, hace que la película sea una montaña rusa de emociones.

“Mujercitas” es una película sumamente especial y llena de gracia, es una historia bellísima y atemporal, es tanto estudio de personaje como melodrama de época y al final (discutible si lo logra o no) se aventura en un ejercicio metalingüístico sobre el arte de narrar. Es una película ambiciosa que, a pesar de centrarse en algunos temas que podrían considerarse anticuados, entrega profundas reflexiones sobre el amor, la familia y el espacio que la feminidad ocupa en la sociedad, temáticas siempre contingentes. En casi todo aspecto, “Mujercitas” es un triunfo narrativo y cinematográfico.


Título Original: Little Women

Director: Greta Gerwig

Duración: 135 minutos

Año: 2019

Reparto: Saoirse Ronan, Timothée Chalamet, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Meryl Streep, James Norton, Louis Garrel, Bob Odenkirk, Chris Cooper, Tracy Letts


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas