Conéctate a nuestras redes

Cine

Aprendices Fuera de Línea

Publicado

en

Durante la primera mitad de la década del 2000, una cofradía de actores encabezada por Ben Stiller y Will Ferrell llevó la batuta en cuanto a las películas de comedia provenientes de Hollywood. De cierta forma renovaron un género estancado, con estructuras simples, chistes de grueso calibre, muchas veces apelando a la vergüenza ajena, y guapas mujeres, logrando dominar la taquilla y entregar obras que aún son recordadas por la audiencia, como “Zoolander” (2001), “Old School” (2003), “Anchorman: The Legend Of Ron Burgundy” (2004) e indudablemente “Tropic Thunder” (2008). Sin embargo, fue en THE INTERNSHIP 012005 donde este “nuevo movimiento” terminó por imponer sus términos con “Wedding Crashers”, donde la química y carisma que derrochaba la pareja compuesta por Vince Vaughn y Owen Wilson tuvo directa relación con el éxito de la cinta.

Han pasado los años, y los nombres fuertes ahora son otros. La comedia ha dado paso a la “dramedia” y algunos de los chistes han subido de tono. Sin embargo, ello no ha detenido a Vince Vaughn en su intento por recuperar su sitial perdido, encargándose del guión, la producción y reincidiendo con su colega Owen Wilson como dupla protagónica en “Aprendices Fuera de Línea”, con la dirección de Shawn Levy, otro viejo conocido de la cofradía que ya había trabajado previamente con Ben Stiller en “Night At The Museum” (2006).

Billy McMahon (Vaughn) y Nick Campbell (Wilson) son dos vendedores de relojes que de un día para otro se quedan sin empleo, y ven como han quedado obsoletos en un mundo completamente digital. Desesperados y sin perspectivas, deciden que su mejor oportunidad está en ese mundo digital y postulan a una pasantía en Google. Allí deberán compartir y competir con jóvenes genios de la tecnología en busca del éxito inmediato por un puesto de trabajo en la Gran G.

THE INTERNSHIP 02Aún cuando hay buenas intenciones, y de paso también algunas buenas ideas, la película se apega demasiado a una estructura, a una fórmula de comedia vista hasta la saciedad, lo que puede molestar a muchos por hacerla predecible. Aquel es un error que daría lo mismo en cualquier comedia, si no fuera porque los momentos risibles en esta cinta son pocos e intermitentes, probablemente provocado por esa intención de poner temas algo más serios –la forma como se conectan las personas entre sí actualmente, el cinismo y la necesidad de ser exitoso antes de los 25 años- y proponer un discurso al respecto, el cual se diluye entre vaguedades y lugares comunes.

Sin duda que la dinámica entre Vaughn y Wilson aún está ahí y todavía puede entretener a parte de la audiencia, aún cuando Vaughn pierda el hilo tartamudeando sus líneas y Wilson siga actuando de Owen Wilson. Pero ello no es suficiente para sostener una película como esta, en donde se abusa de la misma y termina agotando hacia la segunda mitad de la cinta. Además, el trabajo de los secundarios se limita a ser meros comparsas. No se trata de desmerecer su trabajo, pero allí donde alguna vez hubo un Bradley Cooper, un Christopher Walken o una Jane Seymour en “Los Rompebodas” que tenían sus momentos y se robaban la escena, acá no hay nada memorable ni rescatable.

THE INTERNSHIP 03Por otro lado, aquellos que odian las películas con excesiva presencia de marcas patrocinadoras sufrirán durante las casi dos horas de cinta. Así como algunas empresas han decidido colgar en alguna pared que han sido elegidas como uno de los mejores lugares del mundo para trabajar, Google ha decidido que lo mejor es tener una película para mostrar todas las bondades de sus instalaciones, las facilidades de las que gozan sus trabajadores y hacer una invitación extensiva a todo el mundo para que vayan y postulen. Después de ello, más de alguno preferirá cambiar su navegador y buscador predeterminado, al menos por un tiempo.

“Aprendices fuera de línea” tiene algunos momentos que sacarán risas, pero la experiencia final ni siquiera da como para considerarla una película entretenida. Un mal regreso para una dupla que ha tenido mejores momentos, que aún conserva aquello por lo cual llegaron al sitial más alto, pero que ya carece de ese factor sorpresa y que hace ver a esta cinta como un refrito de comedias de hace 8 o 10 años.

Por Rodrigo Garcés

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas