Conéctate a nuestras redes

Cine

Ant-Man: El Hombre Hormiga

Publicado

en

Cerrando lo que se ha denominado como la fase número dos dentro del universo cinematográfico de Marvel, es momento para que Ant-Man –parte de Los Vengadores originales en los cómics, pero quien, hasta ahora, no ha hecho su aparición en las cintas que reúnen a los superhéroes estrella de la ANT-MAN 02franquicia- tenga su proyección en la pantalla grande. El largometraje, inicialmente concebido en 2006, cuando el director Edgar Wright propuso a la famosa casa editorial hacer la versión en celuloide para el microscópico personaje (Wright sería después descartado como realizador de la película por Disney, que, en el proceso, adquirió todos los derechos sobre la firma de Stan Lee) llega para volcar los asuntos marvelianos hacia un lugar que se ubica justo entre la acción y la comedia.

Scott Lang (Paul Rudd) es un ingeniero eléctrico que decide renunciar a la carrera criminal que ha llevado hasta ahora, para poder estar más cerca de su pequeña hija. Sin embargo, en su último asalto, el hábil ladrón se encuentra en el camino a Hank Pym (Michael Douglas), un brillante físico que, por largo tiempo, ha desarrollado una tecnología capaz de reducir el tamaño de las cosas hasta el porte de una hormiga. Lang será reclutado por el científico para poner freno a los maliciosos planes de Darren Cross (Corey Stoll), un antiguo discípulo que ve en el invento de Pym la posibilidad de convertirse en un hombre poderoso y multimillonario.

ANT-MAN 03Es importante que la conclusión sobre cualquier película dentro de la sustancia Marvel se haga a partir de las credenciales individuales de cada una, y no desde el interés que despierte el constante crossover dispuesto entre la multiplicidad de sus historias. Y es que, si a una cinta no se le asigna identidad única, el valor de la misma puede ser dislocado por los errores del relato macro, más que por sus virtudes. En ese sentido, “Ant-Man: El Hombre Hormiga” arranca desde una ventajosa posición, al encontrarse soltera del hilo argumental establecido hasta el minuto con las entregas anteriores de la causa Avengers, cuyos elementos a veces se sienten muy dependientes entre sí. No, esto no pasa con la hormiga, que no se embarra más de lo necesario con otras líneas ya cursadas, aunque su propuesta tenga más de una referencia al universo del cual, innegablemente, es parte.

Lo anterior se puede configurar en gran medida gracias al humor que hay presente en el título, llegando a incluso representar un alivio al vértigo expresado en su predecesora cronológica, “Avengers: Age Of Ultron” (2015), y un cambio con respecto a la solemnidad histórica de la excelente “Captain America: Winter Soldier” (2014). Claro, la intención de “Ant-Man: El Hombre Hormiga” apunta hacia otro flanco, espacio donde precisamente radica el interesante aspecto que tiene la película.

ANT-MAN 01El largometraje dirigido por Peyton Reed –quien siempre estuvo cerca de la comedia y que asumió luego de que a Edgar Wright lo fueran– se toma el tiempo necesario para trazar los motivos de sus personajes, nivelando en un punto intermedio con la falta de consistencia en lo que se muestra como la personalidad de los últimos. Algo similar ocurre con el relato, que comprende un par de ideas difíciles de emparejar (que perfectamente podrían pasar como situaciones sinsentido), pero que se ven compensadas por la eficiencia narrativa que se extiende, por pasajes, a un ritmo demoledor. En aquel compás, el filme tiene la capacidad para compactarse al medio a través de una unión de secuencias que afirman la historia luego de una introducción dilatada, y que sirven, simultáneamente, como la transición necesaria que otorga el envión para que la cinta complete, sin premura, sus 117 minutos de duración.

El detalle gráfico de la producción también es un ítem para destacar. Sin ser el 3D un formato excluyente para el visionado de la película, la misma se puede estimar sobre todas las instancias que muestran la riqueza de sus recursos audiovisuales, un punto bien complementado por movimientos de cámara que provocan el vértigo que sugiere ver una filmación a escala, considerando las escenas ANT-MAN 04de acción que funden de muy buena manera este tipo, y el tamaño real. Por otra parte, como si se tratase de Scorsese dirigiendo, la idea de incluir algunos pasajes planteados a una movilidad frenética, entregando un dato por segundo, resultan en una apertura y un cierre divertidísimo para el título. El gran contra de lo anterior –detestable, inclusive- es continuar reforzando el estereotipo del personaje latino como la figura ridícula.

En definitiva, “Ant-Man: El Hombre Hormiga” sabe ocupar el lugar que le corresponde, formándose con aquello un largometraje que termina siendo muy entretenido. En tanto los diálogos podrían estar sujetos al tedio por los tecnicismos científicos y/o tecnológicos que ocupa, el filme los remata a tiempo para no llamar al aburrimiento del público. Tan equivalentes como distantes, la película podría acercar posturas con “The Incredible Shrinking Man” (1957), sin embargo, la hormiga no pretende hacer verborrea y no le da para reflexionar tan profundamente. Por último, y como siempre cuando hablamos de Marvel, hay que estar atentos a los post créditos.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 5 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas