Conéctate a nuestras redes

Cine

Annie

Publicado

en

Con el correr de los años, el cine infantil ha remodernizado y diversificado la clásica historia en la que un héroe o heroína, luego de varios obstáculos, cumple su meta. Esta renovación, aunque mantiene este esquema casi intacto, ha sabido replantearse, especialmente de la mano de Pixar y Dreamworks, que mediante caracteres más divertidos e inusuales en conjunto al humor y variadas puestas en escena, se han ganado tanto a críticos como espectadores. No obstante, hay quienes porfían en repetir el mismo relato con personajes planos y con comportamientos tan vistos, que nos hace predecir con suma facilidad la película.

ANNIE 01Este es el caso de la última producción de Will Gluck –responsable de cintas como “Easy A” (2010) y “Friends With Benefits” (2011)-, cuyo trabajo ha estado comprometido con la comedia hollywodense, la que ha sazonado con un humor más pícaro y, en mayor o menor medida, ha entretenido a su audiencia. Gluck, a pesar de tener anotados algunos puntos en su línea, en “Annie” parece amarrarse a un bucle que hemos visto una y otra vez, en donde no parece sorprender ni deleitar a casi nadie.

Annie (Quvenzhané Wallis) es una optimista niña que, pese a ser abandonada por sus padres, mantiene la esperanza de encontrarlos y que su separación haya sido algo momentáneo. Incluso viviendo en una casa de acogida con la terrible señorita Hannigan (Cameron Díaz), no pierde el entusiasmo y se las ingenia constantemente para armar nuevas estrategias que la ayuden a encontrar a sus progenitores. Es en uno de esos intentos, que, en la rapidez y descuido de la búsqueda, se topará con un magnate de los teléfonos y aspirante a alcalde: Will Stacks (Jamie Foxx), quien la salvará de ser atropellada y cuyo rescate será visto por su asesor como la llave para que Stacks sea el edil de la ciudad y para salir de la casa de acogida para Annie.

ANNIE 02Esta historia que no es nueva, y no sólo porque ya hayamos escuchado historias de niños separados de sus padres, sino que corresponde a un cómic de los años 20 que ha sido llevado tanto a Broadway como al cine (John Huston hizo una versión en 1982) y que en esta producción pretende ser una actualización en pleno siglo XXI. Narrado como musical, “Annie” nos muestra un Nueva York sobre tecnologizado, en donde teléfonos, pantallas de alta resolución y cámaras están a la orden del día en el espacio donde Annie y Stacks se mueven. Sin embargo, esta adaptación sólo incorpora la tecnología como novedad, puesto que los personajes y sus personalidades, al igual que su desarrollo, parecen ya sumamente conocidos. En el que clichés como huérfanos que cambian de suerte, empresarios que bajo su fortuna guardan un enorme corazón, niños que parecen saber más de la vida que los adultos y otros tópicos ampliamente vistos a lo largo de una extensa colección de cuentos y películas, reaparecen en esta producción con escasos matices. “Annie” si bien se adapta al exceso de tecnología, no es capaz como película de lograr ajustarse a lo que es el cine infantil hoy, uno que sin amenazar la estructura tradicional del relato, sabe dar buenas sorpresas y conmover al espectador, incluso a los más adultos.

Por otro lado la musicalización, a cargo de dos de los más importantes creadores de éxitos del pop (Sia y Greg Kurstin), comete el mismo error que el resto de la película: una simple acomodación, esta vez al sonido hip hop o pop más electrónico. Música que suena actual, al menos en cuanto a recursos, pero con letras, la mayoría, idénticas a la versión de Broadway; son voces que hablan de los mismos clichés de la película, pero en versión autotune. En cuanto a la interpretación, no se detectan grandes ANNIE 03errores, con un elenco de rostros habituales, las actuaciones cumplen sin maravillar, posiblemente por un guión que tampoco da mucho para explorar e innovar, pues los personajes se presentan sumamente sencillos, sin más dimensión que una o dos características.

Sin embargo, “Annie” es una apuesta sumamente conocida, incluso para las ligas en que se encuentra, y en la que el principal añadido son los celulares y pantallas de último modelo. Si bien el cine para niños es sumamente esquivo a la hora de cambiar estructuras, ha sabido ingresar mundos y personajes mucho más vivos y llamativos en historias que logran variar el panorama dentro de sus fronteras. Pese al conservadurismo de esta película, llama la atención que Gluck haga guiños y se mofe a ratos de los lugares comunes, incluso de boca del personaje de Cameron Díaz, quien reclama por la magia propia de los musicales, por lo que resulta obvio preguntarse el porqué de una propuesta tan reiteradamente vista. Pese a esta conciencia y a los cameos o elencos, “Annie” como película para la familia falla poderosamente, y puede ser aprobada sólo por quienes no la conocen lo suficiente, cuestión que por lo demás resulta difícil, o quienes sean especialmente devotos por este modelo cinematográfico.

Por Javiera Quiroga

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 6 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 semana

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas