Conéctate a nuestras redes

Cine

Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos

Publicado

en

Con ocho películas que adaptan siete años del universo mágico creado por J.K. Rowling, alimentados de una completa saga de libros juveniles, de un fandom prosumidor muy comprometido e ingresos por millones de dólares, difícilmente la era de Harry Potter en el cine (2001–2011) llegaría a su fin definitivo con “Harry Potter And The Deathly Hallows – Part 2” (2011). Desde el estreno de la primera cinta, la emblemática franquicia logró hacerse un espacio como un bastión primordial entre los tent-pole de Hollywood, tal como lo son hoy los filmes –o licencias– de Marvel, las “Mission: Impossible” o la nueva camada de “Star Wars”.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-01Y es que con un mundo tan macizo y detallado, lleno de criaturas misteriosas, seres extraordinarios, hechizos, conjuros y nombres extravagantes surgidos de la mente de la novelista británica, la mitad del trabajo estaba hecho. El estilo fresco y entretenido de la saga, potenciado por personajes entrañables que hoy son culto entre miles de fanáticos –o al menos conocidos entre los que no–, y sobre todo una historia con motivo, corazón y continuidad ambiciosa, coronan a la franquicia entre lo más alto de las producciones fantásticas. Ahora, con todo un imperio de hechicería montado, es turno de contar un relato situado 70 años antes de los hechos que conocemos, el que se conecta sutilmente a través de un libro dentro de su universo (y también real, escrito en 2001), que nuevamente nos atrae hacia la brujería y nos permite volver a asombrarnos con lo increíble de esta creación.

El magizoólogo Newt Scamander (Eddie Redmayne) llega a Nueva York con una misión acotada y una valija llena de criaturas mágicas. Pero lo que sería una estadía corta, pronto se vuelve una aventura tras confundir maletas con el no-mago Jacob Kowalski (Dan Fogler). Supervisados por la empleada del gobierno mágico Tina (Katherine Waterston), intentarán no ocasionar más incidentes que pongan en riesgo la seguridad entre ambos mundos, pues son tiempos extraños en la Gran Manzana de 1926, y el Mágico Congreso de los Estados Unidos lo sabe.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-02Con J.K. Rowling como guionista, “Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos” es una adición perfecta a este vasto y fabuloso universo, pues se recrea de forma excepcional una nueva parte que transcurre en Norteamérica. El hecho de que la misma escritora estuviese a cargo del esqueleto es un gran punto a favor: nos permite conocer de primera mano la esencia de su idea original llevada a la pantalla grande. Históricamente ubicado en plena Ley Seca, y ficticiamente armado como una literal caza de brujas en respuesta a eventos paranormales que suceden en la ciudad, se sostiene que los hechiceros deben actuar escondidos de los no-magos estadounidenses, evidenciando una legislación mágica mucho más atrasada ante su contraparte británica.

Así, la realidad de la sociedad potterica se adapta astutamente a las condiciones de otro continente con la creación, por ejemplo, de su propio Ministerio, nombrado Mágico Congreso de los Estados Unidos (MACUSA), o su particular Colegio de Magia y Hechicería, que en vez de Hogwarts se llama Ilvermorny –que aquí solamente se nombra–. En esta misma línea, no sólo podemos esperar fantasía y conjuros que salen disparados como fuegos artificiales de las varitas; así como bien fue tomando forma en la saga anterior, acá también entran en juego la política y el poder, enfocado en cómo una sociedad específica reacciona ante la magia.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-03Incuestionablemente, el gran acierto de “Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos” es su personaje principal, Newt Scamander, personificado brillantemente por Eddie Redmayne. Scamander está trabajado y pulido con tanto cariño, que en muchas ocasiones llega a opacar al resto de los personajes. Su virtud reside en la inocencia de su actuar, su inusual carisma y su inteligencia acompañada de su apasionado fin de preservar las distintas y extrañas especies mágicas. Como era de esperar, Redmayne entrega todo de sí para darle forma al magizoólogo, otorgándole una luz distintiva y casi inigualable. Es como si el personaje estuviese inspirado en Redmayne y, a la vez, este se inspirara en Newt para representarlo. Incluso la interacción entre él y los animales de CGI es conmovedora; una escena que queda en la retina por su bella interpretación es cuando el protagonista va en busca de una bestia a Central Park, momento en el cual debe hacerse pasar por su pareja de apareamiento. Su gracia y entrega total queda en evidencia en una escena que fue pensada como graciosa, y que guarda en sí toda una delicada secuencia de acciones.

Con lo anterior como punto alto, se nota un dejo en otros personajes, que al igual que él se pensaron potentes, pero quedan reducidos a ideas mal ejecutadas o vicios similares a otras producciones. En el primer caso está Tina Goldstein, quien debería ser la contraparte femenina independiente y fuerte que necesita esta saga, sin embargo, en distintos momentos merma sus fortalezas. En este sentido, Katherine Waterston tampoco otorga una gran interpretación, aunque con algunos ajustes es un personaje que a futuro puede mejorar bastante. El segundo caso corresponde a su hermana, Queenie, quien a pesar de ser un personaje simpático, cae en licencias forzadas. En un punto medio se encuentran los antagonistas, con distintos niveles de relevancia para la historia, que guardan un par de sorpresas que se unirán con las secuelas previstas para los próximos años.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-04David Yates, director de las últimas cuatro cintas del niño que sobrevivió, consolidó un estilo reconocible y efectivo, tanto para fans devotos como para las nuevas generaciones que llegarán a este universo a través de este spin-off. Su conocimiento de esta ficción se ha ido puliendo, y si bien el corte de esta película es mucho más infantil que oscuro –como las últimas–, en su totalidad es una bella y entretenida adición a un mundo jamás lo suficientemente acabado.

Porque no serán tres, como se había mencionado en un principio, sino cinco las producciones que llegarán en esta nueva hebra de la creación de Rowling: una trasladada al cine a punta de cada vez mejores diseños de personajes, junto a CGI y efectos especiales que logran su mayor eficacia en las salas con mayor tecnología, referencias para el ojo agudo de seguidores y una mitología que nunca deja de sorprender. Así, “Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos” es un prometedor inicio de una nueva saga que sin duda seguirá encantando por varios años más.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Chicos Buenos

Publicado

en

Chicos Buenos

El género coming-of-age se define como historias que tratan el período de crecimiento de un adolescente y su paso a la adultez. Esto es tratado de diferentes formas en diferentes cintas. De manera más bien dramática en películas como “The Spectacular Now” (2012) o “Call Me By Your Name” (2017), y también de manera humorística como en la clásica “Superbad” (2007). “Chicos Buenos” tiene muchas similitudes con esta última, que fue una película sumamente exitosa e influyente durante la década pasada, por lo que las comparaciones son casi inevitables. Afortunadamente, “Chicos Buenos” es lo suficientemente fresca e ingeniosa para mantenerse y brillar por sí sola.

Max (Jacob Tremblay), Thor (Brady Noon) y Lucas (Keith L. Williams) son tres amigos preadolescentes que, al ser invitados a una “fiesta de besos” por Soren (Izaac Wang), el chico más popular de la escuela, intentan espiar a la vecina de Max junto a su novio con un drone para aprender a besar. El plan sale mal y el drone es destruido, y los tres amigos deben encontrar la forma de conseguir otro para no ser castigados y poder asistir a la fiesta.

Las comparaciones con “Superbad” son bastante obvias: Seth Rogen y Evan Goldberg, guionistas de la primera, son productores ejecutivos en este filme, y ambas tratan sobre un grupo de amigos intentando ir a una fiesta con fines románticos y para ganar estatus, y terminan pasando por diversas peripecias que ponen a prueba su amistad. Es en este punto donde “Chicos Buenos” realmente brilla y sorprende, ya que, a pesar de parecer una película sumamente tonta que no busca más que hacer reír –cosa que logra con creces–, también llega a interesantes reflexiones sobre la amistad, cómo la gente cambia y cómo las relaciones cambian con ellas. A medida que se acerca el final, la película adquiere un tono de melancolía muy refrescante, aunque es arruinado por un gag que se siente redundante.

Este es un problema durante casi toda la película. Pese a haber instancias de humor muy inteligentes, también hay momentos sumamente burdos y repetitivos, particularmente los que tienen que ver con la ingenuidad de los niños sobre el sexo. En muchos momentos los personajes interactúan con objetos sexuales sin saberlo, dildos, muñecas inflables, entre otras, y el humor radica en que el público, a diferencia de los protagonistas, sabe lo que estos objetos significan. Estos gags son por mucho lo peor de la película, son repetitivos y no particularmente graciosos, pero la cinta a ratos parece apoyarse en ellos en vez de sus elementos más inteligentes.

Los personajes también pueden volverse un poco agotadores por momentos, debido a su ingenuidad e inocencia, en particular el personaje de Lucas. Max y Thor son dinámicos y multidimensionales, pero Lucas se siente algo plano, incluso en el tercer acto cuando tiene un insight importante respecto a su amistad con Max y Thor. A pesar de esta pequeña evolución, el personaje se siente algo blando, aburrido y, si bien esto es discutible, llega a caer mal. Sin embargo, los tres protagonistas (y, de hecho, todos los personajes de la película) se sienten bastante bien construidos, sin importar cuánta relevancia tienen en la historia. Desde los protagónicos a los secundarios más insignificantes, todos tienen una personalidad definida y se sienten reales.

No obstante a lo anterior, un elemento importante en que la película queda corta es en las actuaciones, específicamente de los niños. Teniendo un reparto principalmente infantil, este era un desafío importante y lamentablemente no alcanza a superarlo. Las actuaciones son inconsistentes; hay momentos en que funcionan muy bien, pero en otros –particularmente las escenas más emocionales– se sienten un poco forzadas y sin vida. Las lágrimas que vemos son claramente maquillaje y esto es algo que a ratos puede sacarnos de la intensidad de la escena.

Por otra parte, visualmente podría ser más arriesgada, ya que no hay mucha propuesta de dirección desde el tipo de encuadres y color. Por otro lado, el universo que se muestra también resulta poco interesante: los personajes se mueven en el mismo mundo suburbano estadounidense que ya conocemos muy bien, incluso en películas de temáticas similares como la mencionada “Superbad” o “Booksmart” (2019), además de otras comedias de Point Grey, productora de Rogen y Goldberg, como “Neighbors” (2014) y “Blockers” (2018). Es un ambiente sobre explotado en la comedia y ya se está volviendo aburrido.

Sin embargo, todos estos elementos en que la película se cae no alcanzan a arruinar su inteligencia, gracia y honestidad. En vez de ser una simple comedia tonta sobre niños que quieren dar un beso, “Chicos Buenos” va más allá, reflexionando sobre la naturaleza de los lazos que nos unen con nuestros amigos, y se podría ubicar cómodamente en el canon de cine coming-of-age estadounidense.


Título Original: Good Boys

Director: Gene Stupnitsky

Duración: 90 minutos

Año: 2019

Reparto: Jacob Tremblay, Keith L. Williams, Brady Noon, Molly Gordon, Midori Francis, Josh Caras, LilRel Howery, Millie Davis, Chance Hurstfield, Enid-Raye Adams, Lina Renna


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 2 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 2 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 1 semana

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 1 semana

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Publicidad
Publicidad

Más vistas