Conéctate a nuestras redes

Cine

A Sangre Fría

Publicado

en

Desde que los mega blockbusters de acción se tomaron la pantalla y la recaudación a nivel mundial, el género de los thrillers de acción a la antigua (aquellos de golpes, persecuciones en autos, pistolas e intriga) ha estado a la baja. De hecho, la única cinta del género que estuvo entre las más recaudadoras de este año fue “Lucy”, que a pesar de no contar con el apoyo de la crítica, ha logrado colarse entre las más vistas de 2014. Además de esta, el resto de las ofertas han sido bastante mediocres, y “A Sangre Fría” no logra levantar la cabeza por sus compañeras, a pesar de esforzarse de vez en cuando.

DEADFALL 01Los hermanos Addison y Liza (Eric Bana y Olivia Wilde) cruzan el norte de EE. UU. camino a Canadá en un auto robado, luego de un millonario atraco a un casino. Un accidente los obliga a separarse y cada uno deberá abrirse camino usando sus propios métodos: Addison por medio de la fuerza bruta, mientras que Liza usará sus encantos. Pero cuando su historia se vea entrelazada con la del ex boxeador Jay (Charlie Hunnam), y la comisario Hannah (Kate Mara), ambos hermanos pondrán en tela de juicio su relación, a la vez que su moral.

Lo primero que llama la atención de “A Sangre Fría” es su sobreabundancia de líneas narrativas: por un lado, y ligeramente más prominente, está la historia de los hermanos que huyen del robo. Pero aparte de ellos, se le otorga algo de tiempo a la del ex boxeador y a la de la policía interpretada por Mara, que debido a su infantil rostro nunca termina por asimilarse en su rol. Cada una de las historias es desarrollada con flojera, dando un par de datos y anécdotas aquí y allá del pasado de los personajes, todo con el fin de explotar la veta dramática una vez llegado el clímax de la narración. El problema de esto, es que muchas de estas historias terminan por ser irrelevantes, o simplemente demasiado exageradas para parecer plausibles. Aparentemente, el cuidado y la dedicación a la hora DEADFALL 02de construir personajes reales y complejos, no es algo que haya pasado por la mente de los productores detrás de la cinta.

A pesar de esto, lo más rescatable de “A Sangre Fría” son las interpretaciones, lo que habla bastante bien de la capacidad del elenco. Eric Bana a ratos es realmente perturbador como un sicópata sin remordimientos, que a la vez encuentra su contraparte en Wilde, quien además asimiló perfectamente la forma de ser y el acento de una norteamericana de Alabama. Desgraciadamente, no se puede decir lo mismo de Charlie Hunnam, cuyo personaje nunca cambia de semblante ni parece realmente afectado por lo que ocurre a su alrededor.

Otro problema, y quizás el más molesto de la obra, son los diálogos. Aunque el género nunca ha dado para esperar demasiado en este apartado, aquí ya se cruza la línea de lo exagerado y falso, sonando a ratos como los parlamentos que atribuiría un niño de cinco años a sus juguetes. Este aspecto es quizás uno de los que más ha hecho sufrir a estas películas frente a los leviatanes de Marvel, por ejemplo, quienes se han dedicado a salpicar sus producciones con diálogos irreverentes y torpes, pero divertidos.

DEADFALL 03En este sentido, el excesivo aire de importancia que se dan a sí mismas estas películas parece ser una de sus principales recetas para la ruina. En esta época, donde la irreverencia y el cinismo se han vuelto regla, una cinta de acción que no sepa reírse de sí misma parece estar condenada al olvido, a menos que se encumbre al nivel de sus pretensiones (como lo logró la notable “Perdida”).

“A Sangre Fría” no parece tener otro destino más que la rotación en el circuito de películas por cable de fin de semana. Tampoco es una pérdida absoluta de tiempo, pero no tiene el atractivo suficiente como para lograr alguna relevancia en las salas de cine; prueba de esto, es que a Chile llegue con más de dos años de atraso desde su estreno oficial.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas