Conéctate a nuestras redes
15:17 Tren a París 15:17 Tren a París

Cine

15:17 Tren a París

Publicado

en

El ejercicio de adaptar no es tarea fácil. La realidad es distinta a la ficción y en la vida real los eventos no ocurren de una forma que narrativamente tenga sentido. Al hacer una película basada en hechos reales se hacen necesarias las competencias de articular sucesos aparentemente inconexos y así otorgar a la obra de aquel sentido de causalidad que hace falta en la vida. Hilar los hechos. Contar una historia. “15:17 Tren a París” tiene muy claro en qué hecho se está basando, pero no qué historia está contando.

La película está recogida de la historia real de Spencer Stone, Alek Skarlatos y Anthony Sadler (interpretándose a sí mismos, en lo que es el rasgo más interesante de esta producción), tres amigos norteamericanos que en un viaje en Francia se vieron enfrentados a un intento de ataque terrorista en un tren. Juntos logran enfrentar al terrorista en cuestión y prevenir la catástrofe, salvando en el acto a todos los pasajeros. Se cuenta este incidente específico, un hecho aislado. Eso lo sabemos desde que entramos a ver la película y en los segundos iniciales se insinúa qué es lo que se nos va a mostrar, pero hay que esperar un poco antes de llegar a la parte importante.

La historia, entonces, vuelve para contarnos cómo se conocieron estos tres amigos, y pasamos media hora viendo a niños metiéndose en problemas en el colegio y estrechando su vínculo, en lo que pareciera una película diferente. Cuando los niños crecen, dos de ellos se meten a la milicia, uno es enviado a Afganistán (Skarlatos) y otro funciona como agente en la Fuerza Aérea (Stone). Seguimos a este último en su rutina y entrenamiento, mientras empezamos a notar que, como el hecho noticioso que generó la película es tan escueto, se está recurriendo a un backstory innecesario, inconexo y aburrido para rellenar.

La película demora alrededor de una hora en llegar a lo que claramente es el foco para Clint Eastwood y lo único que vale la pena contar. El problema es que no dotó de ningún nexo temático que vinculara el incidente con los otros pasajes y no se entiende por qué se eligieron esos momentos como necesarios para contar esta historia. La infancia de los amigos, el entrenamiento de Stone y su mochileo por Europa, más que estar derechamente mal, nos hace cuestionarnos por qué se nos está mostrando un material que no repercute de manera lógica ni temática en la historia posterior.

Paul Greengrass optó en “United 93” (2006) por centrarse solamente en los momentos cruciales del atentado que retrata, con grandes resultados. El mismo Eastwood en “Sully” (2016) logró conectar el incidente real en que se basaba la historia con la consecuencia directa de la investigación que la sucedió. Es decir, es posible dotar de un sentido completo a una película aunque el interés esté puesto exclusivamente en un hecho basado en la realidad, pero en “15:17 Tren a París” la mayoría se siente como relleno.

Y, al rellenar, la atención se desvía hacia otros apartados y quedan expuestas más fácilmente otras fijaciones del director. No es secreto que Eastwood tiene un fetiche por el heroísmo estadounidense –recientemente demostrado en la propagandística “American Sniper” (2014)–, y aquí está en evidencia nuevamente: vemos en un largo pasaje meloso la condecoración de los protagonistas como héroes; el enemigo de la película es básicamente un malo de dibujos animados, un terrorista sin líneas ni motivación; nos muestran la devoción de los jóvenes por la guerra, incuestionable desde que son niños que no se veían haciendo otra cosa. Se visten con poleras militares, tienen la bandera estadounidense en su pieza y juegan con armas reales, las cuales son tratadas como un agregado casual a la escena, sin ser cuestionadas siquiera por los adultos que ven a los niños adorarlas.

Clint Eastwood no esconde una fijación por cierto tipo de cine y, a sus 87 años, no podemos exigirle que cambie o amplíe su punto de vista, pero va en nosotros como espectadores el someternos a algo que en idiosincrasia no nos hace sentido ni tenemos por qué avalar. Sí, los tres jóvenes que protagonizan la historia salvaron a mucha gente y son héroes en justa medida, pero no necesitábamos una película anecdótica e ineptamente articulada como historia para enterarnos. Para eso tenemos las noticias.


Título Original: The 15:17 to Paris

Director: Clint Eastwood

Duración: 94 minutos

Año: 2018

Reparto: Spencer Stone, Anthony Sadler, Alek Skarlatos, Judy Greer, Jenna Fischer, Ray Corasani, Tony Hale, Thomas Lennon, Sinqua Walls, Paul-Mikel Williams, Max Ivutin, Bryce Gheisa, Cole Eichenberger


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 4 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 5 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas