Contáctanos

Cine

Morales, El Reformador

Publicado

en

2011 fue un año que marcó una nueva etapa del despertar ciudadano nacional, relacionado también a un estallido social en el resto del mundo. Las nuevas generaciones, sin la cautela de sus padres y abuelos, se lanzaron a cuestionar todo aquello que por largo tiempo había sido intocable. La película que nos convoca se ambienta en pleno 2010, cuando no había muchos indicios de lo que sucedería un MORALES, EL REFORMADOR 01año después, pero las aguas ya se empezaban a mover. Su protagonista es un idealista que intenta hacer de Chile un país donde sus ciudadanos recobren la preocupación por el otro.

La película sigue a Ulises Morales (Víctor Montero), un peculiar justiciero social que recorre las calles corrigiendo desde evasores del Transantiago hasta pedófilos. Este ciudadano aparentemente intachable -“cobra” multas a quienes considera culpables- es acompañado por Abel Gajardo (Ricardo Cubillos), quien registra cada detención con una cámara, la que finalmente es su mejor arma ante esta sociedad que considera va al despeñadero. El objetivo principal de Morales es devolverles el sentido de responsabilidad social a los chilenos, propósito que se irá concretando, ya que sus prácticas pasarán a ser sostenidamente más populares y admiradas.

Cual Llanero Solitario y Toro, cual Batman y Robin, el protagonista y su inseparable asistente recorrerán el país buscando rectificar las faltas de sus compatriotas. Morales es un tipo sin vacilaciones y escasos cuestionamientos personales, que tiene claro su propósito y lo cumplirá a como dé lugar: su cruzada de reeducar a la sociedad, con los conceptos de conciencia y responsabilidad como ejes.

MORALES, EL REFORMADOR 02Si bien la cinta es de una sola línea en ese sentido, se la juega por la ambigüedad en otros aspectos. Por ejemplo, su protagonista se mueve entre el autoritarismo y la consigna social. La idea de un hombre que debe salir a salvar a una sociedad que ha perdido sus valores, pasando por alto los poderes del país, no deja de tener tintes fascistas. Pero eso lo matiza con un discurso de lucha contra la opresión y los dueños del país. Tampoco existe total claridad sobre las reales motivaciones del protagonista, pues resulta chocante el que decida multar hasta a un  tipo que orina en una piscina. De esta manera, el filme consigue mantener un equilibrio y nunca precipitarse hacia la obviedad.

Este insólito punto de partida genera un efecto adictivo, capturando desde el principio y marcando una diferencia con lo visto en los años recientes en el cine chileno: la vía escogida para trazar su recorrido es la sátira social. Apuesta por plantear una historia extrema para dejarnos al desnudo y en evidencia, y lo hace de la mano de un buen timing y un humor negro muy especial, además de una atinada estética que va en sintonía con el material que registra el asistente del protagonista, ya que la propia cámara de Abel es por momentos la cámara del espectador.

MORALES, EL REFORMADOR 03Desafortunadamente, la frescura de la película se ve mermada cuando cae en la reiteración. El que muestre detención tras detención pueda resultar divertido si el recurso se aplica con criterio, pero este no es el caso; al menos no el ideal. Hay escasez de sorpresa y giros que le den combustible a la premisa, pues tiende a tocar una sola tecla en cuanto a la narración, ir a una sola velocidad, lo que hace menos ameno el resto del metraje, si se adiciona al hecho de que el protagonista está lejos de ser alguien con quien resulta fácil empatizar. Entremedio, hay una historia de amor que nunca termina por encajar, que mueve algo las aguas, pero a la que le falta consistencia y desarrollo. El vuelco que la historia antes pedía a gritos sólo se da en el último tramo, extendiéndose demasiado en mostrar caso a caso. Aunque esa vuelta de tuerca le otorga una renovada locura a la cinta, ganando interés en su epílogo.

“Morales, El Reformador” es una película de superhéroes sin trajes ni antifaces. Nada más que armado con su cámara y una verborrea imbatible, Morales intenta ser un agente de cambio. En ese sentido, se acerca más a lo que fue “Defendor” (2009) que a productos más blindados como los filmes de Spider-Man o Iron Man. Claro que sus intenciones parecen ser más rehabilitantes y aleccionadoras que castigadoras, y con culpables que sólo él consideraría culpables. Estamos ante una cinta que es un paso adelante en la comedia nacional, tan abocada a la intrascendencia y la tontera. Sin ser pulcra y regular, termina siendo lo suficientemente jugada e impetuosa como para hacer valer su visionado.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Roberto Flores

    27-Sep-2013 en 1:51 am

    DECLARACIÓN PÚBLICA

    Luego de visionar el filme nacional “Morales, el reformador”, dirigida por el cineasta Víctor Cubillos y protagonizada por Víctor Montero, el día de su estreno comercial, me he visto en la obligación de comunicar a la opinión pública lo siguiente:

    La producción guarda similitudes notables e inequívocas con mi novela titulada “El Héroe” (o cómo reivindicar el alma nacional) escrita el primer semestre de 2001 y publicada por Edebé en junio de 2003. Estas similitudes tienen relación con:

    1. La configuración del protagonista, el ciudadano alienado que, viendo el estado de cosas de su ciudad, decide ser héroe, haciendo justicia por sus propias manos. Los caracteres violentos e impositivos son comunes en ambos casos.

    2. El uso de humor negro y críticas ácidas a la sociedad. Tanto en la película como en la novela, esta característica es vertebral.

    3. Los espacios o ambientes que sirven de escenario: micros, calles santiaguinas, sala de clases, sede social, Paseo Bulnes, Paseo Ahumada, Plaza Italia, entre otros.

    4. La existencia de una joven de características angelicales pero con cierto rasgo promiscuo, Susana y Lulú, en el filme y la novela, respectivamente.

    5. El desarrollo de los acontecimientos: de ser individuos desconocidos, ambos se transforman en un fenómeno social con adhesión de multitudes toda vez que van cumpliendo las tareas que se proponen al inicio de las respectivas historias.

    6. Morales, luego de ser consagrado como paladín, es catalogado por Tati Pena como “héroe y justiciero”. En la novela ambos son los apelativos que la opinión pública otorga al protagonista que carece de nombre propio.

    7. Episodios del filme que refieren a diálogos o referencias aparecidos en la novela, cuyo contenido se acercan casi textualmente a la misma:

    a) Luego de la primera escena, Morales con voz en off refiere a que la gente es fácilmente manipulable. Agrega: “yo les mostraré el verdadero camino”. Los primeros días de labor, en la novela, el protagonista, luego de ver unas paletas publicitarias pagadas por un grupo cristiano señala: “Nadie asume la justicia en mi país. Sólo este pecho (…) Ese camino es el correcto”.

    b) En la escena de la película en que Morales atrapa a un tipo que roba un televisor, lo conmina diciéndole que si consideraba que eso era un artículo de primera necesidad. En la novela, unos asaltantes que cargan un televisor, son increpado por el protagonista que le dice: “- ¡Imbéciles! – les grité- ¡Así que robando para darse lujos!”.

    c) Cuando Morales y Susana toman helado en su primera salida, ella es quien toma la iniciativa de darle la mano a él. En la novela el narrador indica: “Ella (uso este pronombre ya que no me acuerdo de su gracia) pidió tomar mi mano”. Claramente el primer paso lo toman ambas.

    d) La noche en que conversan Morales y Susana en su habitación, él señala: “Yo soy diferente, te respeto a ti y a tu cuerpo”. En la novela, el protagonista, frente a la incitación de la chica él le señala: “(Le dije) que la quería, pero no quería empeorar las cosas. El sexo es un buen siervo, pero un insoportable amo”. Ambos justicieros optan por la castidad.

    e) En la misma ocasión, Morales le dice al finalizar la velada: “Ahora te llevo a tu casa, mañana tengo trabajo temprano”. El “Héroe” de la novela: “Te voy a dejar, fueron mis últimas palabras”.

    f) Morales castiga a un niño que se burla de un compañero peruano. El Justiciero de la novela castiga a un obrero que se burla de un mozo peruano.

    g) Morales encara a una chica de bikini que se “vende” por dinero, en una piscina. El Justiciero de la novela encara a una chica de un café con piernas básicamente con las mismas expresiones.

    i) Morales le señala a Susana, su pretendida: “podríamos ver una película de Raúl Ruiz”. El Justiciero de la novela le regala una tarjeta con un poema de Juan Luis Martínez. Nótese los gustos artísticos de obras inorgánicas y vanguardistas en ambos.

    j) En la oficina de Morales, ubicada en un edificio, uno de los afiches dispuestos tras el escritorio corresponde a fotos con manos abiertas. Dicho concepto sirve de base para la portada de “El Héroe” (o cómo reivindicar el alma nacional), que sugiere el instante en que el protagonista se cubre el rostro para no ser reconocido.

    k) El paseo por Plaza de Armas, la foto en el caballito de madera presentado en el filme, se asemeja y evoca el episodio en que Justiciero y Lulú pasean por el Zoológico y juegan a imitar a los animales.

    l) En la película Morales ajusticia a un hombre que practica violencia intrafamiliar en el segmento ABC1. En la novela, el Héroe ajusticia a un hombre que practica violencia intrafamiliar en el segmento E.

    ll) Al inicio de la caminata por el Paseo Bulnes, donde se emplazaba la antigua llama de la libertad, Morales refiere la animadversión entre O Higgins y Carrera, citando el lema de nuestro escudo. En la novela en dicho escenario se muestra la animadversión de Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones con una gresca de proporciones.

    m) En las palabras finales de Morales, éste concluye que los cambios se construyen a partir de las responsabilidades individuales. El Justiciero de la novela señala: “Los políticos y los caudillos piensan que el mundo va a cambiar desde arriba. Falso. Las revoluciones empiezan dentro de las personas”.

    Estos puntos, surgidos de un visionado no técnico del filme, dan luces del notable parecido entre ambas obras. Y, si bien es cierto, en prácticamente todas las noticias o entrevistas se ha hecho mención que es un remake de una cinta alemana, este único dato no constituye, per se, argumento suficiente para rebatir lo categórico de lo antecedentes expuestos.

    Anuncio, por lo tanto, que se procederá a agotar instancias para determinar si hay un ánimo de transgredir lo relativo a Ley de Derecho de Autor y Propiedad Intelectual, invitando a la Opinión Pública a hacer un juicio individual, confiando en que ella dará razón al malestar que ha motivado la presente comunicación.

    Atte.

    Roberto S. Flores Salgado
    Escritor

    http://www.laletramata.blogspot.com
    flores_salgado@hotmail.com

    Puente Alto, 27 de septiembre de 2013

    • Germán Záhtula

      29-Sep-2013 en 3:25 pm

      Pero… ¿Te gusto o no te gusto la wea?

  2. Roberto Samuel Flores Salgado

    04-Oct-2013 en 12:55 am

    Es mejor la novela. No hay por donde perderse.

Responder

Artículos

Estrenos cinematográficos del 19 de octubre

Publicado

en

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

“Princesita”

Título Original: Princesita

Director: Marialy Rivas

Duración: 71 minutos

Año: 2017

Reparto: Sara Caballero, Marcelo Alonso, María Gracia Omegna, Nathalia Acevedo, Rafael Federman, Emiliano Jofre

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 9 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 6 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: