Contáctanos

Cine

Mi Vieja y Querida Dama

Publicado

en

Si bien, una película como “Mi Vieja y Querida Dama” nunca se siente completamente necesaria, es bien recibido el tener contenido apuntado directamente a adultos, que no comprometa lo que quiere ser por un par de bromas fáciles, o que suavice los conflictos de sus personajes. Es la adaptación de la obra de Israel Horovitz, escrita y dirigida por él mismo en su debut cinematográfico, y se presenta MY OLD LADY 01como una historia sencilla: tres personajes, una locación y la cantidad de secretos y omisiones que se ha acumulado a través de los años.

Mathias Gold (Kevin Kline) es un abatido estadounidense con tres divorcios a su haber, varios intentos de novelas fracasadas y, por lo mismo, poco que perder. Sin mayores expectativas, llega a Francia a reclamar la herencia de su padre: un enorme departamento con una excelente ubicación en el centro de París. El problema es que, debido a un particular sistema inmobiliario francés, el lugar viene con la condición de que Mathias debe mantener a la ex dueña, Mathilde (Maggie Smith), una lúcida anciana de más de noventa años, hasta que muera.

La premisa es sencilla y, a pesar de que esta junto al liviano tratamiento inicial pueden sugerir que la cinta será una comedia de enfrentamientos entre dos personajes completamente disímiles, rápidamente se convierte en algo distinto. Maggie Smith y Kevin Kline efectivamente tienen intercambios de esta naturaleza, y verlos atacarse sutilmente para conseguir lo que quieren tiene su encanto, pero progresivamente la película va dejando atrás la comedia y empieza a calar más hondo MY OLD LADY 02en las razones detrás de los deseos de los personajes, y estas motivaciones distan mucho de buscar hacer reír.

Si originalmente vemos las riñas entre una estrafalaria anciana, su desconfiada hija (Kristin Scott-Thomas) y un amargado hombre fuera de lugar en esta ciudad pulcramente representada, la cinta se convierte en un melodrama existencial cuando se empiezan a develar los vínculos entre Mathilde y el padre de Mathias, además de exponer los tormentos a los que sus personajes han sido sometidos durante sus vidas. Es una buena estrategia de progresión dramática para una película que originalmente corre el riesgo de convertirse en un drama de bienes raíces, pero la trayectoria de comedia ligera a esta versión más oscura no es completamente sutil.

Afortunadamente, como es menester en adaptaciones teatrales al cine, la elección de los intérpretes se vuelve fundamental, y en este caso ellos son razón suficiente para que dicho paso de comedia a drama, además de los extensos monólogos y las situaciones a las que se enfrenta cada personaje, sea convincente. Kristin Scott-Thomas y Maggie Smith están indiscutiblemente entre las mejores actrices MY OLD LADY 03de sus respectivas generaciones, por lo que incluso en personajes no tan desarrollados pueden encontrar sutilezas y volverlos interesantes. Kevin Kline es también una opción acertada, sino engañosa en un principio. El actor, reconocido principalmente por sus papeles cómicos, es una ingeniosa elección, lográndose por su mera presencia afable que la deconstrucción y el desmoronamiento de su personaje sean más efectivos.

Quizás lo más original de la película sea la premisa inicial, la comedia liviana de la que intenta escapar y que rápidamente deja atrás. Y aunque por la necesidad de darle relevancia y humanidad a una historia sin mayor peso, la película cae en lugares comunes y conflictos ya vistos, seguir al trío de actores mientras se enfrentan con emociones que van desde el cariño hasta el rencor, es suficiente para hacer que “Mi Vieja Y Querida Dama” sea una experiencia agradable.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Cine

Feliz Día De Tu Muerte

Publicado

en

Uno de los recursos argumentales utilizados en la fantasía y ciencia ficción tiene que ver con la eventualidad de estar atrapado en un mismo período de tiempo en un loop eterno. En 1993, la cinta “Groundhog Day” utilizó este artificio como idea central, y sin ser la pionera, es una de las ideas más citadas, sirviendo como referente para diferentes películas y series de televisión en géneros que van desde de la ciencia ficción (“Edge Of Tomorrow” de 2014 o  “Source Code” de 2011), hasta el drama (“Before I Fall” de 2017). Dicha herramienta podría agotarse si no se reinventa, por lo tanto, el director Christopher B. Landon (“Paranormal Activity: The Marked Ones”, 2014) la utiliza en una cinta de terror donde ser asesinado una y otra vez podría dar un giro nuevo y original.

Tree Gelbman (Jessica Rothe) es una joven universitaria que, luego de una alocada fiesta, se despierta una y otra vez en el día de su cumpleaños, que coincide con el día de su misteriosa y repentina muerte. Consciente de estar atrapada en esta situación aparentemente sin escapatoria, deberá tratar de descubrir a su asesino y romper con el círculo vicioso que no la deja seguir con vida.

Los géneros cinematográficos podrían servir para clasificar y encasillar a ciertas cintas, para así poder entenderlas dentro de ciertos parámetros, y estos también permiten ser moldeados y de esa forma forjar resultados frescos e interesantes que puedan aportar con características propias y consecuentemente sostenerse por sí mismos. Lo que se puede adjudicar “Feliz Día De Tu Muerte” como refrescante, radica en el camino que transita entre diferentes géneros para contar su historia. Su primer acto podría ser ubicado en un slasher con los elementos propios de aquel subgénero, pero paulatinamente va evolucionando hacia una cinta de misterio y crimen, conforme la protagonista va descubriendo la razón de su particular situación, sin embargo, lo sorprendente es el juego que genera con la comedia, liberando la tensión y dando un giro inesperado en su construcción narrativa. Esta evolución progresiva genera que no se tome a sí misma en serio, facilitando la experiencia de una cinta más liviana de lo que pretende ser.

La idea de repetir el mismo día y estar atrapado en el tiempo da pie a que el personaje en cuestión sea capaz de hacer las cosas diferente y redimirse en el proceso. En ese sentido, Tree funciona adecuadamente como una protagonista capaz de aquella transformación. En ella se ve encarnando el estereotipo más superficial de pertenecer a una sororidad en la comunidad universitaria estadounidense. Caracterizada como una joven soberbia y egocéntrica, provocará que cada una de sus relaciones interpersonales sean identificadas como posibles asesinos cuando deba descubrir aquel enigma, además de ganarse la posible apatía de la audiencia. Pero su evolución demuestra cómo la empatía puede ser bien utilizada y revertir esta percepción cuando, poco a poco, el espectador espera que sus estrategias tengan un buen resultado y ella pueda lograr salir de aquella realidad.

La cinta va descubriendo sus objetivos y los caminos que pretende recorrer de manera gradual y el guion está tejido de tal forma, que empieza a mostrar la autoconsciencia que existe de sí misma, por lo tanto, sabe lo que quiere lograr, pero es en ese recorrido cuando cae en clichés y en la construcción de estereotipos por parte de sus personajes secundarios, que poco aportan al entramado central, y ya cuando pretende dar giros que puedan sorprender, termina entrampándose, por lo que tiende a ser predecible, dejando cabos sueltos que debilitan su construcción narrativa.

Es probable que cada generación tenga a su disponibilidad cintas de terror que caractericen el contexto en el que fueron estrenadas, y esta cinta claramente le habla a un público objetivo relativamente joven, pues trata de generar vínculos a través de guiños a la cultura popular y la inclusión de música pop contemporánea, en un montaje que sirve más que nada como momento de distensión en una cinta donde el horror es dejado a un lado para darle mayor énfasis al cruce de estilos.

“Feliz Día De Tu Muerte” es el resultado de experimentar con un recurso narrativo situándolo en una aparente cinta de terror, pero que tiene mucho más de comedia paródica. Lo anterior podría generar cierta disposición a la reinvención, pero la autoconsciencia le juega en contra, transformándola en un película predecible y carente de originalidad en su ejecución. Sin embargo, la manera en que se construye demuestra que sus objetivos radican en la ligereza de su tono y no aspira más que a la diversión del momento.

Por Ángelo Illanes

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 5 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 6 días

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

DiscosHace 3 semanas

Cevladé – “Pinceles y Puñales”

El rapero es un músico, un escritor, un intérprete. Pero el rapero, antes que todo, es un ser humano, y...

Publicidad

Más vistas