Contáctanos

Cine

El Diablo Es Magnífico

Publicado

en

El cine biográfico, en especial aquel que toma la vida de una persona y le agrega ligeros toques de fantasía para proteger la intimidad de la persona expuesta a la cámara, es un arte en sí mismo. Requiere de una mirada delicada, de una inteligencia abierta a las posibilidades, y un ojo cinematográfico capaz de saltar desde los datos duros y verídicos a los arreglos propios de una película. Ahora bien, esta pieza de arte no se completa sin la necesaria contraparte: la persona que retratada. “El Diablo Es Magnífico” nos acerca a la problemática del mundo no-binario a través del retrato de Manu, una persona trans que nos abre las puertas de su mundo -y con ello pone sobre la mesa al mundo de las diversidades de género- durante los 67 minutos que dura esta experiencia fílmica.

Nicolás Videla nos presenta así un segundo trabajo como director, fiel a su estilo biográfico-híbrido que ya se saboreaba en su primera cinta, “Naomi Campbel” (2013). Esta vez, la película trata sobre Manu (Manuela Guevara) -narradora, protagonista y guionista del film- y sus pensamientos íntimos que configuran su mundo en las calles de París. Será allí donde nos adentraremos en las distintas reflexiones sobre el amor, el sexo y la realidad de vivir como un ser no-binario en la mal llamada capital del amor.

Como es de esperar al mencionar París, uno de los puntos fuertes de la película es su visualidad. Un trabajo de cámara impecable que, en contra de lo que se puede pensar, no sólo saca lo mejor de los paisajes y locaciones bellísimas de la ciudad, sino que también logra crear espacios de intimidad, de reflexión y dinamismo a través de un uso astuto de la misma, a medida que sigue a la protagonista en sus idas y venidas urbanas. De igual forma, esta propuesta que oscila entre el acercamiento total del encuadre y la apertura casi paisajística, permite que la película cuente una historia visual por sí misma, un relato que se ve complementado por las narraciones de la protagonista en una muestra de lo que puede hacer el buen uso de elementos técnicos escuetos.

A la par con esta rítmica visual profundamente lograda, será la voz de Manuela Guevara la que nos transporta por una historia no lineal, que se asemeja a las entradas de un diario de vida. Pensamientos desordenados, divagaciones, reflexiones y entrevistas se compiten la pantalla con relatos de historias a medida que los minutos se suceden. Este collage narrativo se convierte rápidamente en una de las apuestas más arriesgadas de la película, puesto que requiere que el espectador se compenetre verdaderamente con el pensamiento y vivencia de Manuela para poder hacer del film un viaje interesante.

No obstante, ese mismo estilo narrativo genera dos puntos climáticos muy marcados en el film: por una parte, momentos de extrema conexión humana con lo visto, con el relato auténtico de un ser humano, y sus vicisitudes que nos tocan en lo más profundo; y por otra parte, momentos alargados que no terminan de convencer, o que aparecen y desaparecen sin lógica alguna, sin dar mayor valía o explicación de su existencia en términos narrativos.

Finalmente, y siguiendo la línea de estos momentos enrevesados, la película insiste en un elemento que -al menos durante los primeros 40 minutos del film- se presenta como forzado, críptico y escasamente integrado: el baile. Se trata de secuencias dancísticas bellamente coreografiadas al ritmo de distintas canciones que componen la banda sonora traída por Santiago Jara y Martín Bruce. Dichos momentos rompen los clímax más interesantes del film por razones que no terminan de entenderse; instantes preciosos de emocionalidad que son arremetidos por este elemento que parece pertenecer a una idea que no termina de enlazarse adecuadamente al relato propuesto por la película. Sin duda alguna, no se trata de un elemento crucial ni mucho menos una razón que empañe el trabajo bien logrado del resto del film, sino de un momento sensible y hermoso que es casi totalmente desaprovechado por la posición que ocupa respecto al ritmo narrativo que el director propone.

En síntesis, “El Diablo Es Magnífico” es una película llena de contrastes. Es un viaje en búsqueda de aquello que fue arrebatado y silenciado: la dignidad de tener una voz propia. Como es de esperar, no todos sus elementos llegan a buen puerto, sin embargo, es innegable el excelente trabajo que se evidencia en esta producción y que -al igual que en la vida de las personas que buscan dejar de negarse el amor, la comida y la voz- constituye un riesgo que hace crecer enormemente la propuesta de esta película, a pesar de sus vicisitudes y detalles totalmente perdonables.

Por Ricardo Tapia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Estrenos cinematográficos del 19 de octubre

Publicado

en

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

“Princesita”

Título Original: Princesita

Director: Marialy Rivas

Duración: 71 minutos

Año: 2017

Reparto: Sara Caballero, Marcelo Alonso, María Gracia Omegna, Nathalia Acevedo, Rafael Federman, Emiliano Jofre

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 5 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 6 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas