Tea Time de Los Tetas fue formalizado por violencia de género y es marginado de la banda

Lunes, 3 de Julio de 2017 | 11:09 am | No hay comentarios
Tea Time de Los Tetas fue formalizado por violencia de género y es marginado de la banda

En la nota negra, negrísima de la jornada, el vocalista de Los TetasCamilo Castaldi (conocido por su nombre artístico, Tea Time) fue acusado de reiterados maltratos físicos y psicológicos contra su ex pareja, Valentina Henríquez.

La información fue publicado por la propia joven mediante su cuenta de Facebook. A través de un crudo relato, que fue acompañado por más de veinte fotografías que prueban los lamentables acontecimientos, Valentina explicó cómo se produjeron las agresiones físicas y verbales durante todo el período que se mantuvo la relación. Entre las frases más fuertes de la crónica, Valentina señala “empezó a golpearme en la cara, me agarraba los brazos y me pegaba cabezazos o me escupía, también me tapaba la boca dejándome sin poder respirar y él encima mío, yo pensaba que iba a morir, me pegaba en la mandíbula muy fuerte porque yo lloraba y me decía cállate perra, eso fue lo primero“.

A pesar de que en el texto Valentina no menciona el tiempo total que duró el noviazgo (pudieron ser dos años), sí da cuenta de que a mediados del tercer mes Castaldi comenzó a maltratarla. En la medida que la relación avanzaba, la estudiante de periodismo recibía más agresiones, las últimas sólo antes de ayer (1 de julio) y la semana pasada, cuando no sólo fue Castaldi quien la golpeó, sino que también un amigo del músico avalado por el mismo: “ayer hasta me sacó un cuchillo y me ha amenazado de muerte a mí y a mi familia con los que siempre se refiere a ellos con improperios” describe Valentina.

De acuerdo al relato, la conducta violenta de Castaldi era exacerbada por su adicción al alcohol y a las drogas, principalmente a la cocaína. Si bien en un principio los ataques eran precedidos por una discusión, hacia los últimos meses el cantante actuaba sin razón ni control: “Él ahora ya no pedía disculpas sino que se enojaba él por haberme pegado a mí, me llamaba loca, me gritaba loca y cosas al frente de todos, su defensa era que yo soy loca, que yo invento que él me pega, que yo lloro por nada” expone la joven.

Valentina también menciona que Castaldi tiene vínculos con una cantidad de delincuentes y narcotraficantes que lo abastecen con drogas cuando él no tiene el dinero para comprarlas. La estudiante comenta: “Siempre defiende y defenderá a los “malos”, a los “choros”, a los narco, a los que han robado, a los que se han robado un banco, incluso en su biografía de Facebook tiene puesto que él es ladrón de bancos, pues esa es su fantasía, robar algo grande, matar a alguien, ser un gangster, como el cliché del rapero“. La joven continúa “a mí siempre me decía que los narcos y ladrones tenían más cosas buenas que yo y que yo debía respetarlos porque yo no valía nada comparada con ellos“, completando la idea con “él me dijo que si yo tuviera amigos flaites choros me trataría mejor, porque si no podrían defenderme, me dijo que sus amigos le decían que “pololeo sin moretones no es pololeo”.

Además de lo anterior, Valentina señala que Castaldi receptó los instrumentos que hace un tiempo fueron robados a Javiera Mena y que una de las guitarras fue escondida en su casa.

Por la otra parte, luego de que las acusaciones se hicieran públicas, Castaldi desmintió todo el relato argumentando que la joven padece de graves trastornos psicológicos y que los golpes que se muestran en las imágenes fueron auto infligidos. El resto de los integrantes de Los Tetas también se pronunció en un primer comunicado, condenando cualquier tipo de violencia contra las mujeres y descartando emitir un juicio más acabado sobre lo ocurrido por no contar con mayores antecedentes. De la misma forma, hicieron un llamado a “ser responsables con las aseveraciones y declaraciones que se hagan públicamente respecto de estas graves acusaciones“. Luego, en un segundo comunicado emitido en la tarde de hoy a través de sus redes sociales, decidieron marginar a Castaldi de la banda, y esperar el resultado del proceso judicial que se llevará a cabo.

Finalmente, en la audiencia realizada el día de ayer, Castaldi quedó formalizado por lesiones menores bajo el concepto de violencia intrafamiliar, y con una medida cautelar que le impide acercarse a Henríquez y sus lugares de estudio y trabajo. La fiscalía tendrá 60 días para investigar.

Los hechos inevitablemente recuerdan el caso de Cristian Aldana, líder de la banda argentina El Otro Yo, quien en diciembre pasado también fue acusado de violencia de género por un grupo de mujeres en el país trasandino, permaneciendo hasta el día de hoy en prisión.


Enlace corto:

Comentar

Responder